17.7°C / 63.9°F
C: 18.00 | V: 18.77

Los ciclos de la vida.

Por: Humberto Leal Valenzuela | 02 de enero, 2018 - 05:43 | Opinión |

Dicen los sabios que el circulo es la figura perfecta, que si le damos volumen se transformaría en esfera. Y que la esfera contendría en si misma todas las formas del universo.

Desde el átomo, en su pequeñez, hasta los planetas, las estrellas y las galaxias describen en sus movimientos la figura del círculo. Los cometas describen en su viaje círculos más grandes.

Si eso pasa en el mundo material de la física y la química, no podría ser muy distinto en lo inherente a la vida. La chispa de nuestra existencia brota entre el concluir y comenzar de manera permanente.

La evolución de todas las cosas es un movimiento circular, aunque ascendente, agregan los historiadores, las cosas se repiten, si, pero al cambiar las circunstancias las repeticiones se darán en un nivel superior. Una especie de espiral.

Medimos el tiempo con los círculos de la naturaleza: el día es el lapso en que la tierra da un círculo completo sobre su propio eje, y un año será el tiempo necesario para describir un círculo completo alrededor del sol.

Por esa razón siempre que se aproximan estas fechas, los seres humanos generamos la expectativa de que un nuevo ciclo esta por empezar.

Nos apresuramos a cerrar ciclos y hacer nuevos planes para el periodo que esta por empezar. Siempre con la seguridad de que vendrán nuevas alegrías y vivencias, y que todas serán mucho mejores que las de ayer.

Renovamos la esperanza, estrechamos lazos, fortalecemos amistades, hacemos planes de progreso, de ahorro, de adelgazar, de dejar de fumar, etc. Todo en todo caso será posible porque el tiempo que está por llegar es nuevo, es un volver a empezar, es renacer o revivir.

El año se va irremediablemente, jamás volveremos a estar en el 2017, lo que nos deja son recuerdos felices para algunos, para otros aciagos, pero para todos, la memoria de haber vivido una época única e irrepetible.

El 2018 llega cargado de incógnitas, indescifrable como siempre es el futuro, pero tenemos la fortaleza y la experiencia de los años vividos para responder a los retos por altos que sean.

Los mejores deseos que brotan de nuestros corazones son para todos, que siempre sean mejores tiempos los que compartamos y estemos siempre juntos para disfrutarlos en común, por eso decimos Feliz, pero Muy Feliz Año Nuevo 2018.

Anagnórisis

Por Humberto Leal Valenzuela.