15.4°C / 59.7°F
$18.20 - $19.20

¿Estamos condenados a un mal transporte?

Por: Alejandro Velasco | 06 de noviembre, 2017 - 03:15 | Opinión |

Desafortunadamente un servicio que se esperaba fuera la solución a parte del problema de transporte en nuestra ciudad, prácticamente se salió de control y ahora se convirtió en algo muy similar a lo que ya teníamos y me refiero al servicio que se presta a través de una plataforma como es el caso de Uber, aunque existen otras más y es que según nos comentan quienes estuvieron dentro y le apostaron a lo que parecía también un buen negocio, que en el momento en que se autorizó el uso de efectivo para el pago del mismo, comenzaron los problemas, pues sobre todo quienes trabajaban como choferes abuzaron de la confianza de los dueños de los vehículos y no entregaban las ganancias completas, pero además se dio el abuso de  algunos operadores que en lugar de prestar el servicio, usaron el automóvil para otras actividades no lícitas.

Y por ejemplo en el caso del estado de Puebla, el Congreso aprobó por mayoría las reformas a la Ley de Transporte local, con ello mantendrán la restricción al cobro en efectivo del servicio de transporte ejecutivo, además se obliga a las Empresas de Redes de Transporte a ser corresponsables de los viajes con la finalidad de que las compañías no se deslinden en la comisión de algún delito, además que se les obliga a facilitar el acceso a la plataforma para atender casos de seguridad cuando la autoridad así lo solicite, esto derivado de los feminicidios de las estudiantes Mara Fernanda Castilla y Mariana Fuentes, situación que lamentablemente no solo en Puebla se ha presentado sino que en nuestro estado también han habido casos en los que de igual forma, la victima resultó ser mujer.

Pero al margen de esos casos tan lamentables, está el hecho de que el servicio ya no es tan bueno como al principio, en el cual hasta agua le ofrecían al cliente, le daban la opción de que eligiera la música o estación de radio en el equipo de sonido, le preguntaban si el aire acondicionado o calefacción estaba en buen nivel, en fin le tenían consideraciones que los taxistas jamás han toman ni en cuenta, claro con sus honrosas excepciones, además de que el costo por viaje era considerablemente más económico, cosa que ya no lo es tanto pues aplican la famosa “tarifa dinámica” la cual cambia dependiendo de la demanda de vehículos, es decir si se incrementa las solicitud de carros, también sube la tarifa, cosa que ocurre cada fin de semana, por lo que ya no es tan atractivo el utilizarlo.

También está el hecho de que como los taxistas vieron amenazado su medio de trabajo comenzaron las agresiones contra la competencia que comenzaba, al grado que últimamente se han agredido físicamente y provocado daños en las unidades que utilizan, además de lanzarse amenazas, y en medio se encuentra el usuario que no tiene vela en el entierro, pero que si se puede ver perjudicado con tal actitud.

Y como este servicio solo requiere de darse de alta a través de una aplicación y acudir a una reunión donde se les dan a conocer las condiciones para poder prestar el servicio, ya son alrededor de 6 mil vehículos tipo Uber que circulan por las calles de la ciudad y que aparentemente nadie regula, pues no existe legislación al respecto, aunque ya se están haciendo los primeros intentos de parte de algunos diputados que se nota no conocen mucho del tema, pero que por lo menos ya mostraron su interés por entrarle al tema, ya que de otra forma ya no tendrá solución y esa no es la idea.