16.3°C / 61.4°F
C: 17.40 | V: 18.40

e-cigs

Por: Alejandro Velasco | 09 de febrero, 2018 - 03:15 | Opinión |

Últimamente se están haciendo muy populares los cigarros electrónicos o denominados “e-cigs”, ya que en teoría, no provocan los daños del cigarrillo común pues en lugar de estar inhalando todas las substancias que contiene el tabaco, más el humo que se desprende de la combustión, el usuario tiene muy diversas opciones que puede poner a estos modernos dispositivos y de esta forma tratar de eliminar el consumo del tabaco que tanto afecta a la salud del consumidor, pero también del fumador pasivo, ese que está cerca de donde se está consumiendo tabaco, y que en muchas ocasiones se trata de menores de edad que por lo mismo comienzan a desarrollar algunos padecimientos propios de un fumador, sin serlo, pero también les despierta la curiosidad por imitar ese hábito, con las consecuencias ya en muchas ocasiones mencionadas, pero con el extra de que por ser muy jóvenes los daños pueden ser aún mayores.

Sin embargo el fumar estos e-cigs, no es tan seguro como se piensa y en ocasiones llega a ser más adictivo que el  tabaco, al menos así lo refieren algunos usuarios, quienes en un inicio comenzaron a utilizar el cigarro electrónico como un método para dejar de fumar, y resultó todo lo contrario; y es que según un artículo publicado por El Universal, estos dispositivos entregan nicotina, uno de las principales sustancias que contienen los cigarros comunes, con la diferencia de que están aromatizados y llevan otros químicos que no se sabe con exactitud que contienen, por lo mismo quien decide utilizarlos no tiene ninguna garantía de que el daño que haga a su salud será menor.

En el referido artículo se menciona un estudio realizado por la Universidad de Carolina (UCLA) por sus siglas en inglés, se descubrió que una persona después de consumir un cigarro electrónico con nicotina, experimenta un aumento en los niveles de adrenalina en el corazón, mismos que sin embargo, el estrés oxidativo, que es el que dificulta la capacidad del cuerpo para defenderse contra los radicales libres, al tiempo que incrementa los riesgos de arterioesclerosis y ataque cardiaco, no mostró cambios debido a que el número de marcadores que estudiaron fue mínimo.

Existen algunas otras versiones de que el e-cigs al ser un dispositivo al que se le puede poner cualquier substancia se presta para que en lugar de nicotina o simples aromas, se le cargue con algún tipo de droga y nadie se dé cuenta, pasando desapercibido, pero provocando la adicción y los daños a la salud de quien decide utilizarlo.

Por otra parte, Olivia Caraveo, directora del Centro de Integración Juvenil, afirma que los cigarros electrónicos contienen químicos, nicotina, saborizantes y muchos otros componentes que representan una amenaza contra la salud

Por mismo considera que el cigarro electrónico no es la solución para dejar de fumar y mejorar la salud, por el contrario, esos aparatos electrónicos, también provocan múltiples enfermedades serias.

Recordó que las autoridades sanitarias del país, al igual que en los Estados Unidos, tienen prohibida la venta de los cigarros electrónicos, además, dio a conocer que en varios países del mundo aún no terminan las investigaciones sobre los daños que causa a la salud, toda vez que adicional a las substancias y químicos con que se fabrican esos aparatos, los usuarios pueden agregarle otros elementos o productos que hacen aún más dañino utilizarlos, sin embargo pese a tal prohibición en nuestra ciudad es bastante fácil conseguirlos en negocios legalmente establecidos y a plena luz del día, por lo que se puede pensar que el control de parte de las autoridades de salud es mínimo.

Finalmente es necesario considerar que el consumo de cualquier sustancia en exceso va a provocar algún daño a la salud, por lo mismo, lo ideal es que si ya se tiene el hábito de fumar pero existe la intención de dejarlo, se acuda con un profesional de la salud pues existen tratamientos diseñados especialmente con este propósito, ya que si simplemente se deja el hábito de un día para otro lo más probable es que se fracase en el intento y se regresará ya sin esperanzas de poder abandonarlo, con los efectos negativos ya conocidos y esa no es la idea…