Protección Civil solicita unirse para apoyar a los damnificados del sismo en la Ciudad de México, pueden acudir a cualquiera de las 9 estaciones de bomberos de la ciudad, donde 24 horas al día se estarán recibiendo agua y alimentos no perecederos.
21.9°C / 71.4°F
$16.60 - $17.60

No todo es laboral en la Reforma Educativa

Por: Alejandro Velasco | 11 de julio, 2017 - 03:15 | Opinión |

Aunque desde hace ya varios años se nos ha dicho que una de las prioridades de la educación en México es que los alumnos salgan hablando inglés como segunda lengua, la realidad es que no salimos de lo más básico para medio pronunciar algunas palabras y frases que terminamos por olvidarlas debido a que no se practica regularmente como para que queden fijas dentro de nuestros conocimientos.

Seguramente si usted estudio su educación básica en nuestro país sabrá que a partir de secundaria es cuando se incorpora las clases del idioma ingles y serán tres años, en los que, se supone deberemos desarrollar la habilidad de entablar una conversación básica con algún estadounidense, pues son varias horas en las que estuvimos viendo cómo se estructuran las frases en el idioma inglés; a la instrucción de la secundaria se suma la de bachillerato o preparatoria en la que también por tres años se lleva la asignatura de inglés, para posteriormente en la universidad llegar con al menos lo básico de inglés, cosa que por alguna razón no es así.

Y es que como le comentaba, en secundaria y preparatoria no se imparten el número de horas clase suficientes como para desarrollar esa habilidad, por lo mismo, y pese a los supuestos años de estudio, son muy pocos los alumnos que llegan a la universidad con esa segunda lengua.

Ya en la universidad cada quien se rasca con sus propias uñas a menos que la carrera que se elija, deba llevar el conocimiento del idioma ingles como mínimo, de otra forma el alumno deberá buscar la manera de aprender inglés, pues al egresar se realiza un examen que acredita al profesionista con el dominio de una segunda lengua.

Por lo anterior es importante resaltar el esfuerzo que, aparentemente emprenderá la Secretaria de Educación Pública, pues se anunció que se contratarán a 20 mil maestros de inglés que a su vez capacitarán a los normalistas que finalmente impartirán las clases a las niñas y niños de las primarias.

En esta ocasión todo parece indicar que de verdad se tiene el interés de efectivamente enseñar a los pequeños alumnos a hablar inglés, recordemos que entre más temprano se inicie a un niño a practicar una segunda lengua, más rápido y fácilmente lo aprenderá.

Insisto, la intensión es muy buena y el resultado podría ser significativo, pues el simple hecho de dominar una segunda lengua le abre las posibilidades laborales mejor remuneradas a todo individuo y más si nuestro vecino del norte es de habla inglesa, pero no solo ese país podría brindarles una oportunidad, también Canadá, o Reino Unido, incluso en México tendrían mejores oportunidades de empleo.

La estrategia anunciada por el propio, Aurelio Nuño Mayer, secretario de educación nacional, es que la contratación de los 20 mil maestros de inglés se haga con las mejores prestaciones posibles y con su respectivo sueldo que les permita dedicarse de tiemplo completo a esa actividad.

La expectativa es que en 20 años todos los egresados de preparatoria tengan un nivel intermedio del idioma y que puedan entender las ideas principales de textos muy complejos, conversar de forma fluida y natural con  hablantes nativos del inglés, producir textos claros y detallados sobre diversos temas además de desarrollar la habilidad de debatir y argumentar sus ideas en ese idioma.

También se pretende que los alumnos, desde el preescolar  hasta bachillerato aprendan por medio de la apropiación y practica del inglés.

Mientras que para asegurar la calidad de la enseñanza; los maestros que capacitarán a los normalistas deberán presentar un examen de conocimientos supervisado por la Universidad de Cambridge, además de una evaluación y, en su caso, capacitación de habilidades didácticas, mientras que para los profesores que están actualmente impartiendo las clases de inglés, se enfocarán en la formación continua y basificación gradual, lo anterior es importante puesto que existen casos de maestros que imparte clases de inglés sin saberlo, incluso reconociendo que el idiomna ingles no es lo suyo y aun así están al frente de grupos enseñándoles lo que ellos mismos no saben hacer.

También para que esto que se está proponiendo tenga éxito, los padres de familia deberán hacer su aportación, pues se sabe de casos en que padres de familia se quejan cuando a nivel preparatoria, los maestros de inglés llevan la clase completamente en ese idioma, ya que argumentan que sus hijos no saben aún el idioma y los pone en desventaja frente a los alumnos que si aprendieron, ya sea por ser parte de sus talentos o como resultado de tomar clases en escuelas particulares.

En fin la calidad de la educación es responsabilidad de todos, no solo de los maestros, pues así como existen docentes desobligados, los hay muy comprometidos con la enseñanza, pero si no ven eco de su esfuerzo con los alumnos y sus padres, simplemente se desanimarán y atenderán a quienes si tengan el interés.

Finalmente se supone que como padres queremos dejarle a nuestros hijos la mejor herencia que es la educación, pues esa no se las puede quietar nadie, y será finalmente lo que los saque adelante en su vida ya como adultos independientes, al menos esa es la idea.