15.4°C / 59.7°F
$18.20 - $19.20

Procedentes, quejas en CNDH vs CNTE

Por: Alfredo Martínez de Aguilar | 06 de noviembre, 2017 - 06:02 | Opinión |

El ex presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), doctor en derecho Raúl Plascencia Villanueva, reconoció que, efectivamente, son procedentes las quejas contra la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Un día después que propusimos presentar cientos o miles de quejas ante la CNDH por violación al derecho humano a la educación, el Presidente del Instituto Iberoamericano de Justicia dictó aquí la conferencia "Tutela, Garantía y Protección de Derechos Humanos desde la Perspectiva Municipal".

Pero al violar el derecho humano a la libertad de tránsito, también son procedentes las quejas ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos contra los dirigentes de las 685 organizaciones sociales que un día sí y otro también bloquean e imponen estado de sitio en la capital oaxaqueña.

El resurgimiento de la embestida de los capos, sicarios y comandantes públicos y clandestinos del Cártel de la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), es otra gran oportunidad para revertir sus presiones y chantajes a lo largo de 37 largos años.

A la fecha, dijimos, la pelota está en la cancha de los oaxaqueños, especialmente de los padres de un millón de niños de educación básica, cuyos hijos siguen perdiendo miserablemente el tiempo por las movilizaciones de los 84 mil trabajadores de la educación en las diversas regiones.

Los afiliados y socios más que los dirigentes de las diversas cámaras y organismos empresariales tienen, también, que sacar la casta y defender en principio sus intereses y sus derechos, toda vez que son quienes más patrimonio personal y familiar, bien o mal habido, tienen que perder.

No desconocemos que en la mayoría de los casos la complicidad empresarial con el poder y los gobiernos en turno impiden que puedan defender sus legítimos intereses y derechos. Claro en algunos casos su riqueza es resultado de su inteligencia, preparación, habilidad trabajo y ahorro.

Unos y otros, así como la mayoría de los oaxaqueños, jamás deben olvidar las enseñanza del Benemérito de las Américas, don Benito Juárez García, hermano mayor de los oaxaqueños, quien sentenció con justa razón para evitar baños de sangre: "Todo dentro de la ley; nada fuera de ella".

Jamás debemos olvidar que si queremos vivir en paz tenemos que prepararnos para la guerra. Carl Von Clausewitz, uno de los más influyentes historiadores y teóricos de la ciencia militar moderna, afirmó que "La guerra es la continuación de la política por otros medios".

Hoy, después de medio siglo de anarquía y de convertir ésta en la principal fuente de riqueza mal habida en Oaxaca por tirios y troyanos, la solución civilizada, pacífica y legal, radica en la presentación de cientos o miles de quejas por violación de derechos humanos ante la CNDH.

Corresponde tomar cartas en el asunto a la Comisión Nacional de Derechos Humanos por la competencia de la materia educativa más que la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, por su pública complicidad con la CNTE y las 685 organizaciones sociales.

Actualmente junto con la interposición de Juicios de Amparo ante el Poder Judicial de la Federación, la mejor forma de exigir al Estado mexicano respeto a la ley son las quejas por la violación de los derechos humanos de libertad y legalidad, sociales, económicos y culturales.

La inacción y omisión del gobierno federal y estatal, integrantes del Estado mexicano, en franca violación al Estado de Derecho y a las leyes que de éste emanan, obligaría a intervenir a los organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

A estos derechos fundamentales de primera y segunda generación, que incluyen el derecho a la libertad de tránsito y a la educación adecuada, permanentemente violados por la Sección XXII de la CNTE, se suman el derecho a la paz y a la calidad de vida, en la tercera generación de los DH.

Ahí está el camino a seguir por la inmensa mayoría silenciosa de oaxaqueños, cuya apatía, cobardía y en muchos casos abierta complicidad con los eternos enemigos de Oaxaca imposibilita frenar la creciente inseguridad y brutal violencia, como resultado de la sempiterna anarquía.

Dónde está la voz y acción de los dirigentes nacionales y estatales del PRI y de su estructura sectorial y territorial en apoyo del gobernador priista Alejandro Hinojosa Murat ante la nueva embestida de la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

Dónde está la intervención a favor de su familia y del pueblo de Oaxaca de los dirigentes de los Colegios, Barras y Asociaciones de Abogados, muchos de ellos enchufados al presupuesto estatal. Basta un simple "machote" para presentar cientos o miles de quejas ante la CNDH.

No hay pretexto alguno justificado para no denunciar la cotidiana violación de diversos derechos humanos por la CNTE y las 685 organizaciones sociales, la mayoría radicales. ¡Hagámoslo por nosotros mismos, por nuestras familias, pero sobre todo, por nuestros hijos y los hijos de éstos!

Los titiriteros que desde el gobierno federal y estatal, partidos, iglesias, cámaras y organismos empresariales, manipulan a los dirigentes públicos y clandestinos de la Sección XXII de la CNTE, apuestan a la indiferencia y cobardía de la mayoría de los oaxaqueños parar no frenarles.

Saquean la UABJO seis sindicatos, Chapos y Lety

Sentados sus reales, a partir de los 70, la escandalosa corrupción en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) tiene ribetes de asqueroso saqueo.

Y la maldición de nuestra Alma Mater, no son solo los seis sindicatos y uno más que está por aparecer públicamente, sino la ambición desmedida de ex rectores y rectores en turno.

Inteligente como es, el Doctor Eduardo Bautista Martínez tiene muy claro el diagnóstico de la magnitud y dimensión del terrible saqueo en la Máxima Casa de Estudios de Oaxaca.

Seguramente el actual rector no ignora que la escandalosa corrupción de los dirigentes y ex dirigentes de los seis sindicatos que sangran a la UABJO es verdaderamente terrible.

Pero por encima de ello es mayor el saqueo que realizan los ex rectores Abraham Martínez Alavés y su hijo Eduardo Martínez Helmes, así como Leticia Mendoza Toro y sus familias.

Abraham y Leticia han llegado al extremo de "agandallarse" una jubilación millonaria y recontratarse en más de una ocasión, alguna de éstas como maestros de tiempo completo.

El rector Eduardo Bautista Martínez, tampoco desconoce la solución por demás simple y sencilla para recuperar la viabilidad financiera y, sobre todo, la rectoría educativa.

Claro que ello requiere como condición indispensable tener los arrestos para tomar la decisión de actuar con mayor carácter y, fundamentalmente, con independencia.

Obligado es preguntar, se atreverá el doctor Eduardo Baustista Martínez a abandonar su zona de confort y presuntas complicidades con el trío de truhanes mencionados. 

Poner orden en las finanzas universitarias y terminar con la escandalosa corrupción del inveterado saqueo es relativamente muy fácil: Transparencia y rendición de cuentas.

Basta exigir el cumplimiento de ambas obligaciones constitucionales a los seis sindicatos de maestros, trabajadores, y empleados, y a la propia UABJO al ser sujetos obligados.

Y que al rector no le asusten Abraham Martínez Alavez y su hijo Eduardo Martínez Helmes, y Leticia Mendoza Toro, con el petate del muerto de la autonomía universitaria.

Hay jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que establece con todas sus letra que la autonomía universitaria, de ninguna manera implica extraterritoriliadad.

Además, la acción concertada de las mafias encabezadas por Abraham Martínez y su hijo Eduardo, y Leticia Mendoza, bien puede tipificarse como delincuencia organizada.

Esta última acción que no requiere torcer la ley, sí demanda seguir la huella de los recursos federales y estatales saqueados por los ex rectores y los dirigentes de los seis sindicatos.

Al mismo tiempo, esa digna y valiente decisión que el rector Eduardo Bautista Martínez puede tomar en cualquier momento permitiría aplicarles la Ley de Extinción de Dominio.

Para actuar en estricto respeto al Estado de Derecho podría solicitarse información a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Así también, el Secretario de la Contraloría y los Fiscales General del Estado y Anticorrupción, podrían solicitar información a la Secretaría de la Función Pública.
Se atreverá José Ángel Díaz Navarro, Rubén Vasconcelos Méndez y Jorge Emilio Iruegas Álvarez, echarse ese trompo a la uña, para contribuir a la salvación de la UABJO.

Difícilmente lo harán, porque Leticia Mendoza Toro es comadre del Secretario General de Gobierno y cuenta con el apoyo incondicional del Notario Héctor Anuar Mafud Mafud.

En este mismo orden de ideas, Los Chapos Martínez Alavés y Martínez Helmes cuentan con el apoyo con el apoyo del propio Anuar Mafud y de su antecesor Alejandro Avilés Álvarez.

Al hacerlo, el actual rector no solo pasaría a la historia como el salvador de la UABJO, sino que le salvaría de la mayúscula insolvencia que enfrenta por medio siglo de saqueo. 

Ciertamente, no es nada nueva la escandalosa corrupción que detona sin llenadera ni límite alguno con la rectoría presidida por Miguel Ángel Concha Viloria, y de ahí para el real.

Sin olvidar, desde luego, que el desvío del subsidio universitario presuntamente ha financiado campañas políticas a la gobernación del estado, para garantizarse impunidad total.

A todo ello, hay que sumar, por supuesto, las millonarias tranzas en las compras y adquisiciones, pero especialmente en materia de construcción de obras en el campus universitario. 

Detrás de la Noticia

Alfredo Martínez de Aguilar
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila