24.4°C / 75.9°F
C: 17.95 | V: 18.45

Paridad de género

Por: Alejandro Velasco | 01 de marzo, 2018 - 03:15 | Opinión |

En el tema de equidad de género en los espacios laborales de nuestro país, nos falta mucho camino por recorrer, pues no existe una verdadera equidad ni en el número de empleos, ni en las remuneraciones que se perciben, mismas que deberían ser iguales cuando se llevan a cabo las mismas actividades, independientemente de si se trata de hombres o mujeres.

Lo anterior queda demostrado en el reporte “Brecha Mundial de Genero 2017”, ya que el Foro Económico Mundial (WEF) colocó a México en el lugar número 81 de 144 países; mientras que si se compara con el mismo reporte de 2016, nuestro país cayó 15 lugares, pues estaba en la posición 66, según una nota publicada por el portal “Reporte Indigo”.

Y en relación a los ingresos, la situación no muestra mejoría, ya que en territorio nacional durante el año pasado, los ingresos estimados del trabajo de las mujeres fueron de 11 mil 861 dólares anuales (220 mil pesos aproximadamente). Mientras que el de los varones fue más del doble de la cifra citada, 23 mil 913 dólares anuales (444 mil 064 pesos) promedio.

Por otro lado países como Argentina, Colombia, Perú, El Salvador e incluso Venezuela, con todo y su situación actual, se ubican en mejores lugares en el tema de brecha de género que México, lo que no deja lugar a duda de que nos falta mucho trabajo que hacer, ya que según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI, son más las mujeres que los hombres en nuestro país, por lo mismos debería estar más parejo el escenario.

Y es que pese a que por un lado se exige la paridad de género sobre todo a los partidos políticos, resulta que en el Instituto Nacional Electoral, INE, organismo que incluso está muy vigilante de que los entes políticos efectivamente cumplan con la referida paridad de género, ellos dentro de su estructura organizacional están muy lejos de practicar, ya no como una obligación, sino simplemente porque no se puede exigir el cumplimiento de un reglamento o ley, si quien lo está solicitando se encuentra peor con respecto a quien pretende supervisar.

Esto se demuestra en la misma información que proporciona “Reporte Indigo” ya que señala, por ejemplo, que al revisar la lista de 136 plazas de asesores del INE, 78 pertenecen a hombres y el resto, 58 a mujeres, lo que se traduce en que de cada diez individuos que desempeñan ese puesto, seis son hombres y esa misma tendencia se observa dentro del circulo de consejeros del propio presidente del INE, Lorenzo Córdova, quien tiene como asesores a 9 hombres y tan solo dos mujeres, mientras que en el tema de las remuneraciones económicas las diferencias también son notorias, salvo en unas cuantas excepciones.

Todo lo anterior pone la muestra de cómo andamos en México y de que ni siquiera las instituciones púbicas, que deberían de ser las primeras en poner la muestran de equidad, tienen establecido algún código que les permita alcanzar, por lo menos, niveles más aceptables en el tema.

Por lo pronto, no es posible que quien se muestra muy vigilante de que se cumpla la paridad de género, no la lleve a cabo dentro de sus propias estructuras, eso no envía un adecuado mensaje a la población, ya que están echando mano del refrán que reza “hágase la justicia en los bueyes de mi compadre”, y esa definitivamente, no es la idea…