29.5°C / 85.1°F
$16.74 - $17.83

No hay congruencia

Por: Cuauhtémoc Monreal Rocha | 26 de julio, 2017 - 05:31 | Opinión |

La patria es dicha, dolor y cielo de todos y no feudo ni capellanía de nadie. José Martí, filósofo y poeta cubano.

Buenaventura, Chihuahua.- Entre crudos y sancochados después de una larga y agotadora jornada campirana, acompañada de una boda y tornaboda familiar, estamos frente a la máquina cibernética a altas horas de la noche, redactando esta columna que, en su momento, leerá con gusto y alegría, porque de que te gusta amable lectora (or) te gusta, para qué le haces al cuento, ya vez como somos de guapachosos y jacarandosos.

'Tonces, a lo que "truje" Chencha y es que la semana pasada, en la ciudad choricera por excelencia Toluca, casa del equipo de furbol mexicano Diablos Rojos, inauguró su estadio Nemesio Díaz y para tal ocasión, los dueños del equipo, invitaron por ser toluquense y con motivo de cumplir su quincuagésimo primer aniversario de su nacimiento, al C. Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, quien como Jefe de la Indiada, ya no quiere queso, sino salir de la ratonera y tarde se le hace que no llega el 2018.

Al inaugurar el estadio el Primer Mandatario, se dejó caer bien y bonito y dijo ante la prensa y la raza ahí reunidas, para que a nadie le quepa duda, que es un PRIvilegio ser Presidente para servir a los mexicanos (no aclaró a cuales) y desarrollar la grandeza de nuestra patria ¡olé! y ¡olé!, dice alegre y cascabelero este "escrebidor" con más de 77 años 77 de radicar en El Cuerno de la Abundancia y que no tiene para donde irse.

Cuando Quique terminó su alocución, un atronador aplauso cimbró el ambiente, los empresarios furboleros felices, los jugadores no se diga y en general, todos los allí presente en tan solemne ocasión para la afición toluquense, que se siente orgullosa de su nuevo estadio donde los Diablos Rojos, sin duda alguna, calentarán a más no poder las tribunas nemesinas.

Pero... ese maldito pero, para servir a los mexicanos y a la patria o para servirse de ellos tras el poder; porque nadie nos dejará mentir que la pobreza en México, sigue creciendo día con día, así se hayan creado, según el decir del Patrón de Los Pinoles, más de dos millones de empleos fijos, faltándole agregar al inquilino de Palacio Nacional, que el 90% de esos empleos, son de salario mínimo, bastando consultar las altas en el IMSS, para corroborar lo anterior y así no se erradica la pobreza. 

Que nos disculpe Enrique y Asociados, pero a nuestro leal saber y entender, no hay congruencia en el decir y el hacer, él ya quiere irse y pasarle la estafeta al próximo Huey Tlatoani, a quien le dejará sin duda alguna, un país sumido en la pobreza, en el desempleo, en la inseguridad, con un sistema político mexicano que tiene como territorio la corrupción y como ley la impunidad.

De todas maneras señor Presidente "happy birthday to you", aunque nos deje un país sin futuro y a la deriva en este mundo globalizado, donde el neoliberalismo, con el apoyo gubernamental, ha creado más riqueza para el rico y más pobreza para el pobre, aunque los jilgueros oficiales nos digan todo lo contrario. Vale.  

Por Cuauhtémoc Monreal Rocha