31.4°C / 88.6°F
C: 18.24 | V: 19.36

Comida, sin mezquindades, entre pares del periodismo

Por: Alfredo Martínez de Aguilar | 22 de diciembre, 2017 - 06:15 | Opinión |

La vida es la mayor y mejor de las aventuras. Preñado de espíritu aventurero, no filibustero, el periodismo, también lo es. Ambas permiten la plena realización humana y ser inmensamente felices.

Para serlo basta tener vocación de vivir, amar y servir, sin perder la fe en Dios, en sí mismo y en los demás. Claro, con inteligencia y humildad, hay que conocer las leyes de la vida para aprender a vivirla.
Hacerlo es muy simple, fácil y sencillo. Solo hay que vivir la vida intensa, apasionada y locamente. Con la santa locura del Quijote, luchando por un mundo mejor. De ahí su complejidad y complicación.
Debemos vivir la vida sin equivocados conceptos del bien y del mal, que provocan innecesarios complejos de culpa y pecado, hasta por haber nacido. El único pecado realmente grave es la estupidez. 
Y lo es porque niega y atenta contra la inteligencia, parte esencial del soplo divino del ser humano. 
Gracias a la inteligencia somos semejantes a Dios. A través de la inteligencia humana podemos volar en las alas de la imaginación al universo conocido y desconocido e imaginar su infinita grandeza.
Gracias a Dios, no todo está perdido en el mundo, menos en México y mucho menos en Oaxaca. Por más largo y oscuro que sea el túnel, siempre habrá la esperanza de ver la luz al final de éste.
Con optimismo, todos los problemas tienen solución incluyendo a la propia muerte. Que se preocupen los que quedan vivos. Los muertos, no mueren del todo, son inmortales. Su energía solo se transforma.
Jamás hay que perder, desde luego, la capacidad de asombro. Tampoco debemos perder la capacidad de mantenerse abierto y receptivo a los cambios. Es deseable mantenerse en todo momento 'open mind'. 
Con esta actitud de vida disfrutamos el pasado martes 19 de diciembre del presente año de una gratísima sorpresa por iniciativa de Octavio Olivera, amigo-hermano de Joel Hernández Santiago. 
El motivo de la comida fue el Reconocimiento otorgado a Joel por el Foro Nacional de Periodistas y Comunicadores, Capítulo Oaxaca, y el Ayuntamiento capitalino que preside Toño Hernández Fraguas.
Cosecha el bien ganado prestigio en los medios de comunicación de la Ciudad de México. Es periodista y editor. Publica en diversos medios impresos y digitales: 24 Horas; Eje Central; La Silla Rota; El Imparcial de Oaxaca. 
El destacado periodista oaxaqueño ha sido director de publicaciones en la Secretaría de Educación Pública (SEP), el Senado de la República y la UNESCO. Fue director editorial de Le Monde diplomatique. 
Ha coordinado, además, obras como: "Planes en la nación mexicana", con El Colegio de México y
La comida ofrecida por Octavio Olivera a Joel Hernández nos dio oportunidad de compartir el pan y la sal con compañeros y amigos de la vieja guardia de la Asociación de Periodistas de Oaxaca.
La APO, que dirige Cuauhtémoc Blas López e Idolina Herrera López, en la cual inicialmente participamos antes de fundar la Organización Periodística Independiente Oaxaqueña (OPIO), cumple ya 40 años
Tuvimos el placer de saludar, convivir y conbeber con Joel, galardonado por el Club Primera Plana al lado del presidente nacional del Foro Nacional de Periodistas y Comunicadores, el sonorense Rafael Cano Franco.
Deseamos felicidades anticipadas, con motivo de la Natividad de Jesús y el arribo del Año Nuevo 2018, a todos entre ellos al decano de los periodistas oaxaqueños, Leandro Hernández Romero, y a Roberto Santiago García. 
Asistieron Claudia Martínez Sánchez, Abraham Cruz García, Mario Castellanos Alcázar, Antonio Hernández Jiménez, Genaro Aragón Reyes, Aquiles Cruz Ramales, Luis Castillo Soria e Ithiel Ramírez Hernández.
El convivio con los compañeros y amigos de la APO con los que participa Joel Hernández, es sumamente trascendente porque posibilitó el encuentro y diálogo, que tanto urge a los oaxaqueños y a los periodistas.
Joel, premiado por el Club Primera Plana y el Foro Nacional de Periodistas y Comunicadores, junto con Raúl Castellanos Hernández y Luis Aquino Busquets, hizo un llamado a la unidad a todos los periodistas oaxaqueños.
Emocionado, agradeció que se reconozca el trabajo y esfuerzo de los periodistas “que tienen enterrado su obligo en Oaxaca”, en su caso en San Sebastián Tutla, y que después de muchos años vuelven a su tierra natal.
Al hacer uso de la palabra subrayamos que este tipo de reconocimientos son muy valiosos porque son otorgados entre pares, es decir, entre iguales, de periodista a periodista, sin otro ánimo que valorar el trabajo realizado.
Destacamos que, sin mezquindad alguna, debemos expresar estos reconocimientos a nuestros compañeros ¡En vida, hermano, en vida!, siguiendo a la poetisa tamaulipeca Ana María Rabatté y no después de muertos.
Al mismo tiempo, señalamos que los reconocimientos deben hacerse al margen de siglas y membretes porque uno de los mayores problemas a enfrentar por los oaxaqueños es el egoísmo malsano, traducido en mezquindad. 
Si las maldiciones existieran parecería que “no hay peor enemigo del oaxaqueño que el propio oaxaqueño”, que se extrapola a los escribidores, pues al parecer “no hay peor enemigo de los periodistas que ellos mismos” 
Mario Castellanos Alcázar y Abraham Cruz García resaltaron la importancia de la unidad de los periodistas como resultado de los difíciles momentos que vive el ejercicio de esta actividad en nuestro país.
Asimismo, advirtieron los riesgos y peligros a los que cotidianamente se enfrentan los periodistas mexicanos y oaxaqueños, cuyas filas suman este año 12 asesinados con la reciente muerte del veracruzano Gaudencio Pérez. 
Y no falta razón a nuestros compañeros porque por resolución de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (TCC por sus siglas en inglés) puso fin a la neutralidad de internet para prohijar su privatización.
A ello, se suman reformas últimas por el Congreso de la Unión que limitan el ejercicio periodístico y la libertad de expresión como resultado de la indignación de los gobernantes y políticos con las denuncias periodísticas. 


alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila