15.4°C / 59.7°F
$18.20 - $19.20

La Diputada Siqueiros y su propuesta populista

Por: Alejandro Velasco | 13 de noviembre, 2017 - 03:15 | Opinión |

El trabajo de los agentes de vialidad es estimular a que los conductores respetemos el reglamento de tránsito, mismo que se creó para que la circulación en las ciudades sea fluida, evitando en la medida de lo posible, los accidentes.

Y es que si se analiza, la gran mayoría de los percances viales ocurren porque uno o todos los involucrados en el mismo, omitió uno o más de los referidos reglamentos, por ejemplo rebasar los límites de velocidad, pasarse un semáforo en rojo, no detenerse en un señalamiento de alto, circular en sentido contrario, -esta acción aunque parece que pocos la cometen, la verdad ocurre con mucha frecuencia-, manejar y “textear” al mismo tiempo, dar vueltas en “U”, acelerar cuando vemos que el vehículo de enseguida pretende meterse a nuestro carril, en lugar de permitírselo; en fin la mayoría reconoce cuando se comete una infracción y de todas formas la lleva a cabo, y más cuando no lo ven, pero ¿qué pasaría si supiéramos que en cualquier momento nos puede salir un agente de tránsito que nos cache justo cuando estamos cometiendo la violación al reglamento?, ¿lo seguiríamos haciendo?, seguramente no, ya que sabríamos al riesgo que nos expondríamos, y precisamente por eso es que no se entiende por qué la diputada Nadia Siqueiros Loera, propuso ante el pleno de los legisladores locales, modificar las obligaciones de los agentes de vialidad, con la intensión de impedir que estos se oculten de la vista de los conductores para sorprenderlos en plena infracción, puesto que los guiadores estamos obligados a seguirlo esté o no, un elemento de vialidad, vaya eso sería lo más deseable, se evitarían muchos accidentes, pero sobre todo lesiones y hasta vidas se podrían salvar si todos respetáramos al pie de la letra el referido reglamento.

Por supuesto que a nadie le gusta que se le castigue, sea o no responsables de una infracción, pero de eso se tratan estas medidas, de que haya una consecuencia ente una falta cometida, pues en teoría esto debería de dar como resultado no cometerla de nuevo.

Así que la solicitud de la diputada Siqueiros Loera, es a todas luces populista, pues lo que quiere es quedar bien con la gente, independientemente si se inhibe o no el número de accidentes. Lo que parece que la legisladora Siqueiros quiere es ganar notoriedad y nada más. Lo malo es que así nunca vamos a tener automovilistas que aunque sea por miedo, respeten las reglas al momento de ponerse frente al volante.

De hecho los que vivimos en frontera sabemos perfectamente que en Estados Unidos es muy difícil ver una patrulla de las que cuidan que se respete el limite de velocidad en el llamado “free way”, pero de todas formas respetamos la velocidad, porque sabemos que de no hacerlo, de la nada nos saldrá la patrulla que nos aplicará la multa correspondiente.

Es común ver incluso en las películas estadounidenses como las patrullas se ocultan detrás de los letreros para sorprender a lo que se creen Vin Diesel, tratando de emular su clásica película de “Rápido y Furioso”, y de eso nadie se queja porque efectivamente se cometió la falta de rebasar el límite de velocidad.

En una ocasión me tocó escuchar la molestia de un ciudadano que se quejaba de que ya era cliente de un elemento de transito que cada semana no le fallaba deteniéndolo por no traer placas y por lo mismo el infraccionado le entregaba una cantidad de dinero a cambio de que lo dejara ir, pero al preguntarle si su vehículo estaba registrado me comentó que no, que era chueco, por lo que le dije que así no había forma de defenderlo, pues los dos estaban cometiendo un delito.

La realidad es que pese a conocer perfectamente cuando se comete una infracción de tránsito, se siguen efectuando, por lo mismo se requiere de su presencia y sobre todo que haya consecuencias, de otra forma seguiremos en las mismas y esa no es la idea.