23.6°C / 74.5°F
C: 18.00 | V: 18.77

Servicio Uber

Por: Alejandro Velasco | 16 de abril, 2018 - 03:15 | Opinión |

Resulta muy decepcionante que un servicio que se supone, vendría a ayudar a los juarenses a transportarnos con eficiencia y a un precio justo, al cabo de unos meses se ha convertido en un remedo de lo que debería de ser, pues los socios, como se les llama a quienes operan los vehículos Uber, comenzaron con muchas ganas y buena actitud de hacer la diferencia, tanto, que se notaba desde que recogían al pasaje, bueno eso cuentan algunas personas, quienes afirman que efectivamente les atendían con amabilidad preguntándoles si el aire o calefacción estaban a su gusto, si preferían alguna estación de radio en particular o de plano la radio apagada, les ofrecían una botella de agua purificada, además de unidades de muy reciente modelo y en perfectas condiciones con todas las comodidades; en fin todo lo contrario a lo que siguen ofreciendo los taxistas, aunado a un precio mucho más bajo, pero como le digo eso pasó a la historia.

En mi experiencia muy particular, nunca me tocó pagar menos de 150 pesos por servicio y eso que las distancias no eran muy grandes, pues por alguna situación que aún no puedo entender, me tocaba siempre la famosa tarifa dinámica, la cual, afirman, que se activa cuando la demanda de usuarios supera a la oferta de vehículos disponibles y eso puede ocurrir a cualquier hora, sin importar el día, así que eso de que sale más barato que los taxis no lo he podido corroborar, otra cosa que nunca me ofrecieron fue la botellita de agua, y el argumento era que se les habían terminado; en las ocasiones en que he utilizado un Uber, ninguno de los choferes me ha preguntado si la música o el clima al interior del vehículo es de mi agrado, en una ocasión me tocó que el chofer hacia mucha platica pero con un lenguaje como de carretonero, en fin en lo particular yo no le vi ninguna diferencia con lo que ofrece un taxi.

Y aunque parece que las rivalidades entre taxistas y ubers ya se tranquilizó, la realidad es que este servicio ha tenido varias quejas de los usuarios pero ahora refiriéndose a la seguridad, pues en nuestra ciudad y en Chihuahua capital se han reportado casos de operadores del mencionado servicio, involucrados en homicidios y otras actividades relacionadas con la delincuencia, lo que lo mantiene con una muy mala imagen ante los usuarios, mismos que han comenzado a resentir los estragos de esa mala fama, ya que en la actualidad ya no resulta tan rentable dedicarse al negocio de transportar gente.

Lo malo es que esa mala fama se la han ganado entre ellos, pues platicando con algunas personas que han trabajado en estos vehículos, me comentan que existen compañeros que han agarrado la maña de desconectarse de la plataforma a ciertas horas, con la intensión de que se active la tarifa dinámica que es más cara de lo habitual, y por lo mismo, les deja mayores ganancias, para entonces, aparecer de la nada y aplicársela al cliente, eso por mencionar solo una de las irregularidades que están cometiendo algunos de los choferes, obviamente no se puede generalizar por unos cuantos, pero la verdad es que por unos, la pagan todos, ya que esto va a terminar con lo que parecía un buen negocio.

También está el otro aspecto que tiene que ver con la cantidad de automóviles uber que hay en la ciudad misma que ronda los más de 5 mil, lo que posiblemente rebase la demanda que se requieren, ya que los taxis apenas son cerca de mil 500 y batallan para conseguir pasaje.

Recientemente salió una nota en el periódico El Universal en la que se menciona que los socios del referido servicio ya se están quejando de que la mala fama les está acarreando estragos económicos, pues refieren que anteriormente en meses regulares sacaban alrededor de 25 mil pesos al mes y ahora se les han caído las ganancias en un 25%. Por lo anterior aseguran que los directivos de la empresa deben implementar alguna estrategia que recobre la confianza en la misma; la situación aquí es que los responsable de su mala fama son los que operan directamente los vehículos, pues son la cara de la empresa, así que en la medida en que de verdad brinden un servicio de calidad, en esa misma proporción regresará el prestigio, y esa debería de ser la idea…