13.5°C / 56.3°F
$18.20 - $19.20

No debe detenerse la ayuda

Por: Alejandro Velasco | 29 de septiembre, 2017 - 03:15 | Opinión |

El tema de los apoyos a los damnificados por los sismos de los días pasados en los que se vieron afectadas familias completas quienes perdieron todas sus pertenencias y en algunos casos a algún familiar lo que empeora la situacion, sigue dando mucho de qué hablar, sobre todo en redes sociales en las que existen diversas quejas que señalan a ciertas autoridades que presuntamente se han aprovechado de la situación, quedándose con parte de los apoyos para después entregarlos como si se tratara de ayuda que ellos consiguieron cuando eso no fue así, por supuesto que se debe remarcar que eso es lo que se dice en redes sociales, con las debidas reservas que se deben tener en torno a la misma.

Y precisamente derivado de esta queja han surgido versiones que aseguran que lo mejor es entregar la ayuda en propia mano de los afectados, con la intensión de estar seguros de que llega a quien de verdad lo necesita y no a vivales que después podrían vender lo recaudado de buena fe y en ese sentido, lo malo es que en muchas ocasiones quienes deciden emprender la travesía hasta los estados afectados, se exponen a muchos peligros, como lo que le pasó a un grupo de voluntarios católicos quienes llevaban víveres a los afectados por los sismos de Oaxaca, mismos que fueron asaltados por hombres armados que los atacaron a balazos, les quitaron las provisiones, violaron a una de las mujeres, hirieron a dos muchachos, les robaron celulares, y más de 40 mil pesos que llevaban para comprar en Oaxaca más ayuda para los damnificados, tal situación tiene consternados a los organizadores de la colecta, quienes manifiestan su descontento afirmando que no saben si el ataque vino de parte del crimen organizado o del propio gobierno a quien tachan de no hacer nada para proteger a los brigadistas que están llevando ayuda a los municipios afectados por los fenómenos naturales, ya que no hay sobrevigilancia en las carreteras ante la amenaza que representan algunos grupos armados que continuamente asaltan en algunas carreteras de nuestro país.

Desafortunadamente es parte de los riesgos a que se someten quienes deciden acudir por ellos mismos a constatar que lo que se recaude para apoyar a nuestros hermanos en desgracia, efectivamente les llega, es por eso que lo mejor es entregar la ayuda a las fuerzas armadas, pues ellos ya tienen experiencia en ese tipo de operativos incluso para llegar hasta los lugares más inhóspitos en los que no entra cualquier tipo de vehículo y con el apoyo necesario para resguardar la seguridad de quienes acuden a esos lugares.

Por supuesto que es reprobable que pasen cosas como las mencionadas, lamentablemente los asaltos en carreteras se siguen presentando sin que exista autoridad alguna que pueda detenerlos.

También es importante mencionar que la población no debe desanimarse y dejar de ayudar por los robos y asaltos a brigadistas quienes van con toda la buena voluntad de tratar de apoyar en estos momentos, pues la emergencia continua y no se soluciona nada si simplemente y en protesta contra la autoridad se detiene el apoyo, pues al final de cuentas los más perjudicados serían de nuevo las víctimas de estos desastres, por lo mismo la recomendación es, de ser posible, seguir apoyando, y darle lo colectado a quienes tienen la experiencia, como el Ejército, la Marina, o Cruz Roja, al final de cuentas no hay necesidad de exponerse, ya que desafortunadamente no hay en estos momentos las condiciones de transitar por nuestras carreteras de forma segura, lo cual es una lástima tomando en cuenta que tenemos un hermoso país en el que ni nosotros como mexicanos estamos seguros y esa no es la idea.