26.3°C / 79.4°F
$17.40 - $18.40

Ciudadanos piden foto multas… en Jalisco.

Por: Alejandro Velasco | 18 de mayo, 2017 - 03:15 | Opinión |

Mientras que en ciudad Juárez, ciudadanos y abogados se quejan por la puesta en marcha de los puntos de revisión para detector guiadores ebrios, mejor conocidos como retenes y en Chihuahua de las foto multas por parte de las autoridades por considerar ambas medidas inconstitucionales además de creer que no es adecuada la forma en que se verifica si el conductor de un vehículo presenta algún grado de ebriedad o no, ya que no confían en los agentes ni en el alcoholímetro, dado que hay forma de que alguien les garantice que tal dispositivo está bien calibrado; en Guadalajara Jalisco tres organizaciones civiles están solicitando al gobernador de esa entidad, Aristóteles Sandoval, que regrese estas medidas, pues recientemente las quito para su evaluación y posible modificación con miras a hacerlas más cercanas a la población

Es el caso de las organizaciones, Victimas de la Violencia Vial, Jóvenes Salvaguarda y Click por Amor Abróchalos, que en el caso de Jóvenes Salvaguarda, tuve la oportunidad de platicar con su directora, Yessica Hernández Muñoz, quien comentó que en Guadalajara desde el 2011 comenzaron con más rigor las dos medidas, la de las foto multas y la de ebrios al volante, mismas que habían logrado bajar los índices de accidentes relacionados con la alta velocidad y la mezcla del alcoholo con el volante en un 15%, por lo que los resultados eran muy alentadores, pues se tiene el compromiso de bajar estas incidencias hasta en un 50%.

Yessica reconoció que a los tapatíos tampoco les gusta mucho la aplicación de los dos programas mencionados, pero los números son la mejor prueba de su efectividad, pues también se han quejado, sobre todo, de que no se sabe en qué puntos están las revisiones ni las cámaras fotográficas que captan la imagen de las placas de los vehículos conducidos a exceso de velocidad, por lo mismo lo que solicitan es que se marque muy bien las ubicaciones, situación que contrario a lo que se pudiera pensar de que quien maneja a alta velocidad la bajará en lo que se acerca a la cámara, para volver a incrementarla en cuanto pase el dispositivo, reconoció que ello ocurre nada más al principio, porque después el conductor se acostumbra tanto que ya se queda al límite de lo que marca el reglamento.

Dijo que en aquella ciudad funciona un centro denominado “la curva” a donde llevan a los guiadores detectados con altos niveles de ebriedad, lugar en el que permanecen por algunas horas y dependiendo del grado de embriaguez, puede o no aplicarse una multa económica.

Además la joven que es madre de familia, afirma que contrario a lo que regularmente ocurren en donde quien encabeza una asociación civil la inicia porque pasó por una situación traumática y pretende prevenir que sucedan mas casos similares, en su experiencia no fue así, y lo que la mueve, es su afán de dejar una mejor ciudad para sus hijos, pues son muchos los casos de accidentes que ocurren en Jalisco, en los que se involucran; la alta velocidad, el manejar bajo la influencia del alcohol o la combinación de ambas

Incluso mencionó que su asociación y otras dos no tienen ninguna vinculación con el gobierno, pues de hecho ellos están presionando para que sea precisamente la autoridad quien regrese a la brevedad ambas medidas preventivas, pues se les había dado a conocer que se retomarían el pasado 15 de mayo, pero como esto no ocurrió, están presionando para que se cumpla y que lo que se ha alcanzado hasta el momento no se vaya perder, por la falta de continuidad.

La directora de Jóvenes Salvaguarda, afirma que quienes más se resisten tanto a las foto multas como al control de los conductores ebrios, son personas de 35 años para arriba, mientras que los muchachos de preparatoria y universidad se muestran bastante receptivos ante tales medidas.

Para Yessica, la situación no es nada complicada, a quien le moleste la posibilidad de ser detenido o pagar una multa, basta con no exceder los límites de velocidad ni manejar tomado.

Mientras en Juárez, a través de redes sociales es común leer la molestia que les causa a los juarenses los retenes antiebrios, pese a los muchos casos en los que se han presentado accidentes con saldos de personas muertas o con lesiones que los marcan para toda la vida y aun así no las aceptan, por lo pronto una de las ciudades más importantes del país, Guadalajara, empieza a someterse a este tipo de operativos que lo único que pretenden es bajar los accidentes, al menos esa es la idea.