10.4°C / 50.7°F
$18.10 - $19.10

¿Que pesa más el miedo o el coraje?

Por: Alejandro Velasco | 12 de enero, 2018 - 03:15 | Opinión |

El presidente de Consulta Mitofsky, Roy Campos, considera que en las elecciones de este año los votantes tomarán en cuenta dos aspectos al momento de decidir por quien votar, los mismos son el coraje y el miedo; el primero tiene que ver con la serie de irregularidades que han quedado al descubierto por parte de autoridades de todos los niveles de gobierno, mismos que se han dado a conocer por medios de comunicación y por lo mismo cuentan con el rigor de una investigación basada en datos duros y comprobables que están a la vista de todos, por ello todo lo que el ciudadano relacione con corrupción, lo rechaza, lo que se traduce en antisistema, ya que además de políticos se han dado a conocer hechos en los que personal de ciertas instituciones públicas se han visto involucrados, y es que es tanto el descaro, en algunos casos, que de plano la paciencia de la población ya está en el límite, lo que da como resultado que cualquier información en la que se exalte ese coraje que ya se tiene, beneficia o perjudica a unos y otros.

El otro aspecto es el miedo, que no es cosa menor, pues de hecho los individuos reaccionamos a esa emoción que puede paralizarnos o motivarnos a enfrentarlo, lo malo es que lo segundo ocurre en menor porcentaje, más bien o se piensan mejor las cosas o de plano se le rehúye; y ese miedo, según Roy Campos, es a la posibilidad de que con candidatos que no sean de los partidos tradicionales, la situación en nuestro país se va poner peor de lo que ya estamos viviendo, así que existe esa incertidumbre entre dos emociones muy fuertes; el coraje y el miedo, por lo que los protagonistas de la elección deberán alimentar una u otra dependiendo de lo que quieran conseguir, pero se debe tener sumo cuidado en la elección, dado a que si se comete el error de elegir la incorrecta, los resultados serían desastrosos.

Hay que recordar que como personas tomamos decisiones basados en emociones en un 85%, mientras que tan solo el 15% restante se basa en el razonamiento, con eso en mente; los partidos, creativos y los propios políticos deben actuar buscado despertar un sentimiento en la población y si se tiene muy claro cuáles son esos sentimientos, la búsqueda de soluciones se acota a solamente los mencionados, pero con el cuidado suficiente como para predecir, de alguna manera, la reacción de la gente, pero además con la  constante supervisión como para cambiar la estrategia en caso de que los resultados no sean los deseados, por supuesto que para avivar esos dos sentimientos no está muy complicado, dado la gran molestia de la población que en repetidas ocasiones saca su coraje cuando se entera de una nueva irregularidad puesta al descubierto, además de lo poco que hasta el momento se ha hecho para terminar con la corrupción que padecemos, lo que incluso nos ha situado entre las naciones más corruptas del mundo, por lo mismo es nada más recordarle a la población esos hechos, más los que salgan, y  relacionarlos con los personajes en cuestión.

Mientras que por el lado del miedo, los mexicanos incluso tenemos el dicho de “es mejor malo por conocido que bueno por conocer”, nada más que es necesario conocer si en la actualidad todavía aplica esa forma de pensar o si con tanta corrupción, el coraje supera a la incertidumbre, en fin los partidos y sus candidatos o precandidatos ya están en movimiento y veremos cómo se van desplegando las estrategias en busca del apoyo de la mayoría, al menos esa es la idea…