Protección Civil solicita unirse para apoyar a los damnificados del sismo en la Ciudad de México, pueden acudir a cualquiera de las 9 estaciones de bomberos de la ciudad, donde 24 horas al día se estarán recibiendo agua y alimentos no perecederos.
21.3°C / 70.3°F
$16.60 - $17.60
CERRAR
>

Hipódromo de Juárez; el lujo del norte ahora sin brillo

Por: Eduardo Lara | 21 de agosto, 2017 - 13:19 | Juárez |

Ciudad Juárez.- Hay historias en Juárez que hacen recordar la época dorada de esta frontera, una de ellas se encierra en las paredes de lo que un día fue el Hipódromo-Galgódromo de esta ciudad, una instalación que hoy luce abandonada y en espera de que los proyectos de inversión se rehabiliten para detonar el sector económico.

Fue durante el sexenio del presidente Felipe Calderón que se hizo el anuncio de que en los terrenos del hoy ex Hipódromo se desarrollaría un plan maestro para rehabilitar la totalidad de las instalaciones y recuperar “la gloria de Juárez”, expresó el propio Ejecutivo Nacional aquel 12 de octubre del 2010, durante una gira de trabajo por esta ciudad fronteriza.

Posteriormente, en junio del 2011, durante una visita de trabajo del entonces secretario de Desarrollo Social (SEDESOL), Heriberto Félix Guerra a Ciudad Juárez, se daría a conocer que dichos terrenos se convertirían en el punto principal de los Centros Comunitarios de esta frontera, además de que se pretendía asentar el Centro de Comercio y Convenciones.

Luego de una serie de consultas públicas que se realizaron en enero del 2011 por el Gobierno Federal, se informó que como intención fundamental de los juarenses, el lugar se convertiría en un espacio público destinado a actividades sociales, deportivas y culturales.

Y hasta la fecha, las 52 hectáreas permanecen en el “limbo”, pues se pretendía edificar el Centro de Convenciones, dos hospitales, un parque de convivencia y un bosque en los terrenos ubicados en el cruce de la avenida Vicente Guerrero e Industrias.

 

La historia

Hablar del Hipódromo fronterizo es remontarse a los años 40’s, cuando se aperturó el primer espacio para carreras de caballos, el cual estaba ubicado en lo que hoy es la calle Niños Héroes hasta la calle Chihuahua y de la calle Perú hasta la Saltillo, en lo en la actualidad se conoce como la colonia Ex-Hipódromo, sin embargo, el edificio desapareció a finales de esa década.

A finales de la década de los 50’s se anunció el surgimiento de un nuevo hipódromo para la ciudad, el cual se especulaba que se edificaría en lo que hoy es la colonia El Granjero, nos comparte el periodista y cronista de la ciudad, Jesús Alfredo Varela.

Las primeras dificultades se presentaron, al momento de solicitar los permisos ante la Secretaría de Gobernación (SEGOB), aún y a pesar de las gestiones realizadas por el inversionista John Dee Alessio.

Finalmente, los permisos se lograron por conducto de una persona identificada como “Doctor Suárez”, sin embargo, se estableció que el hipódromo se edificaría  en los terrenos de Vicente Guerrero y avenida De las Industrias, quedando como director general de la concesión John Dee Alessio y encargado del inmueble, Demetrio Sotomayor. Dicho permiso tenía como fecha de vencimiento el 31 de diciembre del año 1999.

Quienes tuvieron la oportunidad de visitar el Hipódromo manifiestan que el acudir a algún evento social en sus instalaciones era asistir a lo mejor de la ciudad. Incluso manifiestan que en la planta alta del inmueble existía un “Jockey Club”, donde la apuesta mínima era de 50 dólares, única moneda que circulaba en el edificio.

Clase, elegancia y excelente servicio, es como lo describen algunos que pisaron aquella escalera de caracol volada que imponía al cruzar la puerta del Hipódromo de esta frontera. Las carreras de caballos duraron poco tiempo, pero fue con las competencias de galgos, donde Juárez detonó su euforia por las apuestas.

“Había corredores de apuesta que estudiaban a cada uno de los galgos y los veías desde muy temprano, ahí vivían, pues con una carrera que le pegaran, ya se ganaban unos dólares”, comenta Jesús Alfredo Varela.

Durante los años 90’s, el inmueble comenzó a sufrir estragos de la falta de mantenimiento y finalmente en 1999 terminó la concesión, que posteriormente, el presidente de la República, Ernesto Zedillo entregó a Fernando Gutiérrez; mientras que simultáneamente, en la ciudad de Tijuana, se le otorgaba la concesión del Hipódromo Caliente a Jorge Hank Ron.

Bajo esta nueva administración quedó como gerente general José María Guardia López, quien sería el último administrador del Hipódromo-Galgódromo. Durante este lapso, se comenzó a dejar de lado el tema de las carreras, para fungir como un casino, con máquinas de apuestas que lejos conservaban aquella imagen del antaño, cuentan algunos usuarios.

Finalmente en julio del 2009 el casino tuvo que cerrar por presuntos incumplimentos con las reglas de la conseción, lo que se tradujo en un abandono total del inmueble y el estallamiento de una huelga que terminó durante la administración estatal 2010-2016.

 

En la actualidad

A seis años de la entrega del edificio a las autoridades estatales, hoy en día, se prevé un proyecto ambicioso en el terreno de 53 hectáreas, donde se contempla la construcción de dos hospitales, un parque de convivencia, un bosque y el anhelado Centro de Convenciones de esta ciudad.

En diciembre del 2014, autoridades estatales y municipales hicieron la colocación de la primera piedra de lo que serían los hospitales de especialidades de Ciudad Juárez, dicha obra contemplaba una inversión cercana a los 700 millones de pesos.

El entonces titular de Obras Públicas del Gobierno del Estado en la Zona Norte, Everardo Medina, comentó que la primera etapa de la construcción del hospital concluiría en 12 meses. Hoy en día los edificios lucen sin terminar, vandalizados, con deterioro y sin avances desde hace ya 15 meses.

Andrés Carbajal Casas, actual subsecretario de Obras Públicas de Gobierno del Estado comenta que son cinco las obras pendientes a realizarse en los terrenos del ex-Hipódromo, dos de esos trabajos son precisamente los hospitales de especialidades y cancerología, los cuales se encuentran bajo auditoría de la Función Pública y se está a la espera de los resultados para poder tomar consideraciones. Sin embargo, podrían terminarse durante el 2018, aseguró el funcionario para poder equiparlos.

Junto al edificio del ex-Hipódromo, en la parte norte se contempla construcción de un centro de investigación, así como del Centro de Integración de Tecnología Avanzada (CITA).

Por su parte, el parque de convivencia construido por Gobierno Federal luce en buenas condiciones en espera de que pueda ser utilizado por los juarenses que ven en los terrenos del ex Hipódromo-Galgódromo un “elefante blanco”.

El edificio guarda verdaderas joyas como la escalera volada, así como el mural de azulejos colocado en la entrada principal y que relata un poco de la historia de México. Dicha obra de arte se busca que sea rescatada y no quede olvidada durante los trabajos de remodelación.

En la zona oriente de los terrenos se ha colocado una plancha de concreto, así como instalación eléctrica subterránea, pues se planea que ahí pueda ser edificado el Centro de Convenciones, sin embargo, el subsecretario de Obras Públicas ha dicho que no es una prioridad para el Gobierno del Estado.