15.7°C / 60.3°F
C: 18.15 | V: 18.65

El "inge" Matamoros, de la obra civil a la obra humana

Por: Carlos Juárez Solorio | 25 de enero, 2018 - 10:50 | Revista |
Laura Rivera

Ciudad Juárez.- Es todo un personaje de gran valor en nuestra sociedad, su modestia le impide lucir su trabajo: su obra al frente de Protección Civil durante 12 años.

Es silencioso pero su compromiso y entrega lo destaca y por ello ha sido reconocido por el sector privado y otras autoridades pero, lo mejor para él, es el respeto y afecto que ha ganado entre la comunidad, este es Efrén Matamoros Barraza, actual director de Protección Civil Municipal.

El ingeniero Matamoros, como lo conoce todo el mundo, relató que nació en Parral, pero desde los cinco años de edad vive en Ciudad Juárez; siempre con una sonrisa fresca y sincera en el rostro, así lo ven las autoridades y la gente en las calles y así, con esa sonrisa franca, recibió a Revista Net para hablar de su labor en Protección Civil, pero también de lo que ha significado para él y la huella que ha dejado en su ser, en su alma, como lo relata más adelante.

Dijo que es ingeniero civil y prácticamente dejó esa carrera por dedicarse a la protección civil y así explicó el por qué dejó la obra civil por la obra humana.

“Lo  más importante de todo esto es la gente, las cosas materiales no dejan de ser materiales, pero aquí -en Protección Civil- lo que le da espíritu, lo que le da alma a todo esto, son las personas, la gente que ayudamos, por esa razón esta dirección ha tratado de hacer hasta donde ha  sido posible, el apoyo a la gente, por eso estoy en esta área”.

Dos carreras y una maestría

Recordó su época de estudiante, Efrén Matamoros dijo haber hechos todos su estudios en esta ciudad, “la primaria la hice en la escuela Benito Juárez, pasé luego a la Secundaria Alta Vista, para después asistir a la Preparatoria Nocturna de El Chamizal”, y recordó también que entonces viajó a la ciudad de Chihuahua, donde hizo la carrera de Ingeniero Topógrafo, posteriormente la de Ingeniero Civil.

“En esos años trabajaba y continuaba estudiando para lograr la Maestría en Administración de la Construcción y la conseguí pero también logré el certificado como Perito A en Construcción.

Al iniciar mi actividad en Protección Civil cambié el rumbo de mi carrera y vida, pero como soy ingeniero, tomé un diplomado en la Academia de Protección Civil en la Ciudad de México para poder ejercer correctamente mi cargo” y agregó que a este diplomado le siguieron otros más como el de Atmosfera Explosiva además de diplomados en Análisis de Riesgo, Planes de Contingencia y en Medio Ambiente.

 

Su llegada a Protección Civil

“Fui invitado por la maestra Rosario Díaz, quien era directora general de Protección Civil y Ecología en el gobierno municipal en el 2005 y así me inicie en Protección Civil, sin saber aún que ese camino era el de mi vocación para ayudar a la gente”, confesó Matamoros.

Dijo que con excepción de los años 2008 y 2009, ha estado al frente de Protección Civil desde 2005 hasta el 2017 y ha podido consolidar un sólido equipo de trabajo con personal que lo ve y lo sigue como líder.

La gran satisfacción 

Con un dejo de tristeza y alegría conjugados extrañamente, don Efrén relató: “Ha sido sin duda la experiencia más intensa, más dramática y dura que al final fue la que me dio la mejor satisfacción hasta el momento y me refiero a esa tragedia cuando el dique de La Montada amenazó con desbordarse y fue por el esfuerzo de todos, de funcionarios de los tres niveles. La gente…                  

Le confieso que yo temía una tremenda tragedia porque el dique casi estaba desbordado y amenazaba a cientos de familias que hubieran muerto, de no haber actuado todos juntos. Tardamos días pero logramos desfogar el dique, impedimos la tragedia y en esos días rescatamos de las aguas a mucha gente, incluso niños, esa es mi gran satisfacción, que impedimos una tragedia mayor”, el ingeniero sonrió ligeramente al recordar este hecho.

Lo más doloroso

Pero en una dependencia como Protección Civil, también hay momentos muy amargos y dolorosos y al hacer la pregunta al ingeniero Matamoros, pasó saliva, guardó silencio y rodaron lagrimas por sus ojos.

“Nunca hablo de esto con nadie ni me gusta hacerlo pero, lo voy a compartir con usted… se trata de la tragedia que más me ha dolido y me dejó marcado para siempre.

Se trata de un incendio al que acudimos y yo fui de los primeros en llegar, era una casa que estaba totalmente en llamas y a mi llegada escuché los gritos de niños, las puertas metálicas estaban selladas igual que las ventanas, no había por donde entrar y los gritos de los niños retumbaban en mi cabeza. En la desesperación subí a la camioneta y trate de estrellarme contra uno de los muros pero en ese momento me lo impidió una bombera que llegaba, los compañeros me gritaban y detenían porque ya nada se podía hacer y a lo mejor me hubiera muerto, después de eso vomité y mi vida cambió, es el peor recuerdo que tengo y el más doloroso”, concluyó.

Sin duda, Efrén Matamoros Barraza es de esos juarenses por adopción de los cuales Ciudad Juárez está orgullosa, por su gran experiencia, labor ardua y cariñosa en favor de la frontera, así como personalidad amable y humilde, se le reconocerá siempre.