Protección Civil solicita unirse para apoyar a los damnificados del sismo en la Ciudad de México, pueden acudir a cualquiera de las 9 estaciones de bomberos de la ciudad, donde 24 horas al día se estarán recibiendo agua y alimentos no perecederos.
26.3°C / 79.4°F
$16.60 - $17.60

Vinculan a proceso a hijo de diputada Imelda Beltrán

Por: Redacción | 17 de julio, 2017 - 12:16 | Estatal |
Cortesía

Chihuahua.- Antonio Juan Martín Rodríguez, Luis de Pablo Loya, Christian Eduardo Inzunza Chacón, Félix Alberto Muñoz Lozoya y Fernando Alonso Loya Beltrán, hijo de la diputada Imelda Beltrán, fueron vinculados a proceso penal por el delito de fraude procesal el pasado viernes 14 de este mes. 

El Magistrado de la Segunda Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia del Estado,  Juan Rodríguez Zubiate, revocó el auto de no vinculación a proceso dictado el pasado 22 de mayo dictado por la jueza de la Sala 1 Martha Holguín Márquez y en su lugar dicto auto de vinculación a proceso en contra de dichos abogados y de dos trabajadores por el delito de fraude procesal.

En 2013 los abogados laboristas representaron a 12 trabajadores en un litigio laboral contra la empresa Woolfolk de México SA de CV, el cual culminó en 2015 mediante la celebración de un convenio de pago por 1 millón 11 mil pesos, en el que se acordaba dar por terminada la relación laboral y hacer el pago de la cantidad a la que se condenó en ese juicio laboral, más el pago de una cantidad adicional a fin de dar por terminada cualquier relación laboral.

Sin embargo, ese mismo día en que se celebró el convenio y que los trabajadores recibieran el pago, tan sólo minutos antes de firmarlo, presentaron una segunda demanda en contra de la empresa, hecha dolosamente, con información falsa y considerando hechos que ya habían sido juzgados, convenidos y pagados.

En la segunda demanda, los trabajadores y sus abogados proporcionaron domicilios inexistentes, con el objeto de entorpecer el juicio y eventualmente obtener mayores días de salarios caídos. Alteraron sus salarios y las fechas en las que fueron contratados, aun sabiendo que esto ya se había juzgado en el primer juicio; simularon un despido injustificado, declarando información falsa y contraria a la que constaba en los registros del primer juicio, aún cuando ya habían hecho un convenio de pago y cobrado el mismo. Entre otras múltiples irregularidades.

Con todo esto, los abogados y sus representados buscan engañar a la autoridad laboral y obtener un lucro indebido, motivo por el cual ahora enfrentarán un proceso penal acusados por fraude procesal.