34.8°C / 94.6°F
$17.26 - $18.29

Comerciantes adivinos

Por: Alejandro Velasco | 05 de mayo, 2017 - 03:15 | Opinión |

Hace aproximadamente dos semanas Cuauhtémoc Monreal Rocha, compañero del programa Tercera Ley que se transmite por esta estación a las tres de la tarde, dijo en su comentario de opinión que se publica en el portal netnoticias.mx, que los bodegueros del mercado de abastos y en supermercados de la ciudad le dijeron que en breve, el huevo sufriría un considerable incremento en su precio, tal aumento no sabían cuál era la razón simplemente le advertían y pedían que tomara sus previsiones, con la intensión de que se ahorrara unos pesos; esa afirmación llamó mi atención pues no había ninguna información en el plano nacional como para pensar que se daría el encarecimiento del mencionado producto alimenticio, por lo mismo en la primera oportunidad que tuve le pregunté a Monreal Rocha qué atribuían los comerciantes tal aumento en el precio del artículo en mención, a lo que me respondió que no supieron darle razón, solamente que a ellos les había llegado esa versión.

Esto se lo comento porque apenas ayer salió, ahora sí, la noticia de un brote de gripe aviar H7N3, el cual es altamente contagioso según el reporte de las autoridades de la Secretaría de Agricultura de México que fue realizado por personal de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), el virus de la gripe aviar fue encontrado en una granja comercial de la localidad de Tepatitlán de Morelos en el Estado de Jalisco.

La cepa se halló en gallinas ponedoras entre las 15 mil aves evaluadas.

“La finca donde ocurrió el hallazgo ya está bajo cuarentena y los animales fueron directo al matadero muy cerca del epicentro del brote”, informó la OIE.

Las autoridades señalan al virus H7N3 como una fuerte amenaza que afectaría a los pequeños productores avícolas mexicanos. Además, de estar presente en aves silvestres en forma natural, esto dicho por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

Pero fíjese que curioso, hace un par de semanas ya los comerciantes advertían del incremento en el precio del huevo sin razón aparente y apenas ayer se da a conocer del brote de gripe aviar precisamente en gallinas ponedoras, lo que dará como resultado menor producción de huevo y por ende el encarecimiento del alimento que está considerado como el más consumido por la población de nuestro país, sobre todo en el desayuno de buena parte de los mexicanos, pero además es ingrediente en una gran variedad de platillos de nuestra cocina, por lo mismo no es cosa menor su incremento, ya que se trata de un alimento altamente consumido, pues según datos del Instituto Nacional Avícola (INA), México es el quinto productor de huevo fresco a nivel mundial, pero el número uno en su consumo, alcanzando la importante cifra de  356 huevos al año en promedio per cápita.

Aquí pudieron haber ocurrido tres cosas; una que el brote ya había sucedido hace dos semanas y las autoridades lo mantuvieron en secreto, posiblemente con la intensión de no crear pánico entre los productores y el sector comercial;  dos; se trata de una estrategia para forzar a subir el precio del huevo y como en México cuando un producto sube, por el motivo que sea, por ejemplo que se deprecie nuestra moneda, porque subió el petróleo, por escases, etc., etc., cuando todo regresa a la normalidad, el producto en cuestión, aunque si baja, nunca llega a su precio original, siempre queda más arriba y en un porcentaje bastante alto, claro que si se le compara con el nivel alcanzado debido a la especulación, da la impresión de estar muy barato, pero la realidad es que no es así, y a partir de ahí su precio permanece para seguir incrementando ya de forma más moderada, pero insisto nunca a la baja. Y tres que los comerciantes sean adivinos como para poder predecir el futuro y ser 100% acertados, cosa que descartamos completamente, ya que de ser así se dedicarían a la adivinación, actividad sumamente lucrativa y que requiere de una mínima inversión.

Lo malo es que parece que estamos acostumbrados a estrategias que provocan especulación. Cosa que los comerciantes ya advirtieron y en ocasiones utilizan este recurso para poder incrementar su margen de ganancia sin que haya reclamos de parte de la población, pues los mexicanos preferimos pagar más, que quedarnos sin la mercancía solicitada y mientras las autoridades lo permitan, seguiremos en las mismas.