Protección Civil solicita unirse para apoyar a los damnificados del sismo en la Ciudad de México, pueden acudir a cualquiera de las 9 estaciones de bomberos de la ciudad, donde 24 horas al día se estarán recibiendo agua y alimentos no perecederos.
21.9°C / 71.4°F
$16.60 - $17.60

El gran negocio de los estacionamientos.

Por: Alejandro Velasco | 06 de julio, 2017 - 03:15 | Opinión |

En nuestra ciudad el número de estacionamientos, por lo menos en la zona centro, son insuficientes y eso cualquier persona que acuda al primer cuadro de la ciudad lo puede confirmar, ya que los lugares para dejar el automóvil son muy solicitados pese a que buena cantidad de gente afirma no acudir al centro debido a que está muy sucio, además de que no es del todo seguro para transitar; insisto eso dicen algunos ciudadanos, en cambio otros lo ven como una parte de la ciudad bastante interesante para visitar, pues existen comercios, como mercados populares donde se encuentra de todo tipo de mercancía, restaurantes de mucha tradición, franquicias, el Museo de la Revolución, tiendas de ropa, zapaterías, puestos de antojitos mexicanos, así como diversos espectáculos urbanos que se ofrecen al público a cambio de una propina voluntaria.

Por todo lo anterior, no hay estacionamiento que alcance en el centro de la ciudad, aunque también es necesario decir que los que existen la mayoría no son de gran capacidad, además de que varios de estos aparcaderos, prácticamente son lotes de algunos metros que no tienen la más mínima infraestructura para funcionar, pues ni siquiera están pavimentados, no tienen una caseta de entrada y salida que controle el acceso, y lo que entregan como comprobante, son simples boletitos de esos que venden en rollos y ahí con pluma, el encargado le pone la hora de entrada, para que cuando el usuario saque su vehículo, calcular el cobro correspondiente, dependiendo del número de horas que se tuvo el automóvil dentro del improvisado estacionamiento; lo más lamentable es que este tipo de estacionamientos no solo están en el primer cuadro de la ciudad, también en calles tan transitadas como la Paseo Triunfo de la República, y para ser exactos, enseguida del hotel Lucerna, ahí opera un estacionamiento que le da al traste a una de las pocas avenidas de la ciudad que más o menos luce, ya que dicho aparcadero es pura tierra y cuando llueve eso se convierte en un lodazal que da muy mala imagen a la primer frontera de nuestro país.

Y es que aparentemente el reglamento para poner un estacionamiento como negocio no obliga al propietario a pavimentarlo o echar una losa de concreto, lo único que pide es que se delimiten los lugares claramente sin importar con que, es así como en esos estacionamientos de tierra, lo que hacen es que marcan los cajones con cal y en un papelito le anotan la hora de ingreso.

Eso también aplica en los comercios, ya que la mayoría que cuenta con estacionamiento para sus clientes a lo que más llega es a poner piedra suelta o cascara de nuez, por lo que parece que se está llegando a una fonda en el caso de los restaurantes o a un establecimiento de pueblo, claro que con sus honrosas excepciones.

En el caso de los comercios se entiende que no le quieran invertir al estacionamiento, dado que no lo pueden cobrar, pero en los casos en que el estacionamiento es el negocio, ahí sí, se trata de empresarios que quieren sacar la máxima ganancia con la menor inversión posible, pues está comprobado que estos lugares son altamente redituables, al menos así lo considera, Armando Rodríguez, analista del sector inmobiliario, quien en una nota del periódico El Financiero, explico que los altos márgenes de ganancias generados por estacionamientos se deben a que los gastos operativos que implican su administración son menores, si se comparan con los establecimientos comerciales, hoteles o parque industriales, y entre los principales gastos están el pago de luz, mantenimiento, pago de prediales y seguros contra incendios, en caso de que lo tengan, pues la mayoría de estos lugares no le garantizan nada al usuario, y agrega, que los márgenes de ganancias están por el orden hasta del 80%, por lo mismo se les considera excelentes negocios que bien podrían ofrecer un mejor servicio, pero como no es obligatorio la mayoría sigue operando como si estuviera en un pueblo.

Por esa razón es que algunos centros comerciales están insistiendo en los amparos que les permitan regresar los cobros en sus espacios de estacionamiento, pues el mismo especialista afirma que en la ciudad de México lo que perciben los centros comerciales por concepto del cobro de estacionamiento, representa la segunda o tercera fuente de recursos, después del arrendamiento de espacios comerciales; y pese al negociazo que representan los aparcaderos en nuestra ciudad no vemos a los empresarios buscando terrenos o propiedades que se puedan habilitar como aparcaderos, bueno ni el municipio se moviliza para conseguir y crear más lugares que den cabida a la alta necesidad de dejar el vehículo y mientras los que existen, dejan mucho que desear por caros y de pésimo servicio, ¿Qué no se supone que en Juárez, los empresarios son muy visionarios?, pero tal parece que no ven negocio en los estacionamientos.

Y por otro lado sería muy bueno que se modificara el reglamento de aparcaderos públicos para que se les exigiera a los dueños de estos lugares, espacios dignos y no que cualquier terreno como esté, se autorice como estacionamiento, pues los usuarios pagan por un buen servicio y no por un simple lugar improvisado, al menos esa es la idea.