13.2°C / 55.7°F
$18.20 - $19.20

¡Entusiastas de la navidad los más felices!

Por: Alejandro Velasco | 21 de noviembre, 2017 - 03:15 | Opinión |

Pese a que algunos consideramos que es muy pronto el comenzar con la colocación del árbol de navidad y demás adornos en los hogares alusivos a la temporada cuando apenas llega a la mitad el mes de noviembre, resulta que según una nota publicada en el periódico El Financiero en su edición en línea; quien lleva a cabo tal practica en realidad es más feliz que el resto que no lo hace o que ve con malos ojos esa costumbre.

Y es que el sitio británico unilad entrevistó a algunos expertos en psicología sobre el razonamiento detrás de las personas que deciden, aparentemente, anticiparse a las celebraciones como la Navidad, y encontraron que aunque podría haber una serie de razones sintomáticas por las que alguien querría poner decoraciones de forma obsesiva antes de la temporada, generalmente se trata de motivos nostálgicos, que pudiera ser para revivir la magia que le tocó experimentar de niños o para compensar la carencia de la misma en el pasado. Y agrega que en un mundo lleno se estrés y ansiedad a la gente le gusta asociar cosas que los hacen felices y las decoraciones navideñas evocan esos sentimientos de la infancia. Las decoraciones son un ancla o un camino hacia esas viejas emociones mágicas de la infancia. Por lo tanto poner esas decoraciones navideñas temprano extiende la emoción.

Para la revista de Psicología Ambiental; las decoraciones se utilizan como una forma de comunicar su accesibilidad a los vecinos, por lo tanto, tal vez las personas que ponen las decoraciones temprano solo intentan ser amistosas.

Por otra parte, las tiendas y centros comerciales también aportan su granito de arena en este comportamiento, al poner a disposición del cliente todas estas mercancías alusivas a la Navidad apenas llegado el mes de octubre, cuando aún no se ha celebrado ni siquiera el festejo, que en apariencia es todo lo contrario, Halloween, o en México “El Día de Muertos”, cosa que en ocasiones agobia a quienes ven en la Navidad una fecha a la que asocian con el gasto en regalos y cena para esa noche y más cuando la situación económica no es la mejor, realidad por la que mucha gente atraviesa pero que es más notoria en esos días.

Por otro lado están los niños quienes esperan la Navidad desde el 26 de diciembre, y les parece larguísimo el tiempo que pasa volver a festejar esa fecha, por supuesto que para ellos es una temporada llena de magia y más cuando sus padres se esmeran por que exista esa ilusión de que los regalos llegan por arte de magia, traídos por algún personaje que, según las creencias de cada quien puede ser, Santa Claus, Los Reyes Magos o El Niño Dios, pero que a final de cuentas lo que importa es ver en sus rostros la emoción de recibir un regalo, grande o pequeño que sin necesidad de dinero, al menos en su experiencia, les llega hasta su casa durante la noche.

Así que no debemos juzgar a quien trae el espíritu navideño desde octubre, pues resulta que es más feliz que quien no lo tiene, y eso ya le da una ventaja sobre los demás, pues aunque pasan por el mismo estrés que el resto de nosotros, aparentemente, no les afecta o tratan de que no les afecte y por lo mismo están muy pendientes de prepararse para estas fechas que ya están a la vuelta de la esquina y de lo que se trata es de pasarla lo mejor posible, al menos esa es la idea.