1.2°C / 34.2°F
$18.20 - $19.20

Los bajos salarios

Por: Cuauhtémoc Monreal Rocha | 14 de noviembre, 2017 - 05:54 | Opinión |

Como Dios, el capitalismo tiene la mejor opinión de sí mismo y no duda de su propia eternidad. Eduardo María Hughes Galeano, escritor uruguayo.

Estamos de malas, no sabemos ni por qué, pero hay les va: EL PASO CON LOS SUELDOS MAS BAJOS DEL PAÍS. Así lo informa el Departamento del Trabajo Federal, mientras que los expertos argumentan que este bajo salario se debe al bajo nivel educativo de la población laboral y la incapacidad de la región para retener a los graduados universitarios, que encuentran empleos mejor remunerados en otras ciudades del país.

En México, por las mismas fechas (tres o cuatro días atrás), nuestro rechoncho amigo Agustín Cartens, espetó a los cuatro vientos, a través de los medios masivos de información, que cuidadito con el próximo aumento salario mínimo de los trabajadores mexicanos, porque éste no debe aumentarse irresponsablemente, tiene que hacerse con mucho cuidado para de esta manera, evitar una espiral inflacionaria que mucho dañaría al país y sobre todo a los que menos tienen. ¿Falacia?

Total el jodido joderlo más; si estudia porque estudia, si no estudia porque no estudia, si tiene experiencia porque tiene experiencia, si no la tiene porque no la tiene y si tiene vastos conocimientos universitarios y mucha experiencia, no le dan la chamba porque su perfil no es para los salarios que se pagan aquí en la frontera (un doctor catorce mil pesos al mes, mejor nos quedamos de "inorantes"), que aceptar los bajos salarios.

Y en todo el mundo es la misma cantaleta, el capitalismo no comprende que si no hay obreros, la industria no funciona y si no hay jornaleros, el campo no produce, así que imagínate lectora (or) amable, si los obreros y los jornaleros fueran egresados de las universidades, ¿crees que trabajarían en las fábricas y en el campo y ganarían salarios dignos y justos para solventar los gastos de una familia como dice la ley? Piénsalo bien mulata, piénsalo bien, mira que mi alma se atormenta sin tu amor... decía Larín pinguín en su hermosa canción.

En todos los países de este planeta llamado Tierra, ninguno de los trabajadores vive con dignidad ganando el salario mínimo, el capitalismo no quiere aceptar que los precios de la canasta básica, indispensable para la supervivencia del ser humano, están por las nubes, generando una inflación incontenible, pero como su voracidad es tal, no le importa cómo le hacen los trabajadores para solventar los gastos de la familia, pues aparte de la canasta básica, también hay que pagar todos los pésimos y caros servicios públicos y la explotación del hombre por el hombre mismo, está en todo su apogeo, mientras la pobreza y la miseria siguen creciendo en el mundo, porque los capitalistas, solamente se guían por el egoísmo y se niegan a transitar por la senda de la benevolencia. Ya ven por qué estamos enca..... Vale. 

Por Cuauhtémoc Monreal Rocha