15.4°C / 59.7°F
$18.20 - $19.20

Premio literario

Por: Cuauhtémoc Monreal Rocha | 24 de octubre, 2017 - 06:08 | Opinión |

El hombre sordo a la poesía es un bárbaro. Johan Wolfgang von Goethe, poeta Aleman.

Pierden los yankees en la quinta entrada ¿cómo terminaron? ya veremos más tarde en las noticias, desaprovecharon una oportunidad y carrera que no anotas, te la anotan, dice la regla del béisbol no escrita, nosotros por lo pronto estamos cenando para agarrar fuerza y poder teclear lo que van a leer enseguida "velis nolis", amable lectora (or).

Nunca nos dio por la poesía, ni siquiera por la poesía taurina, pero de vez en cuando leemos algún libro de poemas y según los eruditos, la poesía es una composición literaria que se concibe como expresión artística de la belleza por medio de la palabra, ya sea en verso o en prosa; aunque el paisano sevillano Gustavo Adolfo Becquer, escribió: ¿Que es poesía? dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. ¡Qué es poesía! ¿Y tú me lo preguntas? Poesía... eres tú.

Y todo este rollo poético viene porque hace unos días en la ciudad del oso y el madroño Madrid, un escrito polaco Adam Zagajewski (en su casa lo conocen), de la generación del 68 o nueva generación, según la nota, recibió el premio Princesa de Asturias de las Letras y al agradecer tal distinción el paisano de Chopin, comentó: De entre todas las artes, la poesía es la menos técnica. Hay se los dejo de tarea a los poetas que nos hagan el favor de leernos.

Pocas notas de cultura literaria se leen en los diarios, se ve en la "tivi" o se escucha en la radio; no dudamos que haya poeta y poetizas, pero el género es tan poco practicado en la actualidad por la juventud, que tal pareciera que esta hermosa disciplina no existiera y aquí volvemos a recordar a Gustavo: Podrá no haber poetas, pero siempre habrá poesía.

El único gran poema que aprendimos desde niños, sin conocer a su autor, es este: Mariposa, mariposa, que vuela de rosa en rosa, dime, dime mariposa ¿por qué estas tuberculosa?. Esperamos que haya pasado un buen fin de semana. Vale.

Por Cuauhtémoc Monreal Rocha