18.6°C / 65.5°F
$17.40 - $18.40

El gobierno británico hace control de daños tras el incendio

Por: Agencia AP | 18 de junio, 2017 - 08:00 | Internacional |
Associated Press

Londres.- El gobierno británico trataba el domingo de contener el daño político del incendio en un rascacielos de Londres, que se cobró al menos 58 vidas.

La primera ministra, Theresa May, dijo que se enviaría más ayuda al lugar para ayudar a los sobrevivientes a asimilar el suceso y encontrar alojamiento alternativo tras la destrucción de la Grenfell Tower, de 24 pisos.

“He ordenado que se despliegue más personal en toda la zona, con ropas de gran visibilidad para que sean fáciles de encontrar y puedan ofrecer consejo y asegurarse de que se presta el apoyo adecuado”, dijo May tras una reunión el sábado con sobrevivientes en su oficina en Downing Street.

Además, las autoridades sanitarias ofrecerán terapia centrada en el duelo a largo plazo para las personas que perdieron seres queridos en la tragedia. Los terapeutas ya trabajan con 52 familias.

La causa del incendio del miércoles sigue bajo investigación, pero en la comunidad ha crecido la indignación ante las noticias de que el revestimiento exterior del edificio podría haber propagado las llamas. También ha habido descontento público porque en un principio el gobierno no ofreció información en tiempo real.

May, criticada en los primeros días posteriores al fuego por no reunirse con las víctimas, dijo que la pesquisa sobre el siniestro responderá directamente ante ella.

La mandataria dijo que recibirá informes diarios desde el barrio afectado, donde cientos de personas se han visto desplazadas. El descontento entre los vecinos ha ido creciente ante la escasa información sobre los desaparecidos y los problemas en los esfuerzos para encontrar alojamientos temporales.

Las autoridades británicas dijeron estar ayudando a la familia siria de un hombre fallecido en el para que puedan viajar a Gran Bretaña.

La secretaría británica de Interior indicó el sábado por la noche que haría las gestiones para que la familia de Mohammad Ali Alhajali “viaje a Gran Bretaña en estas circunstancias terriblemente tristes”.

Alhajali, de 23 años, es la única víctima que ha sido identificada oficialmente, conforme avanza el difícil proceso para poner nombre a los restos humanos.

Su familia indicó en un comunicado que Alhajali “llegó a Gran Bretaña porque tenía ambiciones y objetivos para su vida y su familia”.

La policía ha confirmado el fallecimiento o dado por muertas a 58 personas, pero es probable que el número siga subiendo en los próximos días.

Las familias de algunas víctimas han hecho públicos sus nombres.

Las autoridades emplean registros dentales, huellas dactilares y muestras de ADN para intentar identificar a las víctimas con certeza. También han señalado que se emplearán detalles visibles como tatuajes y cicatrices.

Dieciséis cuerpos han sido trasladados a una morgue para ser examinados.