15.4°C / 59.7°F
$18.20 - $19.20

Nueva epidemia política

Por: Cuauhtémoc Monreal Rocha | 01 de noviembre, 2017 - 03:15 | Opinión |

Ser independiente es cosa de una pequeña minoría, es el privilegio de los fuertes. Friedrich Wilhelm Nietzsche, filósofo alemán.

Nos hemos engullido un sabroso "sanguache" preparado por la distinguida señora Manchega, viendo el béisbol de grandes ligas, perdiendo los Astros de Houston, el cuarto juego de la serie mundial, ante los Esquivadores de los Ángeles, por seis carreras a dos y ahora vamos a entrarle al tema semanal.

Estando en la primaria -porque fuimos a la escuela ¿eh?-, oímos por primera vez la palabra independencia, se nos explicaba que nos habíamos independizado de España, después de 300 años 300 de conquista u ocupación hispana, para caer de inmediato bajo el yugo del imperialismo norteamericano, del cual no hemos podido salir, en un poco más de doscientos años y quizá ni saldremos.

Pero de pronto una nueva epidemia política invade al globo terráqueo, bajo el nombre de independentismo y todo mundo se quiere independizar, incluidas las señoras que ya no soportan al viejo borracho y desobligado.

En Europa, hablando de tiempos modernos, Escocia quiere independizarse de la comadre Chabela, pero recapacitan y se quedan dentro del Reino Unido; éste se independiza de la Comunidad Europea y hay la llevan; en España, comenzaron los vascos sembrando terror y muerte, tanto dentro de Hispania como fuera de ella; le siguieron, en menor medida, los gallegos y a últimas fechas los catalanes.

Y hay vamos al tumbaburros para ver el significado de independencia y "le" amable lectora (or): Independencia es la cualidad o condición de no depender de otro, por lo que la noción de independencia permite nombrar al Estado que no depende ni es tributario de otro, aunque la independencia económica y cultural, son simbólicas, pues los Estados más poderosos, terminan imponiendo sus condiciones a los más débiles.

Hay los catalanes que se le arreglen, pero la epidemia dentro de la política, también llega a México y hace muchos ayeres, Yucatán puso la nota discordante al querer separarse de México, no lo lograron vayan ustedes a saber por qué, lo cierto es que en este tiempo de las "luces", la independentitis se ha agudizado y ya todos los políticos quieren llegar al poder sin depender de partido político alguno.

Desgraciadamente te tal posición, no ayuda en nada a la democracia y los ciudadanos son los que sufren las consecuencias, así están hartos de la partidocracia y de toda la caterva de gobernantes ladrones que padece el territorio del Cuerno de la Abundancia, abundancia que es para unos cuantos, mientras que la pobreza y la miseria es para unos muchos. Ojalá pronto desaparezca esta nociva epidemia política que en nada ayuda a los mexicanos y se instaure en el país, un bipartidismo fuerte y bien estructurado, donde quepan todas las inquietudes de los mexicanos. Vale.

Por Cuauhtémoc Monreal Rocha