13.2°C / 55.7°F
$18.20 - $19.20

Policía vecinal

Por: Alejandro Velasco | 20 de noviembre, 2017 - 06:02 | Opinión |

En Mérida Yucatán pusieron en marcha una idea que los ha llevado a convertirse en el municipio más seguro del país, y no se trata de algo muy innovador, por el contrario este concepto existe desde hace muchos años, pero es poca la gente o las comunidades que lo llevan a cabo, se trata de “La Policía Vecinal”, misma que está integrada por los propios habitantes de distintos sectores del referido municipio y su función es estar vigilantes de lo que ocurre a su alrededor, para lo cual se integran grupos de cinco o más personas que todas las noches realizan recorridos por las calles de su colonia, armados con un silbato, lámparas y su teléfono celular, el cual utilizan en cuanto ven algo sospechoso, pero no son ellos los que intervienen, sino que es la policía la que acude al llamado y revisa que todo esté bien o en caso contrario, realiza su función. A los integrantes de esta policía vecinal se les identifica por una playera blanca en la que se puede leer que son parte de la vigilancia ciudadana.

Pero para que este modelo funcione se debe tener confianza tanto entre los ciudadanos como los policías, pues si por una parte los vecinos reportan anomalías pero la policía no responde, de nada sirve el trabajo de la gente, sin embargo en Mérida si tienen una alta confianza en sus autoridades al menos en las cifras así se demuestra, pues en la última Encuesta Nacional de Victimización realizada por el INEGI, el 73.4& de los yucatecos afirma tener una  buena imagen de la policía estatal, esta cifra es casi 20 puntos por encima de la media nacional, pero no solo eso, el Sistema Nacional de Seguridad informa que entre enero y septiembre de este 2017 se denunciaron apenas 31 casos de extorsión en todo el estado; en el mismo periodo, en Mérida se cometieron 19 homicidios dolosos, cantidad menor a la del año anterior.

Por su parte el secretario de Gobierno de Yucatán, Roberto Rodríguez Asaf, admite que el aumento de estos grupos de vigilantes ciudadanos obedece a la reacción de los yucatecos a la creciente migración desde otros estados, pues no quieren que les llegue gente que pretenda cometer delitos en sus comunidades.

Como le decía al principio, se trata de una estrategia que no es nueva, pero que se requiere de voluntad y sobre todo de un sentimiento muy arraigado de pertenencia, además de desprenderse del individualismo para pensar de forma comunitaria y entre todos prevenir la delincuencia sin exponer la integridad física.

Ese mismo esquema se podría replicar en nuestra ciudad y de esa forma se erradicarían muchos delitos que se cometen con mucha frecuencia al amparo de la noche y de que nadie ve a los delincuentes o que si los ven nadie dice nada, en tanto no se les perjudique en sus interese, pero no hay necesidad de tener que llegar a eso, si se puede prevenir trabajando en colaboración con la policía de algún nivel de gobierno que en nuestro caso, bien podría ser la municipal que es la más numerosa y la primer respondiente cuando se requiere que la autoridad se haga presente.

Y es que se resarciría el llamado tejido social, pues, en esquemas como el mencionado, los colonos comienzan a conocerse unos a otros y por lo mismo se preocupan y tratan de ayudar mutuamente, cosa que en la actualidad no ocurre, ya que cada quien se preocupa por sí mismo y lo que le pase al vecino es su problema, debemos de revertir la apatía que sentimos por la participación comunitaria, es una muy buena solución a muchos problemas, al menos esa es la idea.