Protección Civil solicita unirse para apoyar a los damnificados del sismo en la Ciudad de México, pueden acudir a cualquiera de las 9 estaciones de bomberos de la ciudad, donde 24 horas al día se estarán recibiendo agua y alimentos no perecederos.
21.8°C / 71.2°F
$16.60 - $17.60

La Neta

Por: Redacción | 19 de mayo, 2017 - 00:10 | La_Neta |

Pues ya es casi un hecho que el estado de Chihuahua se quedará por un año y unos meses con un diputado federal menos, ya que política y legalmente el camino para tener representación en el Distrito 09 se ve demasiado complicada.

Precisamente fue el legislador federal Alejandro Domínguez quien confirmó a Netnoticias que no existen las condiciones para que la Cámara de Diputados declara como Vacante la curul que ocupara Carlos Hermosillo, quien lamentablemente perdió la vida en un accidente carretero.

Nos dice el legislador que por el momento no es posible declarar la Vacante, ya que el suplente Enrique Antonio Tarín no se ha negado a tomar el cargo (por el contrario, le urgía hacerlo), tampoco se le han suspendido sus derechos aun y cuando está internado en un Cereso, tampoco se le puede considerar delincuente ya que eso lo determinará el juez en varios meses.

De hecho si hay forma de hacerlo, pero la verdad es que la Cámara prefiere poner cualquier pretexto para no emitir la declaración pues ello implicaría en automático convocar a una elección extraordinaria y la verdad es que nadie quiere llegar a ese escenario por lo costoso y desgastante que puede resultar organizar todo un proceso electoral para ocupar un solo cargo, y que además duraría menos de un año en funciones.

Así que para bien o para mal, no habrá legislador nuevo en el Distrito 09.

 

En un mundo ideal no existirían diputados plurinominales, porque bajo el argumento de que son “representes” minorías, todos los partidos políticos usan esos espacios en las tribunas parlamentarias para beneficios meramente partidistas y negocian muy bien las iniciativas que se someten a votación. Es decir, los pluris, son en muchos de los casos funcionarios becados a los que sus partidos quieren recompensar.

Los partidos los usan para que inclinen la balanza a favor de aquello que es conveniente votar a favor; pero ya que se ve muy lejos la posibilidad de que se acabe esa figura, cuando menos le surgió la idea  a la diputada local del PRI Adriana Fuentes Téllez de que se realicen las modificaciones a la ley electoral del estado de Chihuahua y se pongan candados a la reelección de diputados que caen en esa modalidad.

De tal manera que aquellos que sean propuestos por los partidos para la reelección, también hagan campaña y se ganen el voto de los ciudadanos. Dice la legisladora tricolor que es válida la representación proporcional, sin embargo una vez que la persona ya legisló durante su periodo de ley debe también buscar el aval de la ciudadanía mediante el voto,.

De entrada la medida suena bien… ojalá la aprueben.

Lo anterior porque actualmente quienes ocupan un espacio en el Congreso del Estado por la vía plurinominal, no están obligados a contar con casa de enlace y por consiguiente no visitan distritos y la gente ni los conoce.

 

Por diversas irregularidades en el ejercicio de la pasada administración estatal, en lo que compete a la Fiscalía General del Estado en la zona norte se desarrollan indagatorias en torno a desaparición de expedientes, casos que se cerraron de manera arbitraria y maquillaje de estadísticas, por lo cual sus anteriores titulares podrían ser citados a comparecer según se requiera, de acuerdo con Jorge Nava López, fiscal general en esta zona.

Bajo ese panorama sus antecesores, Jorge González Nicolás y Enrique Villarreal Macías, quienes encabezaron esa dependencia, forman parte de las personas a las que se indaga por el ejercicio de su cargo.

Sin embargo tras declaraciones del propio gobernador Javier Corral, quien acusa al ex titular de la Fiscalía González Nicolás de haber ordenado la desaparición de expedientes bien el cierre de los mismos, ahora se trabaja de tal manera que se puedan conjuntar las evidencias que permitan acreditar un mal desempeño, corrupción y hasta abusos de poder, más lo que resulte.

Lo cierto es que a partir de 2014 y hasta el cierre de la gestión estatal priista, hubo meses en los que no contaron 50 asesinatos o incluso más, para no afectar a los números que le daban una mejor posición a Chihuahua como un estado en plena recuperación. Esa es parte de las investigaciones que ahora se hacen a las antiguas autoridades, según los actuales funcionarios.

 

 

Quizá sea un detalle mínimo que solo quede para el anecdotario, pero si se ha visto raro el hecho de que el gobernador Javier Corral Jurado hay sido el único mandatario que no llevaba corbata.

Primero estuvo en la reunión urgente que convocó el presidente Peña Nieto a los gobernadores y gabinete para revisar el tema de la violencia contra periodistas, y ningún otro participante iba sin dicha prenda. Luego en fue parte de la  Reunión de la Comisión Ejecutiva de Seguridad y Justicia, de la Conferencia Nacional de Gobernadores, y para variar de nuevo era el único sin corbata.

Habrá quien no le de importancia, pero en el fondo dicha prenda es una representación de la formalidad ante un evento. Corral en ocasiones pareciera que no entiende del todo la figura que ocupa, ahora es el titular del Ejecutivo y ello implica vestirse acorde la ocasión aunque ello no coincida con la imagen que él en lo personal hubiera querido proyectar.

Pero para eso están sus asesores, aunque pareciera que no le han servido de mucho en cuanto a lo que busca reflejar en su persona pública.