32.7°C / 90.9°F
$16.50 - $17.50

¿Inseguridad a la baja?

Por: Alejandro Velasco | 21 de abril, 2017 - 03:15 | Opinión |

El asesinato de un hombre a las afueras de un gimnasio que se encuentra dentro de un centro comercial ubicado en las calles Paseo Triunfo de la Republica y Adolfo de la Huerta, mismo a quien en un principio se le identificó como conductor de la empresa Uber, información que mas tarde fue desmentida por el fiscal zona norte, Jorge Nava, quien afirmó que en realidad se trata de un incidente entre gente involucrada en el narcotráfico, preocupa a la ciudadanía, pues independientemente de a lo que se dedicara la persona asesinada, al final de cuentas se trata de una vida humana, además de que el ataque ocurrió en una plaza comercial y dentro de un corredor que se supone es de los seguros, por lo mismo el nerviosismo invade, sobre todo, a los juarenses que presenciaron el incidente y que de inmediato lo compartieron en redes sociales y lo comentaron con sus conocidos.

Y es que a nadie tranquiliza el saber que personas que se dedican al narco en cualquiera de sus modalidades, son a quienes van dirigidos estos atentados, pues en medio de ellos está la ciudadanía en general que acude a plazas comerciales, incluso en familia a realizar compras o alguna otra actividad recreativa y el darse cuenta o presenciar la violencia que termina con la vida de algunas personas, les echa a perder el día y lo que se suponía iba a ser una distracción después de una jornada pesada resulta mucho peor que haberse quedado en su casa

Por lo mismo los integrantes de la Mesa de Seguridad deben estar mas atentos a que se den los operativos preventivos y que estos brinden resultados y de ninguna manera, estar aplaudiendo cualquier pequeño lapso de paz que se registre en nuestra ciudad como ha ocurrido últimamente, pues ya salió Astrid González, quien es coordinadora del referido órgano ciudadano, a festejar que en lo que va del mes, apenas van 12 asesinatos violentos y de inmediato lo comparó con el mes pasado en el que fueron 68 al finalizar marzo.

Del mismo modo los dueños de tienditas de colonia y farmacias, siguen atendiendo a sus clientes detrás de rejas que ellos instalaron ante la incapacidad de las autoridades de brindarles la seguridad necesaria para poder ejercer el comercio con plena confianza de que no serán visitados por ladrones que además de asaltarlos, los amenazan y agreden, robándoles no solo sus mercancías sino también su tranquilidad.

A la inseguridad también se suma el incremento de robo de automóvil con y sin violencia, cosa que reconoció Astrid González, pero dejó eso para el último en la conferencia en la que dieron a conocer las cifras alegres de la reducción de homicidios violentos, al mismo tiempo que invitó a la población a hacer uso de la denuncia anónima a través del numero *2232, ya que insiste solo así se pueden reducir los índices delictivos, lo malo es que la población aun no confía en sus policías, pues las historias de gente que decidió denunciar y que le fue peor, porque mas se tardó en que lo atendieran las autoridades,  que en ser amenazado por sus agresores al atreverse a denunciarlos.

La gente tiene mas miedo a poner una acusación que a seguir padeciendo de la delincuencia, como en el caso de quienes soportan la extorsión, delito que desafortunadamente se sigue presentando, pero que la autoridad afirma ha disminuido de forma considerable al no recibir acusaciones al respecto.

Y mientras esto ocurre los jóvenes siguen siendo asediados por policías municipales cuando los ven solos en las calles y bajo el pretexto de una revisión de rutina los asustan y les quitan lo poco que traigan, que en la mayoría de los casos se trata de teléfonos celulares o algún otro artículo de valor que traigan consigo, por lo mismo urge que se atienda en serio el tema de la seguridad y no solamente presentar números que a nadie convencen, pues la percepción de la gente es otra, y mientras la mayoría no se sienta seguro en las calles de la ciudad, no se puede afirmar que se está avanzando en el tema.