13.7°C / 56.7°F
$17.12 - $18.17

Alejandro Murat escucha y camina al lado de la gente

Por: Alfredo Martínez de Aguilar | 14 de abril, 2017 - 10:49 | Opinión |

Religión y política son dos actividades humanas íntimamente ligadas entre sí. Desde que apareció una y otra sobre la faz de la Tierra van estrechamente de la mano. Se complementan de manera necesaria y hasta indispensable. Ambas comparten rituales y parafernalia semejante.

Jerarcas y ministros religiosos están investidos de un aura energética de innegable poder. La fe, la confianza y la esperanza de resolver sus problemas, lleva a la gente de los diversos sectores sociales a buscar hablar, tocar las ropas, las manos y abrazar efusivamente a ambos personajes.  

Hoy más que nunca el pueblo está urgido de poder acercarse a los jerarcas religiosos y gobernantes políticos, caminar a su lado, ser escuchados y de ser posible ser atendidos en sus ingentes demandas. Con voluntad todos los problemas tienen solución en este mundo.

Es totalmente entendible la actitud de los seres humanos como parte de la condición humana. Como mediadores ante Dios los jerarcas y ministros religiosos y ante los hombres los gobernantes, representan la última esperanza terrenal de solución a los problemas humanos.

A riesgo que me linchen las buenas conciencias, los políticamente correctos y los adversarios y enemigos de Alejandro Murat, es necesario reconocer objetivamente los aciertos de los gobernantes por más pequeños que éstos sean, contar lo bueno y positivo, también es noticia.

El pasado miércoles el gobernador Alejandro Murat Hinojosa realizó un recorrido por la calle de García Vigil en el centro de esta ciudad, para constatar las acciones de seguridad y de atención al turismo que ha emprendido su administración durante la presente temporada vacacional de Semana Santa.

En su trayecto el mandatario saludó a prestadores de servicios, comerciantes, turistas y ciudadanos oaxaqueños de quienes también escuchó algunas peticiones. Antes desayunó en el Restaurante Catedral con la secretaria de las Culturas y las Artes (Seculta) Ana Vásquez Colmenares y el director del Monte de Piedad, Edgardo Aguilar Escobar.

Luego de caminar por esta céntrica calle de la ciudad, el gobernador acudió al Museo de los Pintores Oaxaqueños (Mupo) -ubicado frente a la Alameda de León- en donde visitó la exposición “El infinito arte Femenino”, además recorrió las instalaciones y conoció los proyectos culturales que se tienen programados, así como las carencias de este lugar a las cuales se comprometió a dar solución.

En este mismo recinto cultural, el Jefe del Poder Ejecutivo hizo una invitación para que las y los paseantes elijan a Oaxaca como destino, ya que ofrece un sinfín de opciones para todos los gustos, muestra de ello, dijo, es la cifra del 75% de ocupación hotelera que posee Oaxaca a unos días de haber iniciado el periodo vacacional.

“Estamos invitando a más turistas a que vengan a visitar Oaxaca, estamos arriba del 75% de ocupación hotelera, así que los que aún están dudosos qué hacer este fin de semana, les invitamos a Oaxaca, ya que estamos listos para que tengan la oportunidad de disfrutar una gran experiencia”, añadió.

Posteriormente, Alejandro Murat Hinojosa recorrió la Alameda de León hasta el Zócalo de la ciudad, lugar de alta concentración turística, en donde saludó a niños, mujeres y hombres. Asimismo, acudió al módulo de información turística instalado en este mismo lugar, en donde constató el servicio de orientación que les brindan a los visitantes, además de escuchar a los paseantes sobre la atención recibida en Oaxaca.

Durante el recorrido, Murat Hinojosa estuvo acompañado del Secretario de Seguridad Pública del Estado, José Raymundo Tuñón Jáuregui; de la titular de la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca, Ana Vásquez Colmenares; del Secretario de Finanzas, Jorge Gallardo Casas; del Secretario de Desarrollo Social y Humano, Raúl Bolaños Cacho Cué; de la Directora del Registro Civil, Martha Alicia Escamilla León, entre otros funcionarios.

Gobernar a ras de suelo, es una de las mayores y mejores estrategias. Permite que la gente del pueblo se acerque, hable, toque, abrace y salude a las autoridades de los diversos órdenes de gobierno, exponga sus problemas y opiniones, y tenga la oportunidad de recibir una respuesta de viva voz del gobernante.

Como parte de las estrategias político-electorales, es obligado recurrir a esta acción, conocida popularmente como darse “baños de pueblo”, y que debiera continuar a lo largo de los trienios o sexenios de los Gobiernos municipales y estatales, para mantener la permanente comunicación entre gobernantes y gobernados.

Los periodistas de la vieja guardia extrañamos en la nueva clase política gobernante las grandes lecciones de vida cotidiana de la vieja clase política, que con inteligencia, humildad y prudencia, sabía ganarse y mantener el respeto y cariño del pueblo caminando y dialogando a su lado.

En el día a día realizaban acciones simples que calaban hondo para bien en el ánimo de la gente de los diversos sectores sociales al tener la oportunidad éstos de saludar a sus gobernantes o representantes populares o dirigentes políticos, quienes caminaban por las calles, se detenían a bolearse los zapatos en la Alameda de León o en el Zócalo capitalino.

A mediodía acudían a degustar algún aperitivo a las viejas cantinas ya desaparecidas de Chole La Gata, La Poblanita, también conocida como El Convento, con doña Gloria y, posteriormente, con sus hijas doña Tere y doña Carmen y los hijos de éstas, El Comanche y Pepe; con Galdino o con El Chato del Capri.

O bien, a los restaurantes de Clemente o Doña Elpidia, a El Guajolote y El Tule, con don Miguel Nájera o a los hoteles Marqués del Valle o Montealbán, luego a los restaurants El Regio y Catedral. Posteriormente, el obligado punto de reunión era el Bar del Jardín y, más recientemente el Restaurant El Vasco y El Terranova.

Y lo hacían por igual el gobernador, el líder del Congreso o el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado y el presidente municipal en turno. Fueron célebres las reuniones diarias del magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Esteban Silva y Escobar, uno de los más geniales juristas oaxaqueños.

O las extraordinarias tertulias de los Tres Alegres Compadres en la trastienda de la Sastrería Mario, Jorge Pérez Guerrero, Raúl Bolaños Cacho Güendulain y Carlos Lira Rodríguez. ¡Cómo se extraña su inteligencia, dignidad, sabiduría política su bonhomía como seres humanos y, sobre todo, su honestidad intelectual y material!

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila