13.2°C / 55.7°F
$18.20 - $19.20

Monóxido

Por: Alejandro Velasco | 04 de diciembre, 2017 - 03:15 | Opinión |

Con la llegada de las temperaturas más bajas a nuestra ciudad, se hace necesario incrementar las recomendaciones para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono, pues pese a que la gran mayoría sabemos perfectamente de los riesgos de dormir con algún calefactor encendido y sin ningún tipo de ventilación, cada año nos enteramos de familias completas que se intoxican, pero afortunadamente salvan la vida por que alguno de sus integrantes alcanza a despertar y abrir puertas y ventanas para que entre el aire fresco al domicilio, sin embargo no todos los casos terminan igual, pues hay otros en los que no se corre con la misma suerte y la gente fallece al interior de su vivienda.

Es importante no ser negligente en esos temas, dado que lo que está en riesgo es la salud y la vida en el peor de los casos, y es que si se lleva a cabo un sondeo para saber si la población sabe de los peligros de encerrarse en un inmueble o en un automóvil, la gran mayoría, por no decir que todos, contestarán que si están conscientes del riesgo, pero aun así hay quien no le da mucha importancia, se confía y vienen las consecuencias ya señaladas.

También existe la creencia de que la mayoría de la gente que se intoxica con monóxido no es de la localidad o no tiene mucho tiempo viviendo en Juárez y por eso comete esos errores, pero según lo que afirman las propias autoridades de protección civil esto no es así, ya que en muchos casos la gente es originaria de esta ciudad; lo que sucede es que con tanto año viviendo en Juárez, en ocasiones se confían o se les olvida que no abrieron dos ventanas para que permitan la circulación del aire y se quedan dormidos, pero el error está en que la intoxicación no se presenta solo si se duerme con el calefactor encendido, sino que esto ocurre siempre que no se esté renovando el aire en un lugar cerrado, estemos despiertos o no, pues se respira el monóxido y sobreviene la intoxicación.

También se han presentado casos en los que la gente con toda la intensión se encierra con el calefactor encendido y se duerme para amanecer al otro día sin vida, desafortunadamente son casos en los que la gente tiene muchos problemas y no encuentra otra salida más que quitarse la vida.

Entre las posibilidades de intoxicación no se debe descartar las que pueden ocurrir al interior del habitáculo de un vehículo, ya que, igual que en una habitación, si no se permite que circule el aire ocurrirá lo mismo, por ello también protección civil está solicitando tener cuidado y mantener por lo menos dos ventanillas abiertas, sobre todo en viajes largos o permanencia en el vehículo con el motor en marcha como en los puentes internacionales, ya que ahí también se han presentado accidentes como el ocurrido, hace ya varios años, en una pick up que en la caja traía de los llamados “campers” y en esa parte viajaban sobre todo niños que junto con sus padres se dirigían a El Paso Texas, pero como la línea estaba muy lenta cuando llegaron a la revisión ya los pequeños habían fallecido precisamente por el monóxido que respiraron por un periodo largo de tiempo, sobreviniendo la tragedia para esa familia.

Al final de cuentas en el tema de las precauciones con el monóxido debemos de ser muy escrupulosos, pues prácticamente está la vida de por medio y en estas fechas lo que más se desea es tener una temporada feliz y en familia, al menos esa es la idea.