22°C / 71.6°F
$17.01 - $18.07

Por "cachar votos", Robles simula perseguir a Gabino

Por: Alfredo Martínez de Aguilar | 05 de mayo, 2017 - 05:47 | Opinión |

El ex priista, ex convergente, ex perredista y por ahora Comisionado Nacional del Partido del Trabajo Benjamín Robles Montoya es genialmente perverso. Aprendió en las cañerías del sistema político mexicano representado por el viejo PRI-gobierno al lado de los camachistas.

Para “cachar votos” a su favor a como dé lugar y en beneficio de él y sus incondicionales en las elecciones federales de 2018, se ha convertido en “caza fortunas” políticas y “caza recompensas” del ex gobernador Gabino Cué Monteagudo y su mafia de rateros conocidos.

El senador Benjamín Robles Montoya, informó que el Congreso local le notificó que iniciará el procedimiento de juicio político en contra del ex gobernador Gabino Cué Monteagudo.

Anunció que buscarán a Gabino Cué Monteagudo hasta debajo de las piedras, luego que el Congreso del Estado avaló iniciar el juicio político en contra del ex mandatario estatal.

Ésta que pareciera una positiva noticia, en realidad, no lo es, porque la demanda de juicio político de Benjamín Robles Montoya es una maniobra de mera simulación, toda vez que, además de tardado y engorroso difícilmente llevaría a la cárcel a Gabino Cué y sus rateros.

De no declararse improcedente la demanda de juicio político, seguramente a lo más que se llegaría sería a inhabilitar al ex gobernador y su mafia de rateros por algunos para detentar un cargo público en el Gobierno de Oaxaca, pero no en el Gobierno federal.

El juicio político puede comenzar durante el ejercicio de las funciones del servidor público o dentro del año posterior a la conclusión de su encargo, y deriva en una resolución administrativa y una sanción política, pero no hay la obligatoriedad de devolver lo robado.

De ahí nuestra fundada sospecha que la demanda de juicio político del senador Robles Montoya se trata de una simple maniobra de simulación porque no se demanda asegurar y confiscar el dinero saqueado por Gabino Cué Monteagudo y su mafia de rateros.

Muy diferente sería que el senador Benjamín Robles Montoya fortaleciera la integración de la Carpeta de Investigación correspondiente a su denuncia en la Procuraduría General de la República por probable delincuencia organizada y lavado de dinero.

El senador dio a conocer que este martes, la Cámara de Diputados les notificó que se iniciará el juicio político, por el cual el ex mandatario estatal deberá de comparecer ante el Pleno de la Cámara de Diputados.

Dijo que será la Comisión Instructora del Congreso Local quien iniciará la búsqueda del ex gobernador, quien fue señalado por el ahora petista, de corrupción cuando estuvo al frente del Gobierno del Estado.

Recordó que el pasado 24 de noviembre presentaron la solicitud de juicio político en contra del ex gobernador, el cual tuvo eco seis meses después.

Así resaltó, Gabino Cué Monteagudo será el primer gobernador en Oaxaca al que se le iniciará juicio político.

Confió que la Comisión Permanente Instructora haga su trabajo de manera legal y transparente, luego que la diputada del PRI, María Mercedes Rojas Saldada, fue la única de la comisión que no quiso firmar el documento.

"Esto demuestra que hay un apoyo del PRI para que no se iniciará el juicio político, por lo que pedimos a los diputados priistas a conducirse con legalidad".
Asimismo, llamó al gobernador Alejandro Murat Hinojosa a sacar las manos y que actúe con la ley.

Sobre la búsqueda de Gabino Cué pidió a la ciudadanía iniciar la búsqueda, aunque aclaró que será el Congreso quien deberá de hacerlo de manera formal.
Se espera que luego de este inicio de juicio político, los abogados del gobernador presenten las pruebas a su favor.

El inicio del juicio político de Gabino Cué Monteagudo fue firmado por María de Jesús Melgar Vásquez de Morena, Paola Gutiérrez Galindo del PRD, Jesús Romero López del PT y Juan Mendoza Reyes del PAN.

Aseguró que los legisladores llevarán a cabo lo correspondiente, por ello tratan de localizar al ex gobernador para notificarle de este proceso legislativo.

“Pero como ha sucedido con otros ex gobernadores de otros estados, no da la cara y no se le localiza, por ello estamos iniciando una campaña para que la ciudadanía nos apoye informando en donde lo vean”, dijo el senador.

Explicó que desde el 24 de noviembre de 2016 se inició la solicitud de juicio político, luego ratificaron la denuncia y este 2 de mayo le notificaron que se llevaría a cabo el procedimiento.

La justicia debe aplicarse en este caso, porque Gabino Cué Monteagudo resultó peor que los momentos más graves del priísmo en Oaxaca, abundó.

Sobre todo, señaló, porque junto con los funcionarios de su gobierno saquearon todo lo que pudieron de las arcas, dejaron sin dinero los programas, los hospitales, la atención a la sociedad.

“La campaña para localizar al ex gobernador se extenderá a otros estados y a donde se pueda, para que sea llamado a rendir cuentas, porque no puede quedarse el caso sin que nada pase, pues provocó muchos daños al estado”, dijo Robles Montoya.

La legislatura local inició la revisión de la denuncia de Juicio Político presentada contra el ex gobernador Gabino Cué, congelada desde marzo del año pasado, en la que se le acusa de violar reiteradamente múltiples disposiciones constitucionales y legales, que pueden constituir las conductas de Desvío de Recursos Públicos Federales, Enriquecimiento Ilícito y Tráfico de Influencias, establecidas en el artículo 81 de la Constitución de Oaxaca.

De acuerdo con la imputación presentada por el senador Benjamín Robles Montoya, Amira Cruz Ramírez y Alejandro Cruz Pimentel, se solicitó al poder legislativo iniciar formalmente Juicio Político contra el ex gobernante oaxaqueño por “distraer las rentas públicas del estado de los objetos a que están destinados por las leyes, por el desvío de recursos públicos que trastocan el funcionamiento normal de las instituciones y por violaciones graves a la Constitución”.

En la denuncia, se solicita a la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental la Promoción de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria por el posible daño, perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal.

Acusan a los “personajes públicos” cercanos al primer cuadro del ex gobernante, de mancillar la confianza que les fue depositada, quienes a través de sus acciones u omisiones se beneficiaron económicamente en detrimento del erario federal y estatal y más aún en perjuicio del pueblo de Oaxaca.

La corrupción, denuncian, ha tocado los sectores más sensibles de la sociedad oaxaqueña, frente a los escándalos del desfalco y fraude de programas sociales, adjudicaciones directas a empresas de amigos y familiares, el lucro con los pagos y sueldos de servidores, usurpación de funciones y actos de ilegalidad cometidos con esa personalidad.

“El principal responsable de conducir al estado de Oaxaca a una situación de lastre económico y de altos niveles de corrupción, es Gabino Cué Monteagudo”, resalta la denuncia, “es penoso y triste observar que Oaxaca no cambió y que las cosas siguen peor después de seis años”.

De nada sirvió que el gobierno de Gabino Cué recibiera uno de los presupuestos históricamente más altos del país, mismo que se fue incrementando en cada ejercicio fiscal, como se explica en la denuncia de Juicio Político, en los que se etiquetaron durante el sexenio recursos del orden de 438 mil 219 millones de pesos.

Es fundamental señalar el desproporcionado aumento de la deuda contraída, que en tan sólo seis años se incrementó en 10 mil millones de pesos, pasando de 4 mil 615 en 2010 a 14 mil 139 en 2016, sin que hasta la fecha se haya explicado con claridad al pueblo de Oaxaca en qué se utilizaron esos recursos que tendrán que pagar los contribuyentes.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) emitió constantes señalamientos al Gobierno de Gabino Cué por no contar con manuales de organización y procedimientos para el ejercicio de recursos del Fondo para Infraestructura Social Estatal (FISE), así como por la carencia de mecanismos de control por parte de la Secretaría de Finanzas, los cuales se desglosan en la denuncia por distintos montos y durante varios ejercicios fiscales.

De acuerdo con las pruebas aportadas en la denuncia de Juicio Político, el organismo fiscalizador detectó del 2011 al 2014 un monto de 5 mil 870 millones 967 mil pesos de recursos federales no solventados, así como 4 mil 841 millones 127 mil pesos que no fueron ejercidos.

Durante ese mismo lapso, se tuvieron que devolver por detrimento a la hacienda estatal 137 millones 701 mil pesos. “Lo anterior implica no sólo un verdadero desvío de recursos sino también la actualización de delitos en contra del erario estatal”, subraya la denuncia.

La condición indispensable para llevar a Juicio Político a Gabino Cué es que exista la voluntad política del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y del gobernador Alejandro Murat. Es todavía una posibilidad, pero real, ni tan remota ni tan lejana como pudiera creerse.

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila