31.3°C / 88.4°F
C: 18.80 | V: 19.50

Contribuyamos a la grandeza de México

Por: Alfredo Martínez de Aguilar | 16 de abril, 2018 - 06:23 | Opinión |

Escribir un libro es engendrar un hijo. Hacer la Presentación del libro de Marcelino Miranda Añorve, Contribuyamos a la grandeza de México, en el auditorio La Tormenta de la Universidad José Vasconcelos (UNIVAS), fue oportunidad de compartir algunas reflexiones y escenarios.

Allah, el Justo, el Clemente, el Creador, enseña en el Sagrado Corán que para trascender en esta vida hay que hacer tres cosas: escribir un libro, plantar un árbol y tener un hijo. 

Marcelino Miranda Añorve ha escrito ya tres libros, La Política y el Juego del Poder, en el que sugiere elevar el nivel de la política al debate de ideas.

Y, el segundo, La Reinvención de la Política en el que urge a construir un nuevo proceso de cambio en los gobiernos Estatales y Municipales.

En este su tercer libro Contribuyamos a la grandeza de México, propone como ruta transformar, fortalecer y mejorar las instituciones nacionales.

Si la nomenclatura del PRI-gobierno salinista no hubiera ordenado la muerte de Luis Donaldo Colosio y, posteriormente, la ejecución del ex cuñado de Carlos y Raúl Salinas y ex esposo de Adriana Margarita, José Francisco Ruiz Massieu, Marcelino, seguramente hubiera sido Director General del ISSSTE, Senador y Gobernador de Guerrero.

Ruiz Massieu fue eliminado "porque estorbaba el proyecto salinista", según se desprende de las investigaciones del Ministerio Público federal consignadas al Juez de la causa. Al igual que Colosio, José Francisco estorbaba porque quería modernizar al PRI-gobierno, como hoy lo propone Marcelino.

Investigaciones que llevan a Justo Ceja y al organizador de la ejecución, el diputado federal tamaulipeco Manuel Muñoz Rocha y Fernando Rodríguez González, y a los asesinos materiales, Daniel Aguilar Treviño y Carlos Cantú Narváez. 

Como suele ocurrir en los crímenes de Estado, Raúl Valladares del Ángel involucrado en la ejecución, lugarteniente de Juan García Ábrego -il cappi di tutti capi- era compadre de Abraham Rubio Canales, financiero del asesinato.

Con justa razón Mario Ruiz Massieu, hermano del asesinado José Francisco, sintetizó magistralmente el complot en la lapidaria frase "Los demonios andan sueltos y han triunfado".

Miranda Añorve reflexiona y brinda sugerencias a los candidatos a la Presidencia de la República, Senadores, Gobernadores, Jefe de Gobierno de la CDMX, Diputados Federales, Locales y Concejales, de transformar, fortalecer y mejorar las instituciones nacionales.

No descalifica ni cuestiona, mucho menos acusa a nadie.

Sin embargo, es ocasión propicia para compartir con ustedes una serie de reflexiones, algunas provocadoras del debate.

Porque a México se lo empezó a llevar La Chingada, nombre del rancho de Manuel Andrés López Obrador, cuando el PRI-gobierno mandó al diablo a las instituciones antes que lo hiciera el candidato presidencial de la izquierda populista.

A nuestro leal saber y entender éste es el problema de fondo. A pesar que la democracia es una degeneración de las formas de gobierno, aceptando sin conceder que es el menos peor de los gobiernos, a querer o no, guste o no tenemos que reconocer que México es un Estado de Derecho, pero no Democrático.

Porque la partidocracia no respeta el Estado de Derecho y las leyes que de este emanan, lo que ha prohijado la corrupción y la impunidad.

La democracia, de ninguna manera, se agota en acudir a la urna a votar ni en la simple representación de Presidente de la República, Senadores, Diputados federales, Gobernadores, y concejales municipales.

La democracia real requiere pasar de la democracia representativa a la democracia participativa, pero ello requiere como condición indispensable ser un pueblo con ciudadanos alimentados y nutridos, educados integralmente, con empleo y salario suficiente, digno y decoroso.

Con plena garantía de respeto a sus derechos humanos a la salud, a la educación y a la cultura, al trabajo, a la vivienda e, incluso, al deporte y al sano entretenimiento. 

Miranda Añorve destaca que México necesita con urgencia liderazgos sociales y gobernantes con visión de estadistas, ocupados en las próximas generaciones, no en las próximas elecciones.

Formado en la sabiduría del viejo sistema político mexicano sostiene que la mejor política, es la prevención, a través del sentido de oportunidad, el diálogo y los acuerdos. Feeling and timing.

Rechaza la improvisación e ineptitud, ineficacia e ineficiencia en política y en la administración pública y mucho más en el gobierno. 

No ignora la reiterada esperanza de cambio del pueblo en sus representantes para mejorar la vida nacional, empezando por hablar con la verdad al pueblo.

Sostiene que solo la justicia con desarrollo garantiza la gobernabilidad y la gobernanza, y la posibilidad de restaurar la paz social.

En la jornada electoral del próximo 1 de julio, considerada la madre de todas las batallas, no solo están en juego, por primera vez, el mayor número de cargos de elección popular, 3,416 en total, con tres coaliciones y dos candidatos independientes.

Está en juego, sobre todo, el proyecto de nación que queremos para México. O dictablanda del PRI o dictadura populista de Manuel Andrés López Obrador.

En un ejercicio de creación de escenarios futuros, desde ya podemos adelantar que no todo está escrito, pues habrá grandes sorpresas. 

Muy pronto viviremos sobresaltos tan grandes como el hecho que por tercera ocasión consecutiva puede perder MALO y mantener el PRI la Presidencia de la República y la mayoría relativa en el Congreso de la Unión, pero López Obrador, Morena, la CNTE y las organizaciones sociales radicales, pueden incendiar algunas entidades del Sur-Sureste, especialmente Oaxaca, Guerrero y Chiapas.

Margarita Zavala y Jaime Rodríguez El Bronco terminarán aliados electoralmente, de hecho, con el PRI quizás ya no Pepe Meade como candidato y sí con Aurelio Nuño Mayer, finalmente los dos son judíos, y ayudarán a ganar a éste.

Sabedores que el establishment norteamericano y Wall Street influyen en las decisiones del PRI-gobierno, Manuel Andrés López Obrador se apoya en los judíos John Mill Ackerman y Claudia Sheinbaum y Ricardo Anaya Cortés en Jorge Castañeda Gutman y Salomón Chertorivski Woldenberg, entre otros.

Al margen de un espíritu conspiracionista o de una mente calenturienta estos elementos de juicio objetivos prueban que en política en general y menos en los procesos electorales federales hay casualidades y, sí, causalidades.

En la jornada electoral del próximo 1 de julio está en juego, pues, el destino global de México.

Aquí mismo en Oaxaca, los adversarios y enemigos de Salomón Jara votarán por Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva y los perredistas que rechazan a éste votarán por Raúl III Bolaños Cacho Cué.

La coalición "Todos por México" mantendrá, a nuestro juicio, la mayoría relativa en el Congreso del Estado, a efecto que Alejandro Murat pueda gobernar y consolidar su proyecto nacional, entre otras sorpresas. 

Los candidatos a senadores del PAN, PRD, MC y PRI, PVEM, Panal, pueden ganar la elección a la Senaduría y encaminarse a disputar la Gobernación de Oaxaca en 2022. Al tiempo. 

La razón es simple y sencilla los militantes y simpatizantes de la coalición "Juntos Haremos Historia" votarán por Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, por las imposiciones de Manuel Andrés López Obrador y Salomón Jara.

Y los militantes y simpatizantes de la coalición "Por México al Frente" votarán por Raúl III Bolaños Cacho Cué indignados por la imposición de Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva desde el PRD.

Susa Harp tiene en contra, sobre todo, el rechazo aplastante de Alfredo Harp Helú y el apoyo del banquero filántropo a Raúl III Bolaños Cacho Cué, proyecto transexenal del grupo en el poder.

Detrás de la Noticia
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.