24.4°C / 75.9°F
C: 17.95 | V: 18.45

Derechos de autor

Por: Alejandro Velasco | 09 de marzo, 2018 - 03:15 | Opinión |

Recientemente la marca de juguetes Mattel anunció el lanzamiento, en edición limitada, de su popular muñeca Barbie caracterizada como destacadas mujeres de muy diversos ámbitos, y entre ellas, se eligió para representar a México a la reconocida pintora mexicana Frida Kahlo, y a la golfista Lorena Ochoa, con esto lo que pretenden es hacer un reconocimiento al sexo femenino en el mes internacional de la mujer.

Se trata de una colección de 18 figuras que representan a igual número de personajes femeninos de 10 distintas nacionalidades, quienes con su labor han ayudado a construir la actual sociedad.

Y la verdad suena bastante bien que se reconozca el talento y liderazgo de las mujeres que estarán en las manos de niñas quienes desde pequeñas podrán conocer sus trayectorias, lo que bien les podría servir de modelos a seguir, y no solo ver a estas muñecas como mero entretenimiento, además de que le ayuda a la marca de juguetes a alejarse de la crítica que de forma reiterada se le ha hecho por su Barbie a la que se le señala como un estereotipo femenino superficial que en nada ayuda en la formación de las nuevas generaciones ya que solo destaca las cuestiones materiales y promueve el deseo de mantener un físico extremadamente delgado, lo que en ocasiones ha influido tanto en las menores que hacen lo que sea por llegar a parecerse a la popular muñeca.

Y aunque parece muy buena idea, ya salió Mara Romeo, sobrina nieta de Frida Kahlo, quien afirma ser la titular de los derechos de autor de la referida pintora mexicana, quien aseveró que la empresa Mattel carece del permiso legal para reproducir la figura de la artista mexicana y que ella, es la única autorizada para hacer uso de la imagen y nombre, además ya advirtió a la marca que podría iniciar con el recurso legal para salvaguardar los derechos de propiedad intelectual que le asisten.

Y la verdad yo desconocía que se podía registrar la imagen personal de un ser humano, así como se hace con una obra artística, marca, libro, o cualquier otro objeto elaborado por la mano del hombre, ya que no se trata de una creación artística de alguien, sino de un individuo, en cuyo caso correspondería a la persona en particular el autorizar su uso o no, me parece algo similar a que cada quien decidiera registrar la imagen física de algún familiar para que quien decidiera usar una fotografía, deba solicitar el permiso correspondiente, mientras que por su parte el propietario de la imagen pudiera tener la posibilidad de cobrar una cantidad por el mencionado uso como si se tratara de una mercancía, pues insisto se trata de una persona; lo que si se puede entender es que el nombre “Frida Kahlo”, se haya registrado como una marca en sí, pero la imagen personal ya me parece excesivo.

Ya que nadie fabricó a Frida, no se trata de un objeto, sino de una personalidad destacada, quien merece toda la admiración y respeto.

Por lo pronto la advertencia esta lanzada a la empresa fabricante de juguetes, ahora veremos que sucede, si los ejecutivos acceden a solicitar y pagar por el permiso de uso de marca o de plano prefieren sacarla de su colección que estaría a la venta el próximo 20 de abril, lo que dejaría fuera a una ilustre mexicana que se haría todavía más popular y abonaría a la influencia positiva de los mexicanos en el mundo, quienes la conocerían, en el caso de que no sea así, pues seguramente esa debe ser la idea…