15.4°C / 59.7°F
$18.20 - $19.20

¿Robos a la baja?

Por: Alejandro Velasco | 24 de octubre, 2017 - 03:15 | Opinión |

En muchas ocasiones las cifras son algo engañosas pues refieren incrementos o disminuciones, que si no se dan a conocer los números, se puede pensar que se está avanzando; es el caso de las afirmaciones hechas por los integrantes de la Mesa de Seguridad A.C., en la que se afirma que en el último mes se consiguió una disminución en los indicadores del “carjacking” o robo con violencia de vehículo automotor y señala que en el último mes se registró el robo de 190 vehículos, de los cuales 168 fueron por la vía del “carjacking” y 22 sin violencia, y la verdad hablar de 168 casos en los que los propietarios de vehículos se vieron en medio de una amenaza hacia su vida para despojarlos de su carro es impresionante, pues como seguramente muchos sabemos, estos atracos son cometidos, por lo menos, por dos individuos que amagan al conductor con un arma de fuego que por lo regular se la ponen o en la cabeza o abdomen y les gritan palabras altisonantes para sonar muy amenazadores y conseguir que la víctima se asuste, al grado de que de inmediato entrega las llaves, mientras que cuando se trata de alguna madre de familia, lo único que pide es que le permitan bajar a sus hijos, en caso de que los traiga abordo; por lo que el estrés a que es sometido el ciudadano asaltado, es muy fuerte pues teme por su vida, ante el o los agresores que en todo momento lo presionan incluso para que no ponga la denuncia correspondiente, por lo mismo las cifras, aunque mencionen una baja en la incidencia de este delito, la realidad es que sigue siendo enorme, frente a las pocas detenciones, pero además porque si nada más en un mes se presentaron 168 casos de “carjacking” significa que la posibilidad de que se logre detener a los responsables de la ejecución de este delito, es muy baja, de otra forma veríamos una caída drástica en los números y no es así, situación que seguramente se debe a que saben que va a ser difícil que los detengan.

Pero a lo anterior se suma el efecto post traumático que padece la víctima y que por lo regular, no se atienden con un especialista, y se limita a presentar la denuncia para que en caso de que su automóvil lo usen para cometer otro delito, no se vea involucrado injustamente, y en el caso de que cuente con algún seguro vehicular, poder cobrar la cantidad que le corresponde por el robo de su patrimonio.

Por lo mismo urge que la autoridad correspondiente haga su parte y prevenga que se sigan presentando más asaltos, sobre todo con violencia, ya que no se trata solo del robo de vehículo, sino que también está el de casa habitación mismo que creció a 87 casos en el mes pasado, lo que por supuesto representa otro temor de la mayoría de la población, pues debe ser terrible abrir las puertas del hogar y encontrarse con que esta vacía o semivacía y que sobre todo faltan los artículos de mayor valor, mismos que seguramente serán malbaratados y nunca se van a recuperar, y en este caso en particular, muy pocas personas toman la precaución de asegurar todo lo que al interior de su casa tienen, ya que se carece de la cultura del seguro, por lo menos en este rubro, dado que en el de automóvil si es más común que buena parte de los dueños de un vehículo lo aseguren, por lo menos por  daños a terceros, no así para casos de robo total o parcial, como que se hace nada más por cumplir la ley de tránsito y por ser el más económico, lo malo es que cuando se presentan casos como los ya referidos seguramente la victima desearía haber tenido asegurado su bien.

Pero al margen de si el ciudadano es precavido y posee algún tipo de seguro o de plano tiene todo asegurado, que sería lo ideal, la autoridad es la obligada a brindar la seguridad de que los bienes y la integridad física de la mayoría, está garantizada, al menos esa es la idea.