23.2°C / 73.8°F
$16.60 - $17.60

Perro volador

Por: Alejandro Velasco | 02 de octubre, 2017 - 03:14 | Opinión |

Cada vez es más común que se den a conocer videos en los que se muestra como pasajeros de alguna línea aérea son bajados a la fuerza por alguna situación que da la impresión de ser un abuso, es así como nos hemos enterado de gente a quien bajan con lujo de violencia y en ocasiones el error es de la aerolínea que vende de más un vuelo, también se han presentado otros casos en los que la decisión de bajar a alguien es porque da muestras de ser intolerante y desde que aborda se la pasa molestando a los demás viajeros; y por supuesto están los casos en que de plano se pone en riesgo la seguridad tanto de la tripulación como del resto del pasaje.

Lo lamentable es que cada vez son más los casos de este tipo,  o al menos así parece, por que como ahora contamos con redes sociales y teléfonos inteligentes que tienen la capacidad de grabar audio y video además de tener acceso a internet por lo que incluso se puede hacer una transmisión en vivo que alerte a las autoridades y al resto de la población que de inmediato hacen viral el video y las muestras de descontento no se hacen esperar.

Anteriormente solo los periodistas traían consigo una cámara de video, aun fuera de su horario de trabajo, por lo que se pudiera ofrecer, pero como la tecnología ya nos alcanzó, eso ya no es necesario, pues hasta los niños hacen uso de la tecnología y documentan todo lo que ven, bueno hasta salen reporteros ciudadanos que de inmediato comienzan a transmitir en vivo algo que a su entender representa una irregularidad, pero que en ocasiones resulta que era todo lo contrario, y esa es precisamente la diferencia entre el periodista o reportero y el ciudadano, el reportero de inmediato comienza a preguntar el porqué de una situación que se está presentando para después poder narrar a quien observa el video de que se trata, nunca va a subir algo de lo que no sepa por lo menos lo más básico.

Pero regresando al tema de las líneas aéreas, un caso reciente me llama poderosamente la atención, es el        que ocurrió en el aeropuerto de Baltimore de la compañía Southwest Airlines, en el que a través de un video se puede ver a una mujer a quien sacan a la fuerza por tres oficiales, aparentemente porque se quejó de dos perros que viajaban a bordo ya que aseguraba era alérgica a esos animales.

Según medios estadounidenses la mujer exigió a las autoridades de la aeronave que bajaran a los perros debido a su alergia, lo que ponía en riesgo su vida, o que le proporcionaran una inyección de EpiPen para controlar su alergia

Sin embargo parece que ninguna de los dos opciones fue aceptada y optaron por bajar a quien se dijo maestra, además de que mencionaba que a su padre lo operarían al día siguiente, pero nada de eso fue escuchado y el resto de los pasajeros grabaron el momento en que con lujo de fuerza decidieron bajar a la mujer que también se quejaba que le habían lastimado una pierna, y todo por un par de perros, que por supuesto también su dueño tiene derecho a llevarlos a donde quiera, y que bien pudo mandarlos al área de carga, lo malo es que cada vez más se permite el ingreso de mascotas a todas partes, pese a que los mismos veterinarios recomiendan que después de manipularlos se realice un buen aseo de la zona expuesta previniendo alguna infección, pero como vamos, en poco tiempo hasta al cine podrán ingresar, y en mi opinión personal esa no es la idea.