27.1°C / 80.8°F
C: 18.78 | V: 19.48

Colecta Cruz Roja

Por: Alejandro Velasco | 08 de marzo, 2018 - 03:15 | Opinión |

Ya dio inicio la colecta anual de la Cruz Roja Mexicana, misma que debe prestar el servicio de primeros auxilios a cualquier persona que lo requiera, sea por un accidente, padecimiento o por resultar víctima de alguna agresión en vía pública; como ciudadanos estamos de alguna forma obligados a aportar en la medida de nuestras posibilidades, ya que no se sabe en qué momento la vamos a necesitar y de no contar con los recursos necesarios, aunque tengan toda la intensión de ayudar, difícilmente lo podrán hacer, ya que cada salida de ambulancia representa un gasto promedio de 2 mil pesos, debido a que no solo se mueve la unidad, sino que va preparada para atender diversos casos de emergencia, y en una ciudad como la nuestra en la que las distancias cada vez son más grandes, se requiere que el vehículo este en óptimas condiciones físicas y mecánicas, pues en la mayoría de las ocasiones deben trasladarse a alta velocidad, ya que los minutos son de vital importancia cuando de salvar vidas se trata.

Hay que recordar que la también llamada “benemérita institución” debe pagar a 60 paramédicos que prestan el servicio, además de todo el material de curación que llevan a bordo, a eso es necesario sumarle el mantenimiento al equipo con el que cuentan ya que no se trata de simples vehículos adaptados, sino por el contrario, estamos hablando de unidades fabricadas y equipadas con lo necesario para atender emergencias y por lo mismo traen todo lo que se pudiera requerir y desafortunadamente todo cuesta, hasta lo que parece más insignificante tiene un costo que se debe cubrir para poder responder de forma eficaz y eficiente.

Es necesario recordar que dentro de las filas del personal de la Cruz Roja se da la participación de voluntarios, quienes de manera completamente desinteresada aportan su trabajo que complementa la labor de los paramédicos, así mismo todo el personal debe capacitarse cada cierto tiempo, precisamente con el propósito de realmente resultar una solución ante una urgencia.

Los uniformes y toda la ropa de cama que utilizan debe ser sometida a un proceso de lavado que no es el convencional que se hace en cualquier parte, lo que también implica un gasto, así que todo va sumando a las necesidades económicas de la referida institución, que en esta ocasión tiene una meta de recaudación que ronda los 2 millones de pesos, los cuales representan apenas el presupuesto de un mes, lo que significa menos del 10% de lo necesario para operar a lo largo del año, y lo más lamentable es que la ciudadanía no responde como debería, pues en 2017, la cifra recaudada apenas sobrepasó el millón de pesos.

Y es que en ocasiones se juzga a este tipo de instituciones por lo que se percibe sin detenerse a analizar que algunos de los reclamos no están fundamentados o somos los propios ciudadanos quienes los provocamos, por ejemplo algo de lo que se le reprocha a los paramédicos de Cruz Roja, es que se tardan mucho en llegar, pero no se toma en cuenta que algunos conductores no le ceden el paso al vehículo de emergencia que con sus torretas y sirenas encendidas nos avisa que debemos abrirle paso para que llegue rápido a su destino, en lugar de eso algunos hacen como si se tratara de cualquier otro vehículo y no se mueven ni un centímetro para permitirle el paso. Están también quienes se van detrás de la ambulancia para aprovechar la velocidad que lleva, sin importarle el riesgo que ello representa lo que ha dado como resultado en muchos de los casos choques por alcance que detienen a la unidad de urgencia, por lo mismo ya no llega a prestar el servicio y debe salir otro equipo a prestar auxilio, mientras que en los casos en que ya llevan al paciente, este se debe trasbordar a otra unidad en lo que los agentes de tránsito deslindan responsabilidades, y todo porque un conductor irresponsable decidió irse atrás de la ambulancia.

En fin, nunca se sabe en qué momento vamos a necesitar de la Cruz Roja, por eso mismo debemos ser solidarios con ella y de ser posible aportar en la medida de las posibilidades de cada quien, o ya de perdida no estorbar al momento en que acuden en auxilio de un ciudadano, al menos esa es la idea…