5.8°C / 42.4°F
$18.10 - $19.10

Gobernanza es gobernabilidad y más durante proceso electoral

Por: Alfredo Martínez de Aguilar | 29 de diciembre, 2017 - 06:46 | Opinión |

La Historia, madre y maestra del hombre, enseña que las espadas y las bayonetas conquistan a sangre y fuego, pero no educan, no aculturan ni enseñan a producir, para ser realmente libres de pensamiento y acción.

No hay peor dependencia que la alimentaria del extranjero. Es terrible, verdaderamente devastador que Estados Unidos nos tenga agarrados del estómago. Es peor que nos tuvieran agarrados de salva sea la parte noble. 

En estricto sentido, por esta razón, hoy por hoy, México ni es libre ni es soberano más allá de los discursos demagógicos. Estado-nación que es incapaz de producir sus alimentos terminará esclavizado por el extranjero.

A querer o no, guste o no, es una verdad irrefutable que en los últimos 50 años, desde la década de los 70, pueblo y gobierno, hemos sido incapaces de producir, por ejemplo, el maíz que consumimos. Y sin maíz no hay país.

Mucho más condenable todavía es que nuestro país cuente con los recursos naturales necesarios y suficientes para elevar la producción y productividad agropecuaria, y el talento de sobra para hacerlo, y no lo hagamos.  

La espada de las poderosas legiones romanas conquistó con un alto costo en sangre y muerte a las heroicas falanges del ejército griego, pero al final Grecia conquistó educativa y culturalmente al Imperio Romano. 

Es, pues, más trascendente la educación y la cultura integral -física. Intelectual, emocional y espiritual-, fincada en sólidos principios y valores universales: amor y respeto a la vida, libertad, dignidad, a la verdad y a la justicia.

Esos principios comunes a todos los pueblos en todos los tiempos han hecho grandes a los imperios y a los estados nación y a sus habitantes y ciudadanos en el pasado y en el presente. Así ha sido en México y Oaxaca.

Hasta la década de los 60, tres instituciones educativas, nobles y señeras, parieron generaciones de ilustres oaxaqueños que contribuyeron a construir institucionalmente a Oaxaca en particular y a México en general. 

El Seminario Mayor Pontificio de la Santa Cruz, el Instituto Autónomo de Ciencias y Artes del Estado de Oaxaca y la Escuela Normal de Oaxaca. Las tres instituciones abrevaban en la fuente de la sabiduría.

Era obligado el estudio del griego y del latín antiguo, no solo raíces grecolatinas como ocurrió, posteriormente, además de filosofía, lógica, ética y estética; teología y teosofía; gramática, retórica y matemáticas.

Al estar escritos los libros de texto de dichas disciplinas en francés, italiano, alemán y después en inglés, los estudiantes de entonces eran políglotas de manera natural al sumarles el español y una lengua indígena.

Con este enorme bagaje intelectual era prácticamente imposible que no surgiera la Triada Serrana con Benito Juárez García, Miguel Méndez Hernández y Marcos Pérez Santiago integrantes de la Generación de la Reforma.

A los que se suma Matías Romero Avendaño, Ministro de Relaciones Exteriores de Juárez. 

La imposición de los valores del "way of life", el modo de vida americano, nos ha conquistado de manera relativa, pacíficamente, al deformar nuestra educación y cultura humanística, y nuestra forma de vida.   

Lamentable y dolorosamente esas imposiciones poco han contribuido a enriquecer al régimen de gobierno supuestamente republicano, democrático y popular. En muchos casos, por el contrario, lo han dinamitado. 

Forman parte de las imposiciones imperiales el Nuevo Sistema de Justicia Penal Adversaria que derruye con los Juicios Orales el sistema jurídico napoleónico, la moda de la transparencia y rendición de cuentas.

Un aspecto que cobra relevancia durante el actual proceso electoral federal en todo México, pero especialmente en Oaxaca, son las serias fallas en materia de gobernanza que se traduce en déficit de gobernabilidad.

El panorama político-social que se vislumbra a corto plazo es más que sombrío realmente negro como resultado de las graves fallas en las áreas más vulnerables del gobierno de la esperanza, encabezado por Alejandro Murat.

En el obligado balance anual, los gabinetes estatales de seguridad pública y su coordinación con los órganos de seguridad nacional, educación y salud, nos salen debiendo mucho a los oaxaqueños. El saldo es negativo.

A quienes lo duden por ignorancia, ingenuidad, amistad, parentesco o complicidad. Los frecuentes enfrentamientos intermunicipales son prueba palpable de nuestros dichos. Ante los hechos, no hay palabras.

Entendible, jamás justificable, porque el flamante Secretario de Seguridad Pública, José Raymundo Tuñón Jaúregui, no tiene la menor idea de los 570 municipios y menos de las 13 mil localidades oaxaqueñas.

Las redes sociales informaron ayer del nuevo enfrentamiento por el añejo conflicto agrario en la Sierra Norte entre los habitantes de los municipios de San Miguel y San Pedro Cajonos, pertenecientes al distrito de Ixtlán.

Más que grave resulta que se dé a conocer que el tableteo de fusiles de asalto AK47 y R15 no dejaran de escucharse por espacio de varias horas en el paraje "La Calavera" en la zona limítrofe entre ambos municipios.

Según trascendió, el primer enfrentamiento entre los vecinos de estas comunidades serranas ocurrió alrededor de las 11 horas. El intercambio de disparos dejó dos muertos, cuyos cuerpos habrían sido llevados hacia San Miguel Cajonos.

Debido a que las diversas corporaciones policíacas no han hecho acto de presencia, el enfrentamiento seguía cerca de las 16 horas, producto de un ancestral conflicto por límites de tierras entre San Miguel y San Pedro Cajonos. 

Las cosas empeoran mucho más en el gobierno por la falta de visión y sensibilidad y, sobre todo, compromiso con Oaxaca de los responsables de las áreas de Planeación y Finanzas, Sefin y Coplade. Son un rotundo fracaso. 

Los yerros y desbarres de Jorge Gallardo Casas y Ángel Meixueiro González son más que evidentes, públicos y notorios. Cada vez son más frecuentes las fundadas quejas y protestas de sus compañeros del gabinete legal.

La mayoría de los dirigentes de las más de 400 organizaciones sociales oficialmente y las más de 600, extraoficialmente, permanecen agazapados al acecho, para pasar la factura a la soberbia de Finanzas y Coplade.

Tripulados por los ex gobernadores, ahí está la amenaza de los dirigentes de la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y del Frente de Damnificados para reiniciar sus marchas.

La mayoría de las organizaciones sociales, particularmente las más radicales en el estado, tienen vínculos con el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en apoyo de Manuel Andrés López Obrador (MALO).   
   
Con un esquema chavista-madurista, López Obrador, pretende utilizar a estas organizaciones sociales radicales para intentar tomar por asalto la Presidencia de la República pretextando fraude electoral tras su derrota.

Detrás de la Noticia

Alfredo Martínez de Aguilar
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila