15.4°C / 59.7°F
$18.20 - $19.20

Nueva amenaza

Por: Manolo de la Laguna | 25 de octubre, 2017 - 05:57 | Opinión |

De todos laos echan a los Yankees, ahora los Astros de Houston, los echaron de la serie mundial, haciéndonos perder algunas bitcoins; veremos cómo les irá a los esquivadores o toreros de los Ángeles, los Dodgers (años antes, esquivadores de Brooklyn), pues la serie se inicia, precisamente, en esa ciudad californiana.

Y como ya usamos la palabra torero, vayamos ¡qué caray!, al toro, pues por fin la empresa de la plaza México, dio señales de vida y ha anunciado los primeros 8 carteles 8 con los cuales se iniciarán la temporada otoño-invierno 2017-18, donde para nuestra sorpresa, solamente fartó er peruano Andrés Rocarrey, quizá porque de momento no le llegaron al precio o lo están dejando para mejor ocasión. Sepa Dios.

En dichos carteles no hay nada nuevo bajo er sol, son los mismos toreros de "endenantes", lo único que ha llamado la atención en er mundillo taurino y ha causado sorpresa, han sido los 8 matadores 8 que alternarán en la corrida der 12 de diciembre, donde el personaje es, sin duda alguna, el empresario-torero José Tomás, quien torea cuando quiere y cobra lo que quiere. Que felicidá.

Por otro lao, nuevamente Morante de la Puebla, amenaza con volver a vestirse de luces en el 18, a unos cuantos días de haberse "retirado" porque no sabe ni como se llama y creemos que todavía no se encuentra a sí mismo y como al parecer, ya se le pasó el aburrimiento, ya se le olvidó que también estaba cansado de los empresarios, de los ganaderos, de los apoderaos y de los toros que le tocan.

Deberas que esta chalado er bato, no sabe ni quién es y así torea, como decía (se torea como se es) un viejo matador cuyo nombre no recordamos por el momento y tenemos mucha hueva de buscar su nombre porque nos hemos dao una hartada de carne en compañía de los hijos, que estamos como chinchitas.

Doscientos gramos de sal de uvas picot nos esperan para poder dormir a gusto en nuestro mullido Moisés, porque nos espera una semana muy dura, tanto en la ciudad como en er campo, donde no hay días de descanso, ni festivos, ni nada que se le parezca, es puro jódete Juan. Hay se ven. Vale.

Por Manolo de la Laguna