23.8°C / 74.9°F
C: 17.95 | V: 18.45

Afrontan exguerrilleros colombianos primera prueba electoral

Por: Agencia AP | 11 de marzo, 2018 - 17:26 | Internacional |
Associated Press

Bogotá.- Los exguerrilleros colombianos afrontan el domingo su primera prueba electoral como partido político en las elecciones parlamentarias, consideradas un indicador de la fuerza de las distintas facciones del país dos meses antes de los comicios presidenciales.

Los analistas ven la votación al Senado y a la Cámara de Representantes como una prueba de la viabilidad democrática del partido político que surgió de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, cuyos combatientes lucharon contra el estado por 52 años y entregaron las armas el año pasado tras un histórico acuerdo de paz, tras lo cual formaron un movimiento político. El nuevo partido tiene las mismas siglas que el grupo guerrillero: FARC.

“Esto va a marcar un hito”, dijo Pablo Catatumbo, candidato al Senado por las FARC, luego de emitir su voto en Bogotá. “Es la primera vez que voto en mi vida y lo hago por la paz”, agregó el ahora político de 64 años.

Pero para León Valencia, un excombatiente que ahora dirige la Fundación Paz y Reconciliación, un grupo de estudios, las FARC están “en una situación difícil”.

“Si sacan un resultado muy bajo, como se cree que van a sacar, esos representantes en el Congreso van a tener el estigma de que no son representantes del pueblo”, indicó Valencia, refiriéndose al hecho de que las FARC tienen garantizados 10 escaños en el Congreso según los términos del acuerdo de paz que puso fin a más de medio siglo de conflicto brutal.

Las ambiciones políticas de la nueva agrupación se han visto empañadas por la reciente decisión de retirar a su candidato a la presidencia por motivos de salud. El excomandante rebelde Rodrigo Londoño, más conocido por su seudónimo Timochenko, fue operado con éxito del corazón la semana pasada y antes había sufrido un derrame cerebral.

Los ex rebeldes también han expresado su temor a las irregularidades en el proceso electoral y mencionado problemas para conseguir fondos de campaña. En algunos de los actos de campaña de Londoño se registraron protestas. Los líderes de las FARC han dicho que pese a esos “obstáculos” esperan demostrar que tienen un futuro en el panorama político colombiano.

“Hay lugares donde la gente nos apoya”, dijo Catatumbo a Radio Caracol. “Hay muchas regiones del país donde nos han recibido con mucho entusiasmo, inclusive con cabalgatas y con desfiles en motos”.

Sin embargo, las encuestas de opinión y los analistas apuntan a que la composición del Congreso colombiano no cambiará de forma drástica debido al escaso apoyo que tienen los rebeldes. Se espera que los partidos de centroderecha, que tienen listas llenas de líderes regionales, logren en torno al 60% de los escaños.

La Fundación Paz y Reconciliación estima que 65 políticos vinculados a casos de corrupción podrían logar escaños gracias a su capacidad para conseguir votos en zonas pobres y rurales.

“En estas elecciones vamos a medir cuánto cambia la política colombiana”, dijo Valencia.

Los comicios del domingo incluían dos primarias presidenciales: una para candidatos de izquierda y otra para aspirantes respaldados por movimientos conservadores.

Una escasez de papeletas de las primarias en algunos centros de votación provocó protestas en varias ciudades, con algunos de los votantes que acusaban de fraude.

Los candidatos exhortaron a sus simpatizantes a permanecer en los centros de votación hasta que las autoridades arreglaran el problema. Juan Carlos Galindo, el registrador nacional del Estado Civil, dijo que la causa de la escasez se debía a que habían tenido problemas con los fondos, y destacó que los centros de votación en todo el país habían recibido una autorización para fotocopiar las papeletas, eso para que todos los votantes pudieran emitir su voto en las primarias.

Se espera que Gustavo Petro, exalcalde de Bogotá que fue guerrillero en su juventud, gane las primarias de izquierda. El favorito en las primarias conservadoras es Iván Duque, un candidato afín al sector empresarial y estrecho aliado del expresidente Álvaro Uribe, que ha criticado al gobierno colombiano por dar demasiados beneficios legales y políticos a los antiguos rebeldes.

Petro, un combativo orador con un programa antisistema, lidera los sondeos para las elecciones presidenciales con un apoyo de alrededor del 25%. Ha prometido hacer a Colombia menos dependiente del petróleo y de las exportaciones de minería. Pero los sondeos en el país pueden ser poco fiables.

Las elecciones presidenciales se llevarán a cabo el 27 de mayo, pero hay muchos candidatos y las encuestadoras dudan que ninguno logre los votos suficientes para ganar en la primera ronda. El resultado más probable es una segunda vuelta en la que Petro se enfrentaría a un candidato conservador o centrista.