5.2°C / 41.4°F
C: 19.00 | V: 19.50

Nunca es tarde para bajar de peso, asegura mujer que pesaba 122 kilos

Por: Mayra Selene González | 13 de febrero, 2018 - 12:51 | Juárez |
Agencia Notimex

Ciudad Juárez.- La depresión que le dejó la muerte de su madre, la ansiedad, el sustituir otro tipo de necesidades afectivas hacía que Rosalinda comiera de manera compulsiva a todas horas del día, con un peso corporal de 122 kilos, su salud empezaba a cobrar la factura, según narra.

“Me consolaba yo con la comida, el tener un problema que no podía resolver me llevaba a comer, el hecho de sentirme a veces sola, o sea eran emociones mal canalizadas,” menciona

Rosalinda tiene 46 años, llegó a Tragones Anónimos hace dos años en medio de un gran sufrimiento físico con problemas incluso cardiacos.

“Llegó un momento en que mi vida era ya muy sedentaria, de mucha frustración, de mucho dolor, de ya no querer salir, de ya no saber qué ponerme, de ya no salir de las mismas pantaloneras, de sufrir si tenía algún compromiso social porque qué me voy a poner, de no encontrar ropa aquí en Juárez, no había tallas para mí,” recordó.

Había intentado muchos métodos para bajar de peso, entre ellos el de una famosa doctora en esta ciudad que daba dietas a base de carbohidratos y que lejos de ayudar le trajo más repercusiones, había tomado pastillas y tratamientos de todo tipo como acupuntura, según menciona.

“Ese método me funcionó un tiempo nomás para llegar a cierto peso, claro que en cuanto lo dejé volvieron los kilos que había perdido y unos cuantos más encima,” expresó.

Pese a sus problemas de salud no iba al médico porque sabía que lo primero que le diría sería que tenía que bajar de peso, lo cual era algo muy difícil de lograr.

Fue por medio de una de sus hermanas que se enteró del grupo y al principio dudo en acudir debido a las experiencias anteriores con otro tipo de métodos.

Con 60 kilos por encima de lo que debía ser su peso ideal llegó a ese grupo y asegura que además de seguir un plan de alimentación, la motivación y apoyo de personas que se encontraban en una situación similar a la de ella la ayudó a seguir adelante.

Rosalinda asegura que además de seguir todas las instrucciones, el trabajo en equipo, compañerismo y comprensión la ayudaron a llegar a su meta al perder 65 kilos y mantenerse en ella.

Asegura que al haber dejado atrás el sobre peso que padeció durante toda su vida y que se agravó hace 15 años a raíz de ese suceso triste en su vida, le dio un cambio total.

“¿En qué me ayudado? En mi vida familiar, en ver las cosas desde otro punto de vista, el sentirme mejor, no tomo ni un solo medicamento para nada, me quitaron la matriz por problemas ginecológicos y el hecho de que no tuvieran que decirme que tenía que bajar de peso, porque para cualquier cirugía tenia primero que bajar de peso, en mi juventud me operaron de las anginas y el medico estaba muy preocupado por mi peso, ahora no tuve ese problema y tuve una recuperación muy rápida.”

Menciona que nunca es tarde para bajar de peso y tener una vida normal, ya que una de las barreras que la detenía para cambiar era el pensar que ya era muy tarde para hacerlo, sin embargo asegura que ahora tiene una nueva vida.