13.2°C / 55.7°F
$18.20 - $19.20

Vergüenza oficial

Por: Cuauhtémoc Monreal Rocha | 21 de noviembre, 2017 - 10:37 | Opinión |

La vergüenza es peor que el hambre. Alonso Daniel Manuel Rodríguez Castela, político español.

El sábado pasado nos fuimos al teatro en compañía de... ya saben ustedes de quien; fuimos a ver Rio Animas, la historia de amor más grande del mundo, con la participación de Huberto Leal Valenzuela, quien estuvo a la altura de la actuación, llevándose una fuerte ovación en compañía del elenco, al término de la obra. Felicidades a todos.

Y mira lectora (or) amable, en este país al que llamamos México (no queremos hacernos menos), para vergüenzas y latrocinios de la élite gubernamental, no ganamos, no hay dinero para nada, solamente lo hay para robarlo y hacer grandes fortunas personales y familiares y malgastarlo en interminables campañas políticas. Sea por Dios.

Resulta que en el Estado de Guerrero y el de Michoacán, los elementos de la Policía Federal de bajo rango o rasos, fueron desalojados de los hoteles donde se hospedaban, porque el gobierno Federal, que maneja nuestros impuestos, desde 8 meses 8 no paga el hospedaje ni la alimentación de estos humildes servidores públicos, mientras que sus jefes y funcionarios federales, se dan la gran vida a costillas de los dineros del pueblo.

Los mandos policiales, tratando de lavarse las manos como el tristemente célebre Pilatos, alegan que se contrató a la empresa Kol Tov (???), para que pagara los viáticos y hospedaje a sus oficiales y contratar los hoteles donde se hospedarían los elementos de la corporación, encargados de combatir al crimen organizado.

No se sabe si la empresa es fantasma o simplemente, después de recibir millones de pesos, se hizo ojo de hormiga, al amparo de la corrupción y la impunidad, después de repartir los moches, porque de otra modo no se explica el por qué no se han pagado ni el hospedaje ni los alimentos de los pobres policías a quienes vergonzosamente desalojaron de los hoteles y fueron echados a la calle, ante el asombro de los ciudadanos guerrerenses y michoacanos.

¡Qué dirá al respecto el gobierno federal!, porque no es la primera vez que los elementos policiales federales son echados del hotel; ¿no hay dinero en Hacienda? y si no lo hay ¿cuál es la razón?, ¿a quién se le entrega el dinero para los gastos y haberes de los policías?, ¿la empresa que se menciona, en realidad existe o existió y de ser así, quien la protege? Ta cañón saber tanto.

¡Ah! pero en la tele y en las fotos como se ven bien sonrientes los funcionarios públicos federales y los altos mandos de la policía federal, cómo lucen, hasta parecen la pura verdura del caldo. Bien haría la Contraloría General de la Federación, en investigar este tipo de corruptelas que avergüenzan al gobierno del señor Peña, quien, aunque ya le falta menos, todavía es el jefe de la Nación y no debe permitir que siga la corrupción, amparada por la impunidad. Vale. 

Por Cuauhtémoc Monreal Rocha