14.9°C / 58.9°F
C: 17.40 | V: 18.40

Diabetes

Por: Alejandro Velasco | 29 de enero, 2018 - 03:15 | Opinión |

Verdaderamente preocupante resultó conocer la estadística sobre el padecimiento de diabetes en la población de esta frontera, pues según, Gerardo Hernández García, presidente de la asociación civil GHG Pie Diabético A.C. desde el 2012 Salubridad había dado a conocer que Ciudad Juárez y Tijuana Baja California habían alcanzado la estadística de que el 50 por ciento de su población padece diabetes, lo cual asegura está comprobado.

El médico Hernández, escribió un libro hace 20 años en el que ya mencionaba que la diabetes se estaba convirtiendo en un problema socio-económico-sanitario y que los países con más recursos no iban a tener la manera de atenderlo y peor aún los más pobres, como México y esa realidad ya se está observando.

Dijo que las principales causas de que cada vez haya más personas con esta enfermedad en la frontera son los malos hábitos alimenticios y sobre todo la pobreza.

Y a lo anterior debemos agregar el sedentarismo que hoy en día es una constante en la mayoría de la población que permanece por horas frente a una computadora, sin darse el tiempo de levantarse a caminar unos minutos y menos aún el tener la costumbre de llevar a cabo una rutina de ejercicio de forma cotidiana que contribuya, no solo a la actividad física, sino también a activar el metabolismo que ayude a procesar los alimentos que ingerimos todos los días.

También es necesario decir que en la actualidad es sumamente difícil poder llevar a cabo una alimentación sana, y no tanto por lo que pueda costar, pues en ocasiones ese es el principal argumento de algunas personas quienes afirman que comer sano es más caro, cuando la realidad es que cuesta más o menos lo mismo que mal alimentarse; yo me refiero a que con la utilización de tanto fertilizante, sumado a los pesticidas para prevenir las plagas que se le aplican a las frutas y verduras que se venden en los supermercados, en ocasiones y pese a llevar una dieta balanceada, los resultados en la salud no se notan.

Una alternativa podrían ser los suplementos o complementos alimenticios, lo malo es que no son del todo recomendables, pues según información al no permitir que se lleve a cabo el proceso normal de la alimentación, que consiste en la masticación y posterior digestión de las substancias que contiene la comida, los nutrientes se van directamente  al estómago y prácticamente al instante se vaciarán al intestino delgado, en esas condiciones  sin los contenidos que el estómago agrega a la comida digerida.  Eso permite que los azucares del licuado, (forma habitual en que se ingieren los suplementos alimenticios), se absorban rápidamente en el duodeno, que son los primeros 30 cm de intestino delgado. Esto ocasiona en respuesta, un pico de insulina que el páncreas secreta en relación a la gran cantidad de glucosa que pasa a la sangre en ese corto tiempo. Que parecería ser mucha glucosa, aunque en realidad no lo sea.

El proceso continua y es algo complicado de describir, sin embargo en pocas palabras provoca una elevación abrupta de la glucosa que permanece por espacio de tiempo para bajar de la misma forma, lo que da como resultado altas y bajas de glucosa y por consiguiente de  insulina; situación que deriva en altas posibilidades de generar diabetes, por lo mismo no se recomienda sustituir los alimentos sólidos por suplementos de forma líquida, lo que si se podría hacer es complementar la alimentación de esa manera se evitarían esos cambios tan rápidos.

En resumidas cuentas es necesario estar muy al pendiente de la alimentación propia y de nuestros hijos, ya que así se pueden prevenir enfermedades muy diversas resultando en una mejor calidad de vida, al menos esa es la idea…

Con información del Sr. Elías Morales