23.8°C / 74.9°F
C: 18.00 | V: 18.77

CNTE-URO-Flavio-APPO y la revuelta en apoyo de MALO

Por: Alfredo Martínez de Aguilar | 28 de marzo, 2018 - 10:40 | Opinión |

Sin ser pitonisos ni mucho menos agoreros del desastre, de manera insistente y machacona, hemos advertido sobre la revuelta que viene en apoyo de Manuel Andrés López Obrador (MALO).

No se trata de una jalada de pelos, ni menos de una mente calenturienta o de un sueño de opio, sino de armar el rompecabezas con elementos objetivos de juicio contrastados con la realidad.

En el actual proceso electoral federal estalló una batalla más en la guerra a muerte entre los ex gobernadores Ulises Ruiz y José Murat. El móvil, no es otro que la próxima gobernación de Oaxaca.

Dicha, causa, motivo o razón, para provocar ingobernabilidad es dañar la línea de flotación del gobierno de Alejandro Murat, para evitar que tenga éxito y catapulte su proyecto nacional.

No es nada casual que resurja el TUCOM-Todos Unidos contra Murat, en una hasta hace poco impensable alianza entre Ulises, Flavio Sosa, Comuna, la CNTE y organizaciones de la APPO. 

Observamos un nuevo episodio de la guerra sin cuartel con la participación de todos contra todos, senaduría por senaduría, distrito por distrito, federal y local, y por las presidencias municipales. 

La división, enfrentamiento y desbandada se da, sobre todo en el Partido Revolucionario Institucional, pero se hacen extensivos a los coaligados PAN, PRD, Movimiento Ciudadano. 

Esta mezcolanza forma un coctel subversivo altamente explosivo y en consecuencia, altamente peligroso. Es, a querer o no, guste o no, un asunto de seguridad nacional por sus oscuros nexos.

Nadie medianamente informado ignora en México que las células de los grupos armados que operan en Oaxaca se camuflajean, protegen y amparan, en las filas de la Sección XXII de la CNTE.

A pesar que pretenden confundir al pueblo deslindándose del apoyo electoral a López Obrador, candidato presidencial vitalicio de la izquierda populista, mantienen una estrecha alianza.  

Prueba de ello, por espacio de 37 años los activistas y milicianos de la Sección XXII de la CNTE continúan la Guerra Popular Prolongada (GPP) con claras estrategias y tácticas guerrilleras en las diversas regiones de Oaxaca, especialmente en la capital del estado.

Da lo mismo si la agitación y subversión, con ribetes de terrorismo, lo realiza directamente el Comité Ejecutivo Seccional, la Coordinadora Estudiantil Normalista del Estado de Oaxaca (CENEO) o la Escuela Normal Superior Federal de Oaxaca (ENSFO).

El objetivo es dinamitar al PRI-gobierno nacional y local, y pasar la factura a Pepe Murat, al apoyar a Manuel Andrés López Obrador y a los candidatos del Movimiento de Regeneración Nacional. 

No es casual que Ulises Ruiz, a través de su grupo Democracia Interna reclame epistolarmente al sacrificable Pepe Meade que revise la lista de pluris, que no mienta que está en segundo lugar y exija "sacudirse" a Aurelio Nuño, posible sustituto de Meade, y Enrique Ochoa Reza.

Tampoco es casual que en temporada vacacional resurja la violencia en Nochixtlán, feudo del ulisista Herminio Chávez Cuevas y que sea Efraín Solano Alinarez, cancerbero de don Flavio, quien ordene incendiar el DIF Municipal a activistas del Comité de Víctimas.

Acaso es simple coincidencia que de la noche a la mañana, después de dos años, el presidente municipal de Asunción Nochixtlán Rubén Alcides Miguel, inflamara su alma de amor por su tierra y convocara a su pueblo a retirar las barricadas con vehículos quemados durante el enfrentamiento del 19 de junio de 2016.

Será simple coincidencia y casualidad que el dirigente de la organización Unidad, Identidad y Raíces de Oaxaca (UNIR), Efraín Solano Alinarez, mozo de estoque de Flavio, ahora seguidor de MORENA, apareciera en Nochixtlán para incendiar las oficinas del DIF Municipal y vehículos.

Por favor, no pequemos de ingenuos, porque sería lo mismo que pecar de pendejos. A la luz de todos hechos concatenados es innegable que se trata de una acción concertada, debidamente planificada y fielmente ejecutada, como parte de la estrategia de permanente provocación para no dejar gobernar a Alejandro Murat.

Para propagar el incendio, Efraín Solano Alinarez inmediatamente difundió a través de las redes sociales la mentira para sembrar terrorismo sicológico que hubo dos heridos, Juan Acevedo y Martín Silva, para echar gasolina al fuego. Cobardemente desde el anonimato de la masa, los activistas de COVIC lapidaron un autobús de turistas.

Afortunadamente, el Secretario de Gobierno, Héctor Anuar Mafud, y el Fiscal General del Estado, Rubén Vasconcelos Méndez, tomaron al toro por los cuernos y desactivaron la conjura ulisista. En la negociación participó el guerrillero Germán Mendoza Nube, dirigente del FPR, y Flavio Sosa, lo que confirmó que son la mano negra que mece la cuna de la violencia.

El Gobierno del Estado de Oaxaca condenó enérgicamente los hechos de violencia sucedidos la noche de antier en Asunción Nochixtlán y reitera su indeclinable compromiso de preservar el Estado de Derecho y la protección de los Derechos Humanos.

La Fiscalía General del Estado ha iniciado las investigaciones correspondientes para deslindar las responsabilidades que correspondan por los daños y lesiones provocados a bienes y personas y la Secretaría General de Gobierno ha iniciado el diálogo con las organizaciones sociales para reestablecer la paz y garantizar la seguridad de los pobladores.

El Gobierno del Estado coadyuvará en todo momento con la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, así como con el Comité de Víctimas 19 de junio para esclarecer los hechos y garantizar el Estado de Derecho.

Para tener mayor claridad de la conjura contra Oaxaca y los oaxaqueños, es importante rescatar la información de la Agencia JM, que dirige nuestro amigo Jaime Méndez Pérez sobre la anarquía y corrupción en la ENSFO:

Desde 2010 imperan el desorden administrativo y presuntos actos de corrupción en la Escuela Normal Superior Federal de Oaxaca, donde el Consejo Estudiantil crea, fuera de toda norma y actuando en la anarquía total, sus propios planes de estudio y contratan a maestros a modo para impartir clases, los que tienen prohibido reprobar a los alumnos.

Ahora, con actos de presión y provocación como los bloqueos de calles, quieren poner en jaque a la ciudadanía para que las autoridades violen la ley y cedan a sus peticiones.

Demandan la emisión de la convocatoria del ciclo escolar 2017-2018, que debió haberse emitido en septiembre del año pasado, por lo que está fuera de tiempo y lugar de acuerdo con la ley, a consecuencia de las múltiples irregularidades en la institución.

Por otra parte, sin la aprobación de la Secretaría de Educación Pública (SEP) ni del Instituto estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), en la ENSFO cambiaron a la plantilla de maestros sin que se comprobara que tienen el perfil para dar clases.

Además, se han negado a informar cuántos alumnos están inscritos en la sede y las subsedes. Es importante mencionar que por el número tan pequeño de alumnos no es viable mantener varias subsedes, por lo que les recomendaron conjuntar a todos los alumnos en una sola sede.
Debido a que sus grupos empiezan a disminuir, ahora buscan matricular al Personal de Apoyo y Asistencia a la Educación (PAAE), lo cual nuevamente está fuera de la norma y competencia de la ENSFO y agrava su desorden. 

La normatividad únicamente contempla la especialización de docentes y directores en activo.

Solicitan reconocimiento de la Especialidad de Química, pero antes de reconocer una nueva especialidad se tendrían que regularizar aspectos de control escolar, planes de estudio, planta académica y proceso de titulación, entre otros.

También piden la atención al rezago administrativo, desorden que existe en la Escuela Normal Superior Federal de Oaxaca por decisiones de sus propios directivos. El rezago administrativo lo generaron ellos y no han querido regularizarse.

Asimismo, no han reconocido a la estructura de profesores que el IEEPO les ha proporcionado. Por el contrario, contrataron de manera unilateral a asesores externos, y se han auto-adjudicado becas y bonos, lo que es inviable al ser alumnos-docentes en funciones que gozan de prestaciones de ley.

Desde el 2015, el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y el Gasto Operativo (FONE) tomó el control del pago de la nómina educativa; por consiguiente, no se pueden contratar asesores externos por honorarios.

En diciembre de 2017, como una muestra para solucionar los problemas, el gobierno de Oaxaca representado por el director Jurídico del IEEPO, autoridades de la institución y alumnos de la ENSFO, firmaron una minuta donde acordaron que se haría un ÚNICO pago por 12 millones de pesos, con el que se cubrían los servicios de asesores externos, becas y bonos de los ciclos escolares 2014-2015 y 2015-2016.

La condición fue que regularizaran sus asuntos administrativos, es decir, pusieran en regla sus planes de estudio, la planta docente y demás irregularidades, siguiendo las normas que dicta la SEP. El gobierno cumplió en el primer mes de este 2018, pero directivos y alumnos de la ENSFO no cumplieron. Y se niegan a hacerlo.

La reforma educativa en Oaxaca y en el país es una realidad. Por ley, la autoridad educativa estatal, educandos, educadores, padres de familia y autoridades municipales están obligados a cumplirla, no se puede violar la normatividad.

Detrás de la Noticia
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.