10.8°C / 51.4°F
C: 19.90 | V: 20.40

Casas de empeño, el “cajero automático” de los juarenses

Por: Stephanie Torres | 22 de febrero, 2018 - 12:49 | Juárez |

Ciudad Juárez.- Las casas de empeño forman parte de la vida de los juarenses, que ante dificultades económicas se ven en la necesidad de intercambiar sus artículos de valor para obtener un préstamo fácil y rápido. 

En un recorrido de NetNoticias por el Centro de esta ciudad, se visitó uno de estos establecimientos, donde Hugo Cordero, encargado, destacó que dentro de los artículos más empeñados están los teléfonos celulares, televisores y laptops. 

La casa de empeño determina el valor del producto que se lleva, en el caso de los artículos antes mencionados, pueden entregar al solicitante hasta 4 mil por un celular o 7 mil pesos por una televisión, la cantidad se define de acuerdo a las condiciones y modelo del producto ofrecido. 

JUARENSES EMPEÑAN SUS VEHÍCULOS 

Pero además de equipos electrónicos, existen casas de empeño que reciben autos con un 10% de interés mensual, el préstamo va desde 4 mil hasta cien mil pesos, esto según el año y modelo del mismo.

Hasta el momento que se cumpla el plazo de cancelación, que son cuatro meses, el objeto empeñado quedará en resguardo, una vez pasado el tiempo pactado en el contrato, estos son rematados al mejor postor.

MESES MÁS “AHORCADOS” 

La afluencia de los clientes en estos establecimientos aumenta en la temporada escolar, así como en la época decembrina, meses en los cuales incrementan los gastos de las personas y estos se convierten en una opción para salir de 'apuros' económicos.

¿La mayoría de los clientes de empeño pierden su mercancía?

De acuerdo al entrevistado, del cien por ciento que acude para solicitar un préstamo, la mitad recupera sus artículos, unos lo hacen al mes o en ocasiones regresan a la semana. 

Las casas de empeño establecen relaciones con sus clientes facilitando en muchos casos los pagos de los clientes y adaptándose a las circunstancias especiales de muchos de ellos. 

SONDEO

En un sondeo realizado por la zona Centro, ciudadanos manifestaron  haber recurrido a empeñar sus artículos por cuestiones de salud propias o de un familiar, así como para cubrir gastos de la vida diaria, incluso hubo quien reveló haber realizado está práctica para darse ciertos placeres superficiales.