26.8°C / 80.3°F
C: 18.15 | V: 18.70

¡Cámara!

Por: Alejandro Velasco | 25 de enero, 2018 - 03:15 | Opinión |

Con la intensión de bajar los índices de inseguridad que padecemos en nuestra ciudad, se han realizado esfuerzos de parte de las autoridades para prevenir que se sigan presentando, por lo mismo se implementan estrategias y se hace compra de equipo tendiente a conseguir ese propósito, es así como en años pasados se han gastado grandes cantidades de dinero, por ejemplo en la instalación de botones de pánico, mismos que aparentemente nunca funcionaron adecuadamente y el dinero prácticamente se perdió pues los mismos estaban destinados a que cualquier ciudadano que se sintiera en riesgo pudiera acudir a ellos para hacer un llamado de auxilio, pero en ningún momento se supo que algún ciudadano se hubiera visto beneficiado con su uso; hoy en día estos botones permanecen en distintas partes de nuestra ciudad, como testigos de que el gasto se hizo, pero los resultados no se presentaron, incluso hay gente que los ve y no sabe ni para qué son y en otros ni siquiera se percatan de que ahí están, pero si uno se fija se podrá dar cuenta de que hay varios de ellos distribuidos en algunos rumbos de la ciudad.

Algo similar ocurrió con las cámaras de vigilancia, mismas que se colocaron en muy diversos sectores de la ciudad y aún permanecen en sus sitios, ello, con la intensión de que ayudaran a esclarecer delitos, sobre todo relacionados con las múltiples ejecuciones que se presentaron en el pasado y que ahora, según se percibe, estamos regresando a esos escenarios; en este caso de las cámaras, pasó igual que con los botones de pánico, que, aunque si funcionaban, casualmente cuando ocurría una ejecución publica o algún delito, las cámaras, o estaban apagadas por alguna falla o estaban volteando hacia el cielo, por lo mismo pese a estar en el lugar del incidente no registraron nada irregular.

Actualmente se tiene el proyecto de reactivar esas viejas cámaras y comprar nuevas para cubrir la mayor parte de la ciudad y tenerla vigilada, para ello tanto el gobierno municipal como el estatal junto con empresarios de la localidad aportarán recursos, al menos eso es lo que afirmaron durante la reunión de los lunes del Consejo Coordinador Empresarial, así que la esperanza de la población es que ahora se compren cámaras de las que se pueden mover y enfocar a distancia o que por lo menos los que llevan a cabo el monitoreo reporten inmediatamente cuando uno de esos equipos de vigilancia se salga del radio que debe cubrir para poder captar cualquier irregularidad que se presente en las calles de nuestra ciudad, de otra forma estaremos una vez más ante un gasto inútil, mismo que pese a que tenga aportaciones privadas, la mayoría será sufragado por los ciudadanos cumplidos en el pago de los distintos impuestos que se nos cobran año con año y en el caso de los impuestos federales, prácticamente todos los días, dado que en todos los artículos que compramos lo llevan indexado, claro dejando fuera a las medicinas y ciertos alimentos, no todos.

Y es que en el tema de la seguridad, muy posiblemente la mayoría coincidiríamos en que si se están obteniendo buenos resultados, lo de menos es lo que cueste, y no porque el dinero sea lo que sobre, sino que en una ciudad segura es más fácil que se abran nuevos negocios ya que por lo menos se le garantiza al emprendedor que su inversión estará segura y que el esfuerzo que debe realizar lo debe enfocar en hacer que su empresa, del tamaño que sea, resulte rentable y genere los ingresos suficientes como para brindar empleo, ello al final de cuentas nos beneficia a todos, ya que también es un factor que se toma en cuanta al momento de evaluar a una comunidad, pues será más fácil, no solo atraer empresas sino también al talento que se requiera, en caso de no tenerlo en la ciudad, además de otros servicios y satisfactores que dan como resultado que una ciudad sea considerada cómoda y atractiva, no solo para trabajar sino para vivir y pensar en permanecer en ella, eso hace grande a una comunidad y no solo las inversiones que se pueda atraer, pues en Juárez tenemos la experiencia que pese a tener empresas de clase mundial, nuestra ciudad sigue teniendo las carencias de una población de muy bajos recursos, y eso como que no es congruente, ya que todos los días cruzan por nuestra frontera millones de dólares en ambos sentidos.

Por lo pronto ya las autoridades e iniciativa privada se están poniendo de acuerdo y eso es una muy buena señal de que los empresarios se interesan por tener una mejor ciudad, cosa que, de llevarse a cabo, el beneficio será para todos, al menos esa es la idea…