17.7°C / 63.9°F
C: 18.00 | V: 18.77

Amuletos

Por: Alejandro Velasco | 02 de enero, 2018 - 03:15 | Opinión |

En México ya estamos aprendiendo de nuestros vecinos de Estados Unidos, país que a todo le saca su lado comercial, es así como, por ejemplo, las más grandes figuras de cualquier deporte se convierten en los protagonistas de las campañas publicitarias más costosas que ofrecen productos muy diversos, incluidos algunos que no tienen nada que ver con la actividad deportiva, como perfumes, supermercados, tiendas departamentales o de ropa, en fin los productos o servicios son lo de menos, por el simple hecho de que los anuncie una personalidad conocida, con eso es suficiente para que se empiece a vender la mercancía anunciada.

Otro ejemplo de como todo es comercializable resultó saber que reproducciones de todo tipo y tamaño de la Virgen de Guadalupe, patrona de los mexicanos, fueron los chinos quienes presuntamente registraron los derechos de la imagen y comenzaron a venderla a diestra y siniestra, con enormes ganancias seguramente, ese también ha sido el caso de la bandera mexicana, misma que algunas son fabricadas en China, porque sale más barato, y por lo mismo el margen de ganancia es mayor, siendo uno de nuestros símbolos patrios, en fin como que a los mexicanos nos tarda más tiempo el darnos cuenta de las oportunidades comerciales que están alrededor y que no aprovechamos al máximo, al menos para algunas cosas, porque para otras somos muy buenos, por ejemplo, y aunque no es algo positivo, el negocio de las copias o reproducciones piratas de productos de marcas reconocidas, para eso, salimos muy buenos, pues es muy fácil encontrar este tipo de mercancías en prácticamente cualquier lugar, incluidas tiendas legalmente establecidas y en los mercados populares ni se diga, abundan este tipo de mercancías para todos los gustos y dependiendo de lo que se piense gastar, las calidades varían por qué hay de piratería a piratería, de hecho la más económica es piratería, pero la más costosa la denominan “clones”, porque aseguran que difícilmente alguien se puede dar cuenta que no se trata de una pieza original, eso dicen los que dicen saber de marcas.

Pero le decía al inicio de este comentario que parece que ya aprendimos, pues resulta que derivado de los sismos del pasado 2017 en estados como Puebla, Oaxaca y la Ciudad de México, seguramente todos recordamos que de nuevo surgió el espíritu solidario de los mexicanos quienes sin pensarlo, comenzaron a aportar lo que pudieron para mandarlo a los lugares devastados por los movimientos telúricos, pero también hubo quienes lo que aportaron fueron horas de trabajo para rescatar a la gente y mascotas atrapadas bajo los escombros, y derivado de esos trabajos nació la imagen de la perrita de la raza Labrador Frida, perteneciente a las filas de la Secretaria de Marina-Armada de México, misma que se convirtió en toda una figura con la que todos querían tomarse una “selfie” y subirla a sus redes sociales, incluso la fama de Frida llegó a prácticamente todo el mundo, lo que dio como resultado miles de mensajes positivos para la rescatista de cuatro patas, y de esa forma surgieron personas que comenzaron a fabricar Fridas elaboradas con estambre, por supuesto con sus respectivos, visor protector de polvo, botas que la protegen de todos los escombros propios de un derrumbe y su arnés en el que tiene escrita la palabra Marina, por el que los japoneses pensaron que era su nombre, el mismo se utiliza para ayudarla a bajar o subir a lugares por los que de plano no puede avanzar, las cuales que se vendieron como pan caliente, tanto que quienes las hacían, se vieron rebasados por la gran cantidad de pedidos, pues con las redes sociales, los encargos llegaban de todo el país.

Y aparentemente ahí había quedado el furor por Frida, la perrita rescatistas, sin embargo con el final de año en los mercados populares se pudo ver una nueva reproducción de tan singular personaje canino, en esta ocasión como amuleto protector contra los daños de fenómenos naturales como los sismos, al menos una nota del periódico digital Excélsior así lo destaca, en el escrito aparece el amuleto elaborado de metal en color dorado, sus botas en azul y lo que parece la bandera mexicana en uno de sus costados, en el texto no se dan mayores detalles del nuevo artículo ni de si su venta ha sido buena, pero es de llamar la atención que Frida la labrador rescatista, ahora se convirtió en un amuleto para la protección de cualquier eventualidad sísmica, al menos esa es la idea…