27.1°C / 80.7°F
C: 17.95 | V: 18.45

El Gran Golpe

Por: Carlos Angulo Parra | 10 de enero, 2018 - 06:16 | Opinión |

Es increíble que hayan pasado 18 largos años desde que Fox sacó al PRI de Los Pinos en la gran odisea que hemos tenido los mexicanos desde el inicio del camino hacia la democracia, para que se estén dando las consecuencias de lo que todos sabemos desde siempre: que el PRI le mete la mano a la caja profunda de los recursos públicos para sus campañas electorales.

En los estertores del Siglo XX cuando se generó la reforma electoral que finalmente fructificó con la salida del PRI del poder presidencial, se dispuso en ley el financiamiento público de los partidos políticos. La teoría era, para evitar que los gobiernos encausaran recursos públicos a los partidos de su mismo color. No obstante lo anterior, siempre vimos que los recursos del PRI en las campañas electorales a todas luces han sido siempre superiores que los recursos de los que disponen los demás partidos.

Al enconcharse el PRI en sus gobiernos estatales, el mal manejo de las finanzas públicas se convirtió en la regla. Al aumentarse exponencialmente los adeudos en los que incurrieron muchos de los estados gobernados por el PRI, también se evidenció que muchos de esos recursos se dirigían a sus campañas. El caso de Chihuahua no solo no fue la excepción, sino que fue el más grande descaro.

Javier Corral nos está dando el ejemplo a los panistas y a la nación entera, de tener el coraje, la valentía y determinación en no continuar, como él mismo lo dijo, este “pacto de impunidad”, para que por fin haya consecuencias del gran abuso de poder que el PRI ha recetado impunemente a los mexicanos.

Por fin alguien tuvo las agallas de romper con este gran tabú, que increíblemente creíamos los mexicanos que era insalvable. Corral lo ha hecho y está teniendo repercusiones profundas a nivel nacional e internacional. Además, hay que reconocerlo, lo está haciendo en un momento en que un priista gobierna a México.

Ahora, es responsabilidad de todos el cerrar filas para no dejar solo a nuestro gobernador, nosotros los chihuahuenses debemos de ser los primeros en hacerlo. De nueva cuenta, proviene de Chihuahua un nuevo movimiento revolucionario. Debemos aún más, sentirnos orgullosos que proviene de un juarense. No podemos darnos el lujo, ni debemos de permitir la perversidad de dejar que solo lo haga. Debemos los ciudadanos de apoyarlo con todo, manifestándonos para que se haga justicia y se lleve esto a sus últimas consecuencias: que el PRI pierda su registro como partido político y que ahora sí caigan los peses gordos. No es para menos, no se puede permitir la impunidad a estos niveles.

Debemos de tomar en consideración el peligro que existe para nuestro gobernador el que haya dado este paso contundente. Para que Beltrones haya solicitados tres amparos, cuando ni siquiera se movió en su propia defensa cuando se le veía como sospechoso del mismo asesinato de Colosio, quiere decir que realmente hay una profunda preocupación por su involucramiento en estos eventos. No creo que alguien lo dude que lo haya, lo increíble es que por fin alguien se decidió hacerlo.

Esta batalla apenas empieza, ahora sí va en serio la subsistencia del PRI como sistema que ha tenido sojuzgado a México por gran parte del Siglo XX y pretende continuar haciéndolo en el Siglo XXI, pero no podemos bajar la guardia y dejar cómodamente a que “otros actúen”. Debemos todos actuar, debemos organizarnos para encontrar las evidencias de todas las trácalas de las que se ha valido el PRI para mantenerse en el poder. Debemos reconocer que hay muchísima gente involucrada y que se sentirá amenazada por esto.

Lo que sí nos debe de quedar claro, es que nunca más el PRI debe ser amenaza para que se divida el voto en contra de López Obrador, debemos de dejar las ilusiones de que con “una buena persona” a cargo de la Presidencia de la República el PRI puede cambiar. Esto jamás sucederá.

Por lo pronto, sugiero a las organizaciones de la sociedad civil que se coordinen para dar todo el apoyo a nuestro gobernador, para que continúe firme en su posición de perseguir no nada más a los corruptos, sino a toda la estructura maléfica que ha dado consistencia y continuidad al PRI, cuyo impulso y continuidad en gran parte se produce del uso ilegal que siempre ha realizado de los recursos de los impuestos que pagamos todos los mexicanos.

Última Instancia

Por.- Carlos Angulo Parra