23.7°C / 74.7°F
C: 19.00 | V: 19.45

El acoso en nuestros días

Por: Alejandro Velasco | 23 de febrero, 2018 - 03:15 | Opinión |

Según una nota publicada por el diario USA Today, el 94% de las mujeres que trabajan en la industria del cine en Hollywood, ha sido víctima de algún tipo de acoso sexual, en cierto momento de su carrera.

Y detalla que entre las formas más comunes de acoso figuran los manoseos, comentarios sexuales coerción para realizar un acto sexual o forzar a una mujer a desnudarse durante una audición para obtener un papel en televisión o cine. USA Today entrevistó a 843 mujeres que trabajan en Hollywood, desde actrices, directoras, escritoras, editoras y otras sobre sus experiencias como empleadas de varones.

Y las cifras son alarmantes, pues nueve de cada diez reconoció haber sufrido alguna forma de acoso o ataque de naturaleza sexual, que en la mayoría de los casos provino de un hombre mayor que ellas y en posición de poder, mientras el 21% afirma haber sido forzada a sostener un acto sexual al menos en una ocasión.

El más común de los comportamientos indebidos (87%) fue que las mujeres fueron víctimas de comentarios, bromas o gestos sexuales inapropiados.

Las cifras son bastante reveladoras, sin embargo, la pregunta es ¿en qué momento un comentario o comportamiento pasa de ser una simple broma sin el ánimo de ofender a un acoso sexual?, pues está visto que el trato entre hombres y mujeres ha tenido un cambio sumamente importante, y basta con echar un vistazo a la convivencia actual entre jóvenes y la verdad no hay mucha diferencia en la forma en que se comportan los grupos de hombres cuando están presentes o no mujeres, ya que no ocurre como anteriormente en que uno como varón mesuraba completamente sus comentarios, precisamente como una forma de respetar a sus compañeras y eso era parte de lo que nuestros padres nos enseñaban por medio del ejemplo, pero también en caso de que no se entendiera, el padre de familia reconvenía a los hijos varones a comportarse de forma adecuada con las mujeres y con personas mayores.

Actualmente muy seguido nos enteramos de que ciertos personajes de la vida pública, llámese del mundo de los espectáculos como de la política, son señalados de cometer acoso sexual contra sus compañeras y mucho de ese presunto acoso es verbal, pero insisto, cuando escucha uno a las nuevas generaciones el lenguaje que usan simplemente para dirigirse a una mujer en el que ya se refieren a ellas de la misma forma en la que le hablan a otro hombre y ellas lo aceptan, tanto que usan la misma palabra para dirigirse entre ellas, que la verdad, uno llegaría a pensar que ya nada es inapropiado, por supuesto que no por eso, en el caso muy particular me permito tal libertad pues no lo considero correcto.

Sin embargo esa es mi forma particular de pensar y comportarme, situación completamente distinta a lo que ocurre en la actualidad. En definitiva resultará muy complicado para las nuevas generaciones saber si se está traspasando la barrera del comentario sin ninguna pretensión al acoso, pues en todo caso el criterio para determinar si es o no acoso le corresponde a quien recibe la acción, ya que en algunas situaciones será bastante evidente pero en otros estará sujeto completamente a la interpretación particular del o la quejosa, veremos de qué forma se enfrenta esta situación que, a final de cuentas lo único que pretende es mejorar las relaciones personales, al menos esa parece ser la idea…