23.1°C / 73.5°F
$17.20 - $18.20

¿Se puede cambiar el carro por la bici?

Por: Alejandro Velasco | 04 de octubre, 2017 - 03:15 | Opinión |

En otras ocasiones ya he critica a los ciclistas en este mismo espacio, porque no me ha tocado ver a uno solo que respete el reglamento de tránsito, incluso quienes me han cuestionado en persona sobre que ellos sí se apegan, cuando les hago algunas preguntas, reconocen que efectivamente no hacen caso del reglamento, pero claro que lo justifican, sin embargo eso no cambia en nada el hecho de que no se atienden las reglas que deberían de llevarse a cabo.

Pero eso ya lo he mencionado, ahora me vuelvo a ocupar del tema por una nota que se publicó en netnoticias.mx, en la que, a través de un sondeo se le pregunta a algunas personas si dejarían el automóvil para montarse en una bicicleta y transportarse a la escuela, trabajo y demás lugares a donde se tenga que acudir. Las respuestas son diversas, pues mientras algunos refieren que efectivamente dejarían el carro, otras menciona que no hay las condiciones necesarias para hacerlo y claro que esto último es completamente cierto y no nada más en infraestructura, sino el mismo clima no permite trasladarse en el referido vehículo pues con temperaturas de más de 40°C en tiempo de calor y menos 17°C en frio resulta sumamente complicado siquiera el intentarlo de forma voluntaria, claro que quien no tiene otra opción así lo hace.

Por su parte el arquitecto Roberto Mora Palacios, titular del Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP), reconoció que el problema más fuerte que hay en la ciudad es por la contaminación del parque vehicular y usar la bicicleta como medio alternativo de transporte beneficiará al medio ambiente. Agrega que administraciones pasadas no estaban muy convencidas que el ciclismo pudiese ser una opción real para empezar a movilizar gente por la ciudad. “Estamos tan metidos en el paradigma de que la única manera de transportarnos es a través de nuestros automóviles que nadie cree que se pueda utilizar una bicicleta”.

Mora Palacios dijo que hay que empezar a cambiar la mentalidad de las juarenses ya que la mancha urbana sigue creciendo, y pronto habrá problemas con el tiempo de transportación porque cada vez es mayor la demanda de automóviles. Es por eso que dijo que hay 2 proyectos para circuitos en bicicleta uno en la zona centro y otro que conecta los diferentes institutos de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, calculados en 6 y 2.7 millones de pesos aproximadamente.

Finalmente a título personal mencionó que “estamos listos para usar una bicicleta en las calles de la localidad, a medida que se vaya viendo la seguridad de los ciclistas con estos nuevos proyectos a desarrollarse”, y efectivamente suena muy bien, nada más que yo sería el primer interesado en ver como  don Roberto cambia el automóvil con aire acondicionado y calefacción, por una bicicleta que por muy moderna que sea a lo más que llega es a contar con una construcción de materiales sumamente livianos y sistemas de cambios de velocidad que hacen más fácil el pedaleo; la opción de las que tienen motor no la considero pues se supone que el espíritu de tal intención de cambio es la no contaminación directa ni indirectamente, pues si se trate de motores eléctricos requieren de baterías que contienen diversos componentes que son altamente contaminantes si se ponen en contacto con la tierra, el agua o el aire.

Y pese a que algunos integrantes de colectivos ciclistas afirman que falta cultura e infraestructura vial para poder hacer el cambio, la verdad es que ni ellos usarían la bici como medio de transporte, pues se les puede ver en las calles solo los domingos y como una forma de esparcimiento, cosa que es completamente valida, pero que es completamente distinto a cambiar la comodidad del automóvil por la de la bicicleta.

Mientras que la Dirección General de Tránsito Municipal recomienda siempre portar casco para seguridad del ciclista, utilizar el carril de la extrema derecha y circular en el mismo sentido que los automóviles así como portar chaleco reflejante o luces especiales si se va a circular de noche, y en la realidad en muchas ocasiones es muy poca gente la que lo lleva a cabo, salvo los que lo hacen de forma recreativa, y esa no es la idea.