31.1°C / 88°F
$16.54 - $17.62

Revoltijo dominical

Por: Manolo de la Laguna | 03 de julio, 2017 - 06:14 | Opinión |

Er sábado por la noche, en nuestro Moisés, vimos la pelea de box y por decisión dividida, el boxeador de la tierra de los Canguros, venció al peleador de la tierra de los Terremotos y los Tifones, poniéndole Paquiao, algo de emoción a la parte final de la pelea, apreciando que ya es hora de que er filipino cuelgue los guantes. No nos convenció el australiano Horn, quizá a la otra. 

Llegó er domingo, a las cinco treinta de la mañana, nos acomodamos en nuestro mullido Moisés y en la Copa Confederaciones 2017 celebrada en tierras de Pedro El Grande, el país de los saudades y de los lucidos saraos, le ganaba al país de los aztecas -"the coments are clouse"-, quienes quedaron en cuarto lugar en esta justa futbolística internacional, que no dejó de ser interesante, así Rusia haya sido echada luego, luego de la Copa.

Luego en la final de este torneo, que fue a eso del mediodía, los Teutones le ganaron al país del chiri, de Lautaro y así Alemania se queda con la Copa Confederaciones y Chile en segundo lugar, quedando El Imperio Ruso, listo para celebrar el año próximo la Copa Mundial de furbol, esperando que los descendientes de Cuauhtémoc, logren calificar, aunque solo se vayan a pasear nuevamente a la tierra de la Plaza Roja.

En cuando a la Copa de Oro, que se juega en er país der Pato Donald, nos llevamos una... simplemente sorpresa, porque no sabíamos que podía haber varias selecciones nacionales de furbol, para que jueguen por todos laos llevando el nombre de México, clap, clap, clap, pero bueno, er negocio es er negocio; "time is money" dicen los güeros y por lo pronto, Tenochtitlan le gana a la tierra de los Urú, al inicio de esta copa Americana.

Ya en el toro, en este revoltijo dominical, vemos con desánimo, cómo José Adame no va a Bilbao y solamente se le anuncia para una tarde en el Aste Nagusia o Semana Mayor, en Donostia o San Sebastián (agosto), mientras que en nuestro país, la fiesta brava, la más bella de todas las fiestas, está en plena decadencia, aunque el nuevo empresario de Las Ventas, se deshaga, de los dientes para afuera, en halagos para los toreros mexicanos, los cuales siguen brillando por su ausencia, en los cosos Iberos y franceses e incluidos los sudamericanos. Vale. 

Por Manolo de la Laguna