6.9°C / 44.4°F
$18.20 - $19.20
CERRAR
>

Descifran uno de los mayores rompecabezas de la arqueología mediterránea

Por: Agencia Notimex | 12 de octubre, 2017 - 18:54 | De Interés |
Redes

Antiguos símbolos de un friso de piedra caliza que data de hace tres mil 200 años finalmente han sido descifrados y arrojan luz sobre lo que los arqueólogos llaman “uno de los mayores rompecabezas de la arqueología mediterránea”.

La losa de piedra caliza, que mide 29 metros, fue encontrada en 1878 en la ciudad de Afyonkarahisar, en el centro de Turquía, con la inscripción jeroglífica más antigua de la Edad de Bronce.

Sin embargo, hasta ahora los arqueólogos fueron capaces de descifrar la escritura que se encuentra en la extinta lengua luvita, tan antigua que sólo 20 personas en el mundo pueden entender.

El doctor Fred Woudhuizen y su equipo de arqueólogos suizos y holandeses presentaron una traducción, la cual ofrece una explicación sobre el colapso de las poderosas civilizaciones de la Edad de Bronce.

Los símbolos cuentan la historia de una flota de marineros del Asia Menor occidental que conquistaron las ciudades costeras del Mediterráneo oriental, contribuyendo al colapso de las poderosas sociedades de la región alrededor del año 1200 aC.

“Los luvianos del oeste de Asia Menor contribuyeron decisivamente a las llamadas invasiones de los Pueblos del Mar, y por lo tanto al final de la Edad del Bronce en el Mediterráneo oriental”, dijo el doctor Eberhard Zangger, presidente de la Fundación de Estudios Luvianos.

Kupanta-Kurunta, rey del último estado de la Edad del Bronce de Mira, pudo haber mandado a hacer las escrituras en 1190 aC.

La inscripción fue encontrada por primera vez en 1878 en el pueblo de Beyköy, a unos 34 kilómetros al norte de Afyonkarahisar, y copiada por el arqueólogo francés George Perrot antes de ser utilizado como material de construcción para una mezquita.

Fue redescubierta en 2012 en la finca del fallecido arqueólogo inglés James Mellaart y entregado a la Fundación de Estudios Luvianos para su investigación.

“Uno de los mayores rompecabezas de la arqueología mediterránea puede ser resuelto de manera exitosa”, dijo la fundación en una declaración, reproducida por el periódico turco Daily Sabah.