13.2°C / 55.7°F
$18.20 - $19.20

Nuevas tendencias

Por: Alejandro Velasco | 07 de diciembre, 2017 - 03:15 | Opinión |

Según una publicación del periódico El Universal en su edición digital afirma que últimamente hombres y mujeres no tienen mucho interés en tener hijos y da muy diversas razones para mantener esta postura; como buscar su desarrollo personal, esta aplica principalmente a las mujeres pues son ellas las que llevan la mayor carga al ser quienes gestan al bebe por nueves meses aproximadamente, situación que no les permite llevar una carrera profesional tan libre como cualquier persona que no se encuentra en el referido estado.

Otra de las razones es que no se consideran capaces de enseñarle a sus hijos a ser buenas personas, independientemente de que ellos lo sean o no, sino por la responsabilidad que representa educar a un pequeño para que se convierta en alguien de bien.

Algunas otras consideran que el papel de las mamas esta menospreciado, ya que muchas mujeres pretenden estar al mismo nivel de los hombres; también están quienes piensan que la actual sociedad no es sana y por lo mismo no quieren que sus hijos sufran de violencia y problemas sociales como el bullying o el desempleo.

El factor económico también está presente al momento de tomar una decisión tan importante como procrear, pues ciertas personas ven amenazado su nivel de vida ya que tener un hijo conlleva fuertes gastos que en ocasiones creen no podrán solventar.

Hay quienes reconocen que simplemente no tienen el instinto maternal o paternal o de plano no les gustan los niños.

Otra de las razones en la referida nota menciona el hecho de que, si no se tiene pareja no se animan, ya que tener un hijo es una gran responsabilidad que no creen que puedan sacar solos.

Finalmente, está el que simple y sencillamente no quieren tener hijos.

Y todas los motivos anteriormente señalados son completamente válidos, sobre todo por el hecho de que quien no esté plenamente seguro de que desea tener hijos es mejor que se abstenga de hacerlo, porque efectivamente son una muy grande responsabilidad ya que cada vez es más complicada nuestra sociedad y las nuevas generaciones deben estar mucho mejor preparadas para enfrentarla, y con esto me refiero a que no solo se trata de que tengan alguna carrera universitaria, sino que además sepan algún tipo de defensa personal, dominen una lengua extranjera aparte de la propia, estén dispuestos a continuar especializándose en alguna materia, entre muchas otras habilidades que actualmente se deben poseer para salir adelante.

Pero también por que quien no desea un hijo, sino que lo trae al mundo por un error o simplemente por la presión de la familia que casi les exige el tener descendencia, pudiera cometer muchos abusos contra ellos como maltratarlos, no darles la atención que necesitan, exponerlos a peligros innecesarios, entre otros.

Pero también están los casos contrarios en que las jóvenes se embarazan supuestamente porque es su deseo tener un bebe y lo de menos es proporcionarle una familia tradicional o moderna, incluso algunas piensan en ser madres solteras con todo lo que ello representa como dejar a su bebe en la guardería varias horas al día, cosa que tampoco es lo mejor, ya que el pequeño se someterá a la falta de tiempo de la madre con todo y que ahora se hable del tiempo de calidad, ya que está demostrado que no es suficiente y por lo mismo los padres que están en esa situación tratan de compensar a sus hijos con cosas materiales y lo único que hacen es criar personas que no le encuentran sentido a la vida o que se apegan más a la “miss” de la guardería sobre todo si les brinda más atención que los propios padres.

En fin, lo mejor es que cualquier decisión se tome en plena conciencia de la responsabilidad que implica y asumirla, de otra forma no resultará, pero hablando de seres humanos es todavía más importante pensar muy bien lo que se va a hacer, ya que de eso depende la salud mental de las nuevas generaciones, al menos esa es la idea.